Menú
Percival Manglano

Carta de Pablo Iglesias a Nicolás Maduro

El día que salgamos de la OTAN, espero contar con tu apoyo para ingresar en Unasur y recibir asesoramiento militar cubano como ya lo recibe Venezuela.

El día que salgamos de la OTAN, espero contar con tu apoyo para ingresar en Unasur y recibir asesoramiento militar cubano como ya lo recibe Venezuela.

Nicolás Maduro Moros
Presidente

Palacio de Miraflores
Final Avenida Urdaneta, Esq. de Bolero,
Caracas, Distrito Capital.
República Bolivariana de Venezuela

Compañero bolivariano,

Te ruego, una vez más, que aceptes mis disculpas por no haber pasado a rendirte honores en mi reciente gira latinoamericana. Ya sé que estás molesto porque estuve con los compañeros de Ecuador y Bolivia, pero evité que me hiciesen una entrevista en Venezuela. Te confieso que estoy preocupado. En los medios chavistas se me está acusando de ser un "Judas" por renegar del chavismo y, peor aún, el ministro de Ecosocialismo le ha pedido al pueblo que, ante la falta de champú, no se lave el pelo (entenderás que me lo tome de manera personal).

No debemos dejar, querido Presidente, que las fuerzas imperialistas neoliberales siembren su pérfida cizaña entre nosotros. Están muy nerviosos ante nuestro auge y, desesperados, recurren a difundir las más viles insidias. Te reafirmo, como ya lo he dicho en el pasado, que Venezuela es una de las democracias más saludables del mundo y que Chávez nuestro que estás en el cielo es invencible. Más aún, siguiendo el modelo de la Revolución Bolivariana, con sus 14 canales públicos de televisión, me reafirmo en que el hecho mismo de que existan medios de comunicación privados ataca la libertad de expresión. Y, también, no tengas ninguna preocupación por el subversivo y encarcelado Leopoldo López; su mujer me ha escrito para que me interese por su situación y yo le he respondido pidiéndole que me mande más información. Así puedo estar tiempo. Entre tanto, me dedicaré a decir que se está politizando y manipulando el sufrimiento de la gente para atacarme (contrariamente a lo que hacemos nosotros con los desahuciados).

Quisiera, si me lo permites, informarte también, querido líder, de que acabo de ser elegido secretario general de nuestro proyecto político en España: Podemos. Hemos aplicado, claro está, el clásico modelo leninista de centralismo democrático: un secretario general, un Politburó de unas 10 personas (nosotros lo llamamos Consejo de Coordinación) y un Comité Central de unas 60 personas (Consejo Ciudadano). Tras crear la estructura nacional del Partido, nos aprestamos a tutelar la creación de las distintas ramas regionales y locales. Todo se hará de arriba abajo -como debe ser-, pero clamando en público que lo hacemos de abajo arriba.

Tras esta noticia que espero te llene de alegría y ayude a despejar los malentendidos que han podido surgir, me permito pedirte consejo. Como sabes, soy un gran admirador de la Revolución Francesa. Creo firmemente que la guillotina es la madre de la democracia. Me topé hace poco con la siguiente frase pronunciada por el diputado girondino Brissot en la Asamblea Francesa cuando ésta declaró la guerra a Gran Bretaña, el 1 de febrero de 1793 (una pena que Brissot muriese guillotinado en octubre de ese mismo año…): "Es preciso que tener dos trajes sea ahora un crimen para un ciudadano si uno sólo de sus hermanos está desnudo". ¡Qué magnífica frase! ¡Qué bien resume la filosofía revolucionaria! Es evidente que una guerra externa es la mejor forma de justificar la penuria que la Revolución produce. Así, la culpa de la pobreza no es del Gobierno revolucionario, ¡sino de sus enemigos externos!

He leído que la Revolución Bolivariana acaba de dar un nuevo y decidido paso hacia la prosperidad: se han racionado las compras en Zara a cinco prendas al mes. Este racionamiento, claro está, nada tiene que ver ni con los controles de divisas ni con los controles de precios en Venezuela. ¡Es culpa de los fascistas imperialistas yanquis, que propiciaron el fallido golpe de Estado de 2002!

Lo que te quería preguntar, compañero, es qué me recomendarías hiciese para crearme un enemigo exterior sobre el que apoyarme en momentos de dificultad. La Casta me sirve de enemigo interno ahora. Pero su utilidad caerá en cuanto tomemos el poder. Debemos reemplazar al enemigo interno por uno externo. Siguiendo tu inspiración, yo ya he empezado a decir que el Estado español debe salir de la OTAN y que habría que expulsar a las tropas yanquis de nuestro territorio. El día que salgamos de la OTAN, espero contar con tu apoyo para ingresar en Unasur y recibir asesoramiento militar cubano como ya lo recibe Venezuela.

Pero te confieso que EEUU me viene un poco lejos. Los recuerdos de 1898 son muy distantes y no creo poder asustar a los españoles con su fantasma durante mucho tiempo. ¿Quién más me recomendarías? ¿Alemania y la madrastra Merkel? ¿El Reino Unido y sus turistas borrachos? ¿Francia y sus centrales nucleares? ¿La Troika capitalista? Necesito, compañero, que me ilustres un poco la teoría: ¿cuáles son las cualidades del perfecto enemigo? Quedo a la espera de tus siempre bienvenidos consejos.

Me despido afectuosamente: ¡Patria, Socialismo o Muerte!

Pablo Iglesias
Secretario General de Podemos

N.B.: Esta carta es una sátira. No ha sido escrita por Pablo Iglesias sino por .

www.pmanglano.com

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador