Menú

"Wyoming pagará caro sus gracias, que ponen en peligro a mi familia "

El periodista, que continúa recuperándose en el hospital de la paliza sufrida, ha querido desvincular la querella contra El Intermedio de su agresión. No obstante, señala que Wyoming, con sus gracias "pone en peligro a su familia" porque "encienden el odio hacia mí" e invitan a ir contra ellos.

Hermann Tertsch, aún hospitalizado por la brutal agresión que sufrió el 7 de diembre, quiere desvincular la paliza que le propinaron, de la querella que él interpuso contra La Sexta y El Intermedio, según publica La Razón.

El periodista afirma que "nunca he dicho que Wyoming estuviera vinculado a la agresión, y ésta no tiene nada que ver con la querella" aunque no exime al presentador de El Intermedio de su responsabilidad "Va a pagar caro sus gracias que ponen en peligro a toda mi familia y a mí, porque son una invitación a ir contra nosotros" asegura.

Tertsch considera que las "gracias" de José Miguel Monzón, en las que insinúa que es un asesino, no son inocuas ya que "esta vez no ha tenido nada que ver, pero otra cosa es lo que pueda pasar en el futuro, porque con sus palabras enciende odio hacia mí".

El Director de Diario de la Noche – que permanecerá de baja hasta Enero- considera que la rueda de prensa de el Gran Wyoming "lo único que buscaba era apiñar a la izquierda, al "antiaguirrismo" y hacerse la víctima, porque sabe por ese programa lo va a pagar caro".

Además, asegura a La Razón que muchas de las informaciones que circulan sobre la paliza son falsas. En primer lugar, ha desmentido que la zona de copas donde fue agredido pertenezca al barrio madrileño de Chueca, y que asegurar que se trató de una "pelea de bar" se justifica solo con "una vocación de desacreditarme".

Además, añade que ese tipo de lesiones, no pudo producirse por una reyerta, porque "los médicos me han dicho que la fractura que tengo solo me la podría haber hecho tras una caída de un quinto piso". Lo único cierto, según relata el periodista es que  "me dieron un golpe bestial por detrás, que me levantó por los aires y me hizo volar tres metros".

Sobre su agresor, Tertsch continúa sin tener datos, aunque asegura que: "Desde el principio pensé que era alguien a quien le caía mal. Por mis ideas me insultan mucho por la calle y pueden haber sido moros, antifascistas, o gente normal del cine o de la SGAE".

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 45 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro