Menú
Yolanda Estrada

Sánchez, libérate. Libéranos

Libérate, Sánchez. Quizá esa sea la única decisión positiva y buena por la que podamos recordarte.

Yolanda Estrada
0

A veces en la vida hay que saber hasta dónde puede llegar uno. Y tú has llegado a ese final, presidente Sánchez.

Conseguiste todo lo que te propusiste desde que soñaste aquello de ser presidente del Gobierno. Lo has conseguido, majete. Ya tienes una historia que contar a tus nietos. Dormiste en la Moncloa.

Pero ¡ya!

Sabes que eres incapaz de resolver esta situación, sabes que estás llevando a millones de personas a una situación de precariedad absoluta, sabes que estás mintiendo para mantenerte en el poder, sabes que estás lapidando el Estado de Derecho, sabes que tienes socios que son un peligro para la democracia. Sabes, Pedro Sánchez, que el último pacto con los defensores asesinos es tu sentencia política final.

Lo sabes.

No escuches más esos cantos de sirena, llámense Redondo o Iglesias. No lo hagas más. Dimite.

Si conoces de alguna manera el honor, márchate. No lo hagas por España, ni siquiera por los españoles. Hazlo por ti. Por los tuyos. De verdad, ¿por qué no dimites?

Hay momentos en la vida de cada uno de nosotros en que debemos decidir. "Hasta aquí he llegado". Tu momento llegó hace mucho tiempo, pero no lo viste. Tu momento pasó. Y ahora tu momento lo tienes delante de los ojos y te hace prisionero de tus mismas traiciones. Libérate. Márchate.

Más de 28.000 fallecidos, más de 28.000 familias destrozadas, rotas de dolor. Más de 28.000 personas con nombres y apellidos que has intentado ocultar bajo estadísticas y con ausencia total de la realidad a los españoles. Mientras nos mantienes confinados. Para estar ciegos, sordos y mudos.

No, Sánchez. Así no.

Y España llorando con amargura porque has pactado con los defensores de los asesinos terroristas. Tu traición no tiene límites.

¿Crees que esto no lo pagarás?

Pues yo estoy segura de que sí. Políticamente, sin ninguna duda. Judicialmente, también. Lo espero y lo deseo. Por el bien de nuestro país, de nuestro Estado de Derecho, por las víctimas y por la Libertad.

Por eso te invito a reflexionar, a liberarte. Hazlo, por favor.

Estás inmolándote junto a aquellos que no creen en la democracia. ¿Ese era tu sueño?

Presidente Sánchez: a pesar de que tus decisiones ideológicas y políticas nos han causado un daño irreparable en esta pandemia, no te deseo ese daño. Más allá del que dicte la justicia, por supuesto.

Libérate y libéranos.

Recoge todas tus pertenencias de la Moncloa, colchón incluido, y toma la dirección hacia Pozuelo. Vuelve a tu casa. Confínate en ella, como nos has tenido a todos los españoles. Reflexiona. Y luego, explícalo allá donde te llamen.

Todos los presidentes que ha habido en España en democracia son recordados por cosas buenas y malas. Todos ellos. Sin excepción. ¿Cómo crees que vamos a recordarte? ¡Cuánto nos va a costar encontrar algo bueno! Libérate ya.

Podría señalarte como el presidente de la pandemia. El presidente de los que quieren romper españa. El presidente del comunismo bolivariano. El presidente de la mayor crisis económica. El presidente que pactó con Bildu. El presidente de la mentira. Y, por último, el presidente que nos limitó derechos y libertades, nos quiso callar, nos quiso controlar, nos quiso anular y nos quiso confinar indefinidamente.

Hay razones que son inapelables, y aquí puedes leer unas cuantas para que reflexiones. Libérate, Sánchez. Quizá esa sea la única decisión positiva y buena por la que podamos recordarte. Porque tu liberación, sin duda, será la liberación de todos los españoles.


Yolanda Estrada, diputada del PP en la Asamblea de Madrid.

En España

    0
    comentarios

    Servicios