Menú

TIEMPOS DE CONSPIRACIÓN, VÍDEO Y ARREPENTIMIENTO

El tratamiento informativo de Federico Quevedo sobre del 11-M merece mención aparte. Pasó de un lado a otro sin inmutarse pero aprovechó para culpar, otra vez, a Federico Jiménez Losantos y a Pedro J. Ramírez. Quevedo apoya ahora a Carmen Martínez Castro en su querella contra el periodista Víctor Gago.

0
(Libertad Digital) El 6 de mayo de 2006, Federico Quevedo lanzó, negro sobre blanco, su versión sobre el 11-M. No se mordió la lengua:
 
  • “El 11-M fue el fruto de una conspiración de la que participó la izquierda española para echar al PP del poder. Tengo derecho a creerlo y, por lo tanto, a decirlo (…) Seguimos sin saber quién o quiénes fueron los autores intelectuales del atentado, y yo creo, y así lo digo, que siguen estando cerca de nosotros, tan cerca que casi podríamos hablar con ellos (…) Hay quienes prefieren pasar página, superar el dolor, olvidarlo todo... Yo no. No estoy dispuesto a hacerlo. Voy a seguir luchando desde mi pequeña trinchera contra la verdad oficial y la sumisión inevitable. Es mi obligación hacerlo. Me da igual lo que me llamen (…) Es un hecho que hoy algunos de los que en su día mataron, secuestraron y enterraron en cal viva en nombre del Estado campan a sus anchas e, incluso, se les trata como personas respetables. Siempre he creído que quien ha matado una vez en nombre de una determinada e interesada causa política puede volver a hacerlo sin importarle las consecuencias. Tengo derecho a dudar. Es más, por mi profesión, estoy obligado a dudar, y con más motivo si quienes se empeñan en hacerme creer una única verdad son los mismos que negaban entonces la existencia de los GAL y del crimen de Estado. Si lo hicieron una vez, ¿por qué no van a volver a hacerlo? (Artículo titulado "Quiero saber la verdad", publicado el 6 de mayo de 2006)
 
Después llegó la trama marroquí y las insinuaciones sobre el precio que pagó Zapatero por llegar al poder: Ceuta y Melilla, nada más y nada menos. Restando a Zapatero la capacidad de haber pergeñado el plan (que no aclara) apunta con cursivas a la x del GAL al que se refiere como "aspa de molino". Dice que fue la mano que meció la cuna y que estaba muy bien relacionada con la inteligencia del país vecino.
 
  • El presidente Rodríguez ha pactado la entrega de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla al Reino de Marruecos. Me consta que es así, aunque me lo desmientan por los cuatro costados, porque mis fuentes de información gozan de un acceso privilegiado (…) ¿A cambio de qué? He ahí la cuestión, porque es más que probable que Marruecos ya haya pagado su parte y que algo tenga que ver con el hecho de que hoy Rodríguez sea presidente y, si no, vayan a las páginas de los periódicos, a las más recientes hemerotecas, y simplemente aten cabos que les llevarán a puertos muy interesantes (...) Hay una mano que mece la cuna. Una mano que fue aspa de molino y que ha tenido una habilidad especial para seguir controlando los resortes del poder aun bajo la apariencia de un dorado retiro. Y, si no, que se lo pregunten a Alfonso Guerra. A mí me ha causado pavor. (Artículo titulado "La mano que mece la cuna o cómo ZP ha pactado con Marruecos el precio de su victoria: Ceuta y Melilla", publicado el 30 de septiembre de 2005)
 
Y pasada la época de conspiración llegó el arrepentimiento. Resulta que se dejó engañar. ¿Y a quién se puede culpar? Pues cerramos el círculo. A los de siempre:
 
  • “Entre otros a quienes desde las ondas se han dedicado durante toda la pasada legislatura a engañar a sus oyentes, primero, con una falsa versión de lo que ocurrió el 11-M y, después, pretendiendo influir desde la tribuna del micrófono en los destinos de un partido político”. (Artículo titulado "Soraya se propone revolucionar el PP, mal que le pese a Jiménez Losantos", publicado el 3 de abril de 2008)
 
En cuanto a sus insultos a la plataforma Peones Negros, que según Quevedo son la extrema derecha, mejor que leerle será verle y escucharle en este vídeo.
 

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco