Menú

NOTA del Observatorio para la Libertad Religiosa

Reproducimos íntegramente la nota de prensa del Observatorio para la Libertad Religiosa "Los españoles no se despiertan todas las mañanas preocupados por seguir avanzando en la lacididad":

0
En relación a la primera comparecencia de la Vicepresidenta del Gobierno en la Comisión Constitucional del Congreso, en la que expresa su intención de modificar la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) quiere, en primer lugar, mostrar su satisfacción por el hecho de que un asunto tan importante como la Libertad Religiosa constituya una prioridad en este Ejecutivo. Conviene destacar que el hecho religioso es un hecho positivo, cuya práctica debe ser protegida y respetada, y toda iniciativa que vaya encaminada a este fin será considerada positiva.
 
Sin embargo, según las declaraciones de la misma vicepresidenta, la reforma de la LOLR de 1980 pretendería 'adecuarla a las nuevas circunstancias y al pluralismo religioso', así como "establecer garantías para la libertad de conciencia e incorporar los acuerdos hoy vigentes entre el Estado y otras confesiones religiosas". Ambos objetivos están contemplados en la actual Ley Orgánica, concretamente en su artículo 7, en lo referido a los acuerdos Estado con otras religiones y en toda la ley en lo que se refiere a la pluralidad religiosa.
 
En palabras de Marcial Cuquerella, presidente del OLRC "esto nos indica que, o bien la Sra. De la Vega no se ha leído la LOLR, o bien la pretensión de una reforma para "seguir avanzando" en la laicidad esconde otros objetivos que deben ser declarados a todos los españoles".
 
Según Cuquerella "los españoles no se despiertan todas las mañanas preocupados por seguir avanzando en la laicidad, los españoles quieren creer, dejar de creer o cambiar de creencia, y que ese derecho sea protegido en igualdad de condiciones, objetivo que cumple ampliamente la actual ley".
 
Por otro lado, sería un grave error que el Ejecutivo acometiera una reforma de estas características de forma unilateral, sin contar con los agentes sociales implicados, que tienen mucho que decir. Por ello, el OLRC se pone a disposición de la Vicepresidenta y solicita una reunión urgente para mantener un diálogo abierto de estos aspectos en las condiciones en las que se estime oportuno y prudente.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios