Menú

Los detenidos de la operación de corrupción en Cataluña declaran ante Garzón

Los dos ex altos cargos de la Generalidad Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, el ex diputado del PSC Luis García, el empresario Manuel Carrillo y el alcalde de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, detenidos junto a otras cuatro personas en la operación "Pretoria", han comparecido ya ante Garzón.

A las 7:30 de la mañana llegaron a la Audiencia Nacional los nueve imputados en la operación Pretoria. Tres horas después comenzaban a declarar ante el titular del juzgado Número 5 de instrucción, Baltasar Garzón. El primero que ha declarado ante el juez ha sido el consejero delegado de la empresa Limasa Mediterranea, Manuel Carrillo, para el que la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado su ingreso en prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros.

Durante su comparecencia, que ha durado algo menos de una hora, Carillo se ha desvinculado de la presunta trama de corrupción urbanística, según han informado fuentes jurídicas. El empresario quedó en libertad el pasado miércoles tras declarar en la Comandancia de la Guardia Civil de Las Rozas (Madrid), situación que hasta el momento se mantiene; aunque Garzón lo ha citado a partir de las ocho de esta tarde para comunicarle su situación procesal.

Tras Carrillo, el turno ha sido para el ex secretario general de la Presidencia en la Generalitat catalana Lluis Prenafeta, la mano derecha durante varios años de Jordi Puyol. El convergente ha declarado durante una hora y media y ha contestado a todas las preguntas del juez y del fiscal anticorrupción Luis Pastor.

El tercero en pasar por el despacho de Garzón en la Audiencia Nacional ha sido el ex diputado socialista Luis García, conocido como "Luigi" y supuesto cabecilla de la trama, cuyo interrogatorio ha sido el más largo de los practicados hasta ahora.

Tras Luigi a declarado Macià Alavedra, ex consejero en el gobierno catalán de Jordi Pujol. Alavedra ha comparecido después ante Garzón durante aproximadamente 45 minutos. Pasadas las 14.00 horas el juez tomaba declaración al alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Bartomeu Muñoz. El fiscal Anticorrupción Luis Pastor ha solicitado prisión incondicional para Muñoz. A continuación, los interrogatorios continuaron con la declaración de su concejal de Urbanismo Manuel Dobarco. 

En los calabozos de la sede de Audiencia Nacional, en la madrileña calle de Génova, esperan a ser interrogados por el magistrado los otros tres detenidos en el marco de esta operación.

Entre ellos se encuentran el director gerente de Servicios, Pasqual Vela, y los empresarios de la construcción Josep Singla, de la inmobiliaria Proinsa, y Lluis Casamitjana, presidente del grupo inmobiliario Espais.

Los ocho arrestados el pasado martes en Cataluña fueron trasladados ayer a Madrid, donde han pasado la noche en la cárcel de Soto del Real, antes de ser conducidos hasta la Audiencia Nacional donde han llegado esposados en un furgón de la Guardia Civil y les han entregado una bolsa de plástico con sus pertenencias.

Fuentes de la Audiencia Nacional han informado de que tras el interrogatorio de Muñoz está previsto que el magistrado interrumpa las declaraciones para comer y reanude las comparecencias a primera hora de la tarde.

Los detenidos, a quienes se les imputan los delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales y cohecho, comerán un bocadillo, al igual que el resto de presos que se encuentran en los calabozos del tribunal.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios