Menú

Un ex asesor de Thatcher lamenta que Obama se crea la “filfa” del calentamiento global

El experto climatólogo, polemista y ex asesor de Margaret Thatcher Christopher Monckton ha denunciado las "mentiras" de Al Gore sobre el clima, y ha lamentado que Obama se haya creído una "filfa", “impulsada por la izquierda para acabar con la hegemonía occidental”.

0
El experto climatólogo, polemista y ex asesor de Margaret Thatcher Christopher Monckton ha denunciado las "mentiras" de Al Gore sobre el clima, y ha lamentado que Obama se haya creído una "filfa", “impulsada por la izquierda para acabar con la hegemonía occidental”.
Christopher Monckton. (Global Warming Heartland).

L D (EFE) "Pero al menos en España José María Aznar se ha dado cuenta de que lo que dicen no es verdad", ha subrayado Monckton, de visita en Madrid para defender las ideas de su libro: "¿Apocalipsis? ¡No! Por qué el calentamiento global no es una crisis global". Recientemente, el presidente de la República Checa Václav Klaus ya dudó en España de tales planteamientos, afirmando que "El calentamiento global es un intento de reprimir el desarrollo de la prosperidad en el mundo".

En una entrevista con Efe, Monckton ha argumentado que sólo "una pequeña minoría" de científicos cree que el ser humano es capaz de afectar el cambio climático, una idea “impulsada por la izquierda internacional para acabar con la hegemonía occidental".

Así, Monckton ha apuntado que los “extremistas climáticos” pretenden que en Occidente se reduzcan las emisiones de dióxido de carbono -"un gas perfectamente inofensivo y presente en el mundo desde hace decenas de miles de años"- en un 80 o 90 por ciento, "lo que supone una reducción proporcional de las economías occidentales".

"Pero no verás a nadie pedirle a China, Rusia o India una reducción semejante, porque son países de la izquierda y están autorizados a emitir todos los gases que quieran", apuntó. Entonces, ¿qué hace el ex vicepresidente estadounidense Al Gore defendiendo estas teorías?. De hecho, el mismo miércoles la NASA reconoció el falseamiento de datos que favorecían a los amigos del calentamiento global, confesando que "copió" los resultados de septiembre en Rusia, lo que alteró la media de temperaturas haciendo que ésta se incrementase.

"Miente; Al Gore miente y lo sabe. Al Gore no sabe nada de ciencia, y si se creyera lo que cuenta no se habría comprado un apartamento de 4 millones de dólares en la costa de San Francisco el mismo año en que nos asusta a todos con que el nivel del mar va a subir seis o siete metros", ha explicado Monckton.

Autor de decenas de artículos sobre el tema, Monckton ganó popularidad con uno sobre "Las 35 mentiras de la película de Gore" y retándole a un debate que aún no ha sido aceptado. "Nunca lo será porque Gore no es capaz de defender las ideas que difunde y sabe que si lo intenta, le pondré contra las cuerdas en dos minutos".

En cuanto a la cumbre sobre cambio climático recién celebrada en Pekín, Monckton admitió que hay muchos problemas medio-ambientales causados por el hombre, pero “el clima no es uno de ellos, porque nuestra influencia es mínima”. Tampoco le impresionó el consenso alcanzado en dicha cita ya que “la ciencia no se decide por consenso, no es una democracia; la ciencia busca la verdad objetiva y lo que es científicamente verdad lo es, te guste o no”.

A su juicio, a los políticos “les resulta muy emocionante este sentimiento apocalíptico que impele a la clase política a salvar el mundo y a los votantes, pidiéndoles que cambien sus bombillas, se olviden de sus coches y cierren sus fábricas”, planteó. "Es facilísimo excitar a los políticos con un eslógan tan sexy como ‘salvad el planeta’; los políticos son como niños, dales algo así con lo que jugar y jugarán, por lo menos hasta que se aburran o los votantes se den cuenta de que los ‘datos objetivos’ que les presentan son mentira".

Tampoco la elección de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos augura nada bueno, según Monckton, ya que el demócrata "ya ha dicho que cree esta filfa del cambio climático al igual que la mayoría de los políticos; en España, al menos, José María Aznar se ha dado cuenta de que lo que nos están diciendo no es la verdad". Pese a todo, Monckton es optimista: "en mil años se verá que no tenían razón", y aun antes de eso "los políticos se aburrirán de este tema". Pero por ahora no.

Foto | Global Warming Heartland

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios