Menú

Sarkozy replica a Zapatero que no da lecciones a nadie ni tampoco le gusta que se las den a él

El cruce de declaraciones entre el ministro francés del Interior, Nicolas Sarkozy, y el presidente del Gobierno continúa. El miércoles Zapatero respondía a las críticas del ministro francés a la regularización masiva diciendo que no admitía lecciones de nadie y culpaba a Sarkozy de los disturbios de París hace un año. Este viernes, el mandatario galo insistió en Madrid en que las regularizaciones de inmigrantes indocumentados "no son una solución" y señaló que no da lecciones a nadie ni tampoco le gusta que se las den. Sarkozy abandonó la reunión ministerial sin participar en la foto de familia.

El cruce de declaraciones entre el ministro francés del Interior, Nicolas Sarkozy, y el presidente del Gobierno continúa. El miércoles Zapatero respondía a las críticas del ministro francés a la regularización masiva diciendo que no admitía lecciones de nadie y culpaba a Sarkozy de los disturbios de París hace un año. Este viernes, el mandatario galo insistió en Madrid en que las regularizaciones de inmigrantes indocumentados "no son una solución" y señaló que no da lecciones a nadie ni tampoco le gusta que se las den. Sarkozy abandonó la reunión ministerial sin participar en la foto de familia.

L D (Europa Press) Según Sarkozy "una persona regularizada en España tiene derecho a entrar en Francia, así que no es raro que decidamos juntos, eso es Europa. Creedme. No doy lecciones a nadie ni tampoco me gusta que me las den", afirmó el ministro galo a su llegada a la reunión de países mediterráneos de la Unión Europea para tratar la problemática de la inmigración ilegal.  "La regularizaciones no son una solución. Las regularizaciones masivas llevan consigo un efecto llamada. Francia lo experimentó con una regularización masiva en el 1997 y eso condujo a una explosión de solicitudes de asilo, así que no es la solución. Hace falta que juntos veamos cuál es la buena solución, que no es regularizar a todo el mundo", insistió.

En su opinión, los europeos deben "asumir" esta responsabilidad. "Espero que tomemos decisiones concretas, prácticas porque los europeos esperan que tomemos esas decisiones. Hablar esta bien pero actuar está mejor", hizo hincapié tras las palabras de Zapatero en el Congreso de los Diputados. Sobre las regulaciones "masivas" como la que aprobó España el pasado año, Sarkozy señaló que su posición es "bastante simple" al respecto. "Cuando un país regulariza, regulariza para él, pero también para todos los demás países porque estamos en el espacio Schengen y son decisiones que tenemos que tomar en conjunto", sentenció.

Se muestra "sorprendido" ante las palabras de Zapatero
 
El ministro francés del Interior ha afirmado estar "sorprendido" por las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados, sobre todo, cuando Francia siempre ha sido solidaria con España en la lucha contra la organización terrorista ETA. "Me ha sorprendido la declaración del señor Zapatero porque la solidaridad de Francia en la lucha contra ETA no ha tenido nunca en cuenta a los diferentes Gobiernos españoles. Francia siempre ha estado al lado de España y Francia nunca ha tenido un comentario sobre las diferentes evoluciones de la política española" afirmó el Ministro.
 
En su opinión, las palabras de Zapatero, en las que decía que no admitía lecciones de ningún país europeo, "no refleja la totalidad de su pensamiento porque si ha habido alguien que ha sido solidario con España, tanto del Gobierno del señor Aznar como del Gobierno del señor Zapatero, ese he sido yo".
 
Propone soluciones a la inmigración
  
Por eso, propuso tres pactos: el primero que esté centrado en la inmigración a la hora de "ponerse de acuerdo sobre los grandes principios". Segundo, establecer un procedimiento de asilo a nivel europeo. "Somos 25 en Europa y un refugiado político que aspire a ello puede presentar una solicitud a los 25 países. ¿Es qué no tenemos interés en establecer un único procedimiento y una única respuesta que valga para todos? ", se preguntó.
 
En tercer lugar, propuso que los Veinticinco compartan sus medios. "Es muy curioso que compartamos el mismo espacio y mantengamos nuestros consulados con visados para cada país y válidos para el resto", puso como ejemplo.
 
Sarkozy abandonó la reunión ministerial antes de la conclusión de los debates y no participó en la foto de familia que se realizó en la entrada principal del edificio de la Casa de América. Sarkozy fue el último responsable gubernamental en llegar a la sede de la reunión y el primero, por tanto, en dejar el edificio.
 
Tras las declaraciones de Sarkozy, el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, afirmó que el Gobierno no duda que la colaboración antiterrorista de Francia continuará en los mismos términos que hasta ahora. Camacho dejó claro que el Ejecutivo español no ha recibido ninguna advertencia de París por las críticas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Sarkozy el pasado miércoles. "La relación con el ministro del Interior francés va por encima de lo que es habitual con el resto de países que nos rodean. Es una relación afectuosa", subrayó el 'número dos' de Interior antes de minimizar el hecho de que el jefe de la delegación francesa abandonase antes de final la reunión de inmigración de los ocho países mediterráneos de la UE.

"España debe mucho a Francia en la colaboración en materia de lucha antiterrorista. Es evidente y a lo largo de los últimos años. No tengo ninguna duda de que va a continuar. (*) Tenemos una magnífica relación en todos los ámbitos con Francia. Tenemos una magnífica relación con el señor Sarkozy y estamos trabajando juntos y tenemos ideas muy similares en determinados ámbitos de la inmigración", aseguró.
 
De la Vega admite que no debe haber regularizaciones sin  más
 
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de La Vega, admitió a los ministros de la UE que "no debe haber regularizaciones sin más" de inmigrantes ilegales, y mostró su confianza en que "en un futuro próximo" todos los socios de la UE fijarán criterios comunes.  De la Vega se refirió a esta cuestión en la clausura de la reunión ministerial de países mediterráneos de la UE, si bien reiteró su defensa del proceso de regularización emprendido por el Gobierno al comienzo de la legislatura. La vicepresidenta recalcó que no debe haber regularizaciones "cuando no haya un contrata de trabajo" y "sin un pacto con los trabajadores y los agentes sociales".
 
"Cada caso ha de estudiarse individualmente. Desde luego, así lo hicimos nosotros en su momento y estoy segura de que en un futuro próximo todos actuaremos siguiendo los criterios, la política común que fijemos todos juntos en la Unión", recalcó. Dicho esto, la vicepresidenta reiteró que la inmigración irregular es un "problema común" de todos los países de la UE y advirtió de que, hasta el momento, "España está asumiendo esta enorme carga del rescate, la asistencia humanitaria y la acogida". En este sentido, señaló la importancia de que Europa sea consciente de que atender las necesidades sanitarias, sociales y asistenciales de los inmigrantes "es una tarea de todos". "Y nos corresponde a todos, incluyendo la acogida de los menores no acompañados", aseveró.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro