Menú
Zoé Valdés

45.000… Cuarenta y cinco mil… Una y otra vez

Cuarenta y cinco mil muertes en España debido no solamente al coronavirus sino a la negligencia del Gobierno.

Zoé Valdés
0

Cuarenta y cinco mil, repetidlo en mantra, una y otra vez… Cuarenta y cinco mil muertes en España debido no solamente al coronavirus, además a la negligencia del Gobierno a la hora de enfrentar y manejar la tragedia sanitaria provocada por los comunistas chinos.

Cuarenta y cinco mil… Una cifra seguramente redondeada y quién sabe si pronunciada por lo bajito. Francia no anda muy lejos en cantidad: treinta mil doscientas veintitrés muertes. Aunque si comparamos cifras echando mano de la relación poblacional, España, con 46,9 millones de habitantes, se fue clara y tristemente muy por encima de Francia (66,9 millones).

Cuarenta y cinco mil… Tiene mucha razón Pablo Casado, el líder del PP, al preguntar con insistencia qué aplauden y de qué se ríen los ministros del Gobierno social-comunista. Sólo puede haber una respuesta: se ríen porque los social-comunistas gozan un montón con la muerte.

Cuarenta y cinco mil… Que el Gobierno de Pedro Sánchez es un Gobierno genocida desde el 8 de marzo de este año no hay que ponerlo en duda ni un instante. Cuarenta y cinco mil… Repetidlo…

Cuarenta y cinco mil… Que han tenido la cara de concreto armado al salir públicamente mandándose chistecitos, soltando comentarios malintencionados, risitas groseras y hasta atreviéndose a poner cara de sobrados, es soberbiamente evidente. No se sorprendan, así actúan los social-comunistas. Ese es el tono de su mala educación, modales cero, sensibilidad ninguna. Había que sacar a las ultrafeministas oportunistas a la calle a que dieran su espectáculo extremista y nauseabundo, pues se hizo. Que se mueran los otros, y cuantas más muertes pues… Qué le vamos a hacer. Cuarenta y cinco mil… y métele lápiz…

Cuarenta y cinco mil, oye… La muerte les va como anillo al dedo, forma parte de su cosquilleo interno, del ritual. Recuerden el lema de "¡Patria o muerte! ¡Venceremos!" en Cuba. Y hubo y hay más muertes que patria y país. La mentira y la muerte han vencido allá y hasta en el exilio sobre la verdad y la vida.

Cuarenta y cinco mil, Dios… No me extrañará, si es que no lo ha hecho ya, que mañana un dicharachero Sánchez salga a arengar al pueblo español con un lema bastante parecido, igual camuflado en cualquier cosilla ligera, que es lo que se usa ahora: colar la basura y el terror por debajo del tapete social-demócrata.

Cuarenta y cinco mil… Pablo Casado hace bien en ponerles los puntos sobre las íes, aunque a mi juicio debiera ser más contundente. Se me ocurre algo así como proyectar permanentemente en alguna pared gigante, céntrica, y accesible a la mirada de todos, los nombres de cada una de las víctimas de la plandemia. Con la intención de que nadie olvide, de que a diario se tenga en cuenta, no únicamente quiénes son las personas fallecidas, además quiénes son los responsables de su fallecimiento. 45.000, 45.000, 45.000…

Cuarenta y cinco mil, sólo en España… El primer responsable es desde luego el Partido Comunista Chino. Después, Pedro Sánchez junto a cada uno de sus ministros, que además serán los responsables de la crisis económica que se avecina, mientras la China comunista se vuelve más rica día tras día y a la vista de todos. Cuarenta y cinco mil españoles han pagado con sus vidas para que esa riqueza continúe creciendo desvergonzadamente.

Cuarenta y cinco mil, y sigue sumando a diario… En este sinvivir en el que nos han convertido la existencia, cuanto más rectos y exigentes seamos, menos daño nos caerá encima. Aunque el daño es ya un hecho inevitable e irreversible, en presente y en futuro.

Cuarenta y cinco mil… Como un mantra, y lo que falta…

En España

    0
    comentarios

    Servicios