Menú

La prensa extranjera recalca el mensaje contra el laicismo de Zapatero

La mayoría de los periodistas extranjeros que cubren la visita del Papa coinciden en que el pontífice ha vuelto a mostrar su preocupación por la secularización de Europa, mientras que otros destacan que ha enviado un mensaje contra el Gobierno.

Siguiendo la consagración de la Sagrada Familia, la veterana periodista portuguesa Aura Miguel, quien ya lleva dieciocho desplazamientos con Benedicto XVI, comenta que las palabras del pontífice son el reflejo "de las preocupaciones que tiene desde hace tiempo por Europa y la conciencia de que está perdiendo la fe".

Miguel, de Radio Renascença, mantiene que el Papa es "muy consciente" de que este fenómeno provoca "desafíos a la Iglesia de hoy, que ya no es como antes" y que debe, desde la base, explicarse que "Dios no es el enemigo del hombre, sino su amigo".

Para el redactor jefe de la revista italiana Famiglia Cristiana, Alberto Bobbio, el obispo de Roma ha querido resaltar que con la "secularización y la modernidad es necesario encontrar un nuevo camino de diálogo", que incluya, entre otros, tanto a los jóvenes como al mundo de la cultura.

Asimismo, ha considerado que la reflexión que hizo en el avión sobre la laicidad en España quiere contribuir a que este país "encuentre la memoria del pasado".

De diferente manera analiza la visita del pontífice a Santiago de Compostela y a Barcelona el delegado en España de la cadena Al Jazeera, Aiman Zoubir, quien opina que no se han cumplido las expectativas levantadas antes del viaje, especialmente en Barcelona, donde "ha sido recibido con mucha frialdad por parte de los ciudadanos".

Sobre las palabras pronunciadas entre el sábado y el domingo por el pontífice, Zoubir asevera que son "un mensaje en contra de las líneas generales de las políticas del Gobierno".

Para Josephine Bataille, redactora de la revista católica francesa Le vie, lo interesante del viaje es ver cómo el Papa fue primero a Santiago de Compostela, un lugar "enraizado con la tradición", y luego se ha desplazado hasta Cataluña, "a una sociedad con problemas de secularización y con una Iglesia con otra identidad".

En su opinión, sin embargo, el viaje a Barcelona para consagrar la Sagrada Familia, también es un "reconocimiento a la Iglesia catalana".

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso