Menú

¿Sobrevivirá el Perú a Toledo?

0
Qué pésima opción resultó siendo Alejandro Toledo. Su frivolidad e incompetencia para enfrentar los problemas van a ser su perdición. Terminada la crisis de los 71 secuestrados de la empresa argentina Techint, a cargo de tender los ductos del Proyecto Camisea para el transporte de gas natural en el departamento de Ayacucho, lo primero que hace es enviar un mensaje triunfalista en el que nadie cree.

“En el Perú no hay rebrote de terrorismo”, dijo el jefe de Estado, como para dar tranquilidad e irse, sin remordimientos, a Estados Unidos, donde ha sido invitado a un acto de clausura en la Universidad de Stanford, mientras que el país se encuentra bajo “estado de emergencia”.

Sin embargo, ya pocos dudan de que es el propio Toledo quien nos ha llevado a situaciones de inseguridad e incertidumbre, comparables a las que se vivieron durante el régimen populista y demagógico de Alan García, debido a su incapacidad para gobernar.

La crisis del secuestro múltiple en la provincia ayacuchana de Tocate no es más que un reflejo de ello. Y el señalamiento no es antojadizo. En enero de este año, la Policía Nacional alertó al entonces ministro del Interior, Gino Costa, sobre el desplazamiento de una columna de Sendero Luminoso, formada por cerca de 100 subversivos, hacia las instalaciones del gas de Camisea, de acuerdo a un documento reservado dado a conocer por el diario El Comercio.

Del informe de inteligencia se desprende que, los altos mandos gubernamentales sabían que el gasoducto que estaba construyendo la empresa argentina Techint era un posible objetivo senderista. En consecuencia, se elaboró un plan contraterrorista para la zona, el cual suponía, entre varias cosas, informar a Techint sobre los hechos detectados para que tomaran cartas en el asunto.

Empero, esta estrategia se interrumpió cuando el 27 de enero el ministro Costa renunció al cargo por falta de respaldo político del presidente de la República, quien había empezado a copar los cargos públicos con personajes vinculados a su entorno. Luego asume la cartera del Interior Alberto Sanabria, un hombre del partido de Toledo, sin ninguna experiencia en materia policial ni mayores credenciales en asuntos de inteligencia, salvo ser amigo del presidente.

En mayo último, de acuerdo a la información publicada por El Comercio, inteligencia policial volvió a insistir ante el ministerio del Interior sobre el riesgo que corrían las instalaciones del gas de Camisea, dado que se identificaron a subversivos que estaban alistándose para dar un golpe en el lugar. Y los hechos, ya conocidos, que han dado la vuelta al mundo, y que han espantado a no pocos inversionistas, no hacen sino confirmar que no se tomó la decisión de continuar con el plan trazado en el mes de enero.

El incidente de Techint revela claramente el relajamiento del gobierno toledista en un frente tan sensible como es el de la seguridad interna, que se proyecta como una metástasis y en forma inquietante a todos los sectores.

Pedro Salinas es corresponsal de la agencia © AIPE en Lima.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios