Menú

Wyoming apoya a los piquetes y Marichalar habla de porros por su pleito contra Época

Los diarios se frotan las manos con la jornada electoral de mañana en el PSM. El País sigue sin disimular sus preferencias por Trinidad Jiménez y continúa hablando de ventajosos sondeos. Otros no lo tienen tan claro. También se habla, y mucho, de la huelga.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Los flecos de la huelga siguen ocupando páginas en los periódicos. Casi todos se hacen eco del teatrillo entre Gobierno y sindicatos tras el amago de paro general. Frente a la solemnidad de Zapatero en RNE prometiendo que no tocaría un pelo de la reforma laboral, El Mundo desvela hoy que había mucho más tras los besos y sonrisas de De la Vega y Cándido Méndez en la SER. Marisa Cruz cuenta que el Gobierno está dispuesto a negociar la "letra pequeña" del reglamento con los sindicatos en temas como los ERE, los procesos de descuelgue de convenios colectivos y las bonificaciones empresariales. Será, eso sí, cuando las aguas se calmen. Mientras, en La Razón, hablan de "tongo" en los vídeos difundidos por CCOO para dar su versión de lo ocurrido frente a la empresa CASA el 29-S. Cuentan que falta sospechosamente algún fragmento relevante, como el acoso de los sindicalistas a un trabajador.

Así las cosas, sólo Público se sigue creyendo que haya un enconadísimo conflicto entre Gobierno y sindicatos. "Diálogo imposible", titula, apocalíptico, en su portada. Para apuntalar esta teoría que a estas alturas se creen ya pocos, incluye el diario una entrevista a Cándido Méndez, que sigue defendiendo a capa y espada el éxito de la convocatoria. Apunta que tendrá "un efecto electoral" y sostiene que llegó "en el momento justo". Contesta con un "no" a la pregunta de si llamará al presidente del Gobierno. Para él, está "rendido a la economía especulativa".

Marco Schwartz, en su columna, insiste en que hay divorcio entre ambos: "Mucho tendrá que esforzarse Zapatero para recomponer la relación con sus aliados sindicales". Y en contraportada, el gran Wyoming hace un tardío llamamiento a la huelga, justificando la convocatoria y saliendo en defensa de los piquetes. "La peor parte de los hechos violentos", dice, se la han llevado los sindicalistas. Según el periodista y showman, "debido a la demonización previa de estos piquetes (...), las consecuencias traumatológicas que sufran sus miembros se convierten en merecidas". Y apunta, tras criticar al presidente de la CEOE, que "la huelga es necesaria. Contra viento, marea, manipulación y estupidez".

La batalla entre Trinidad Jiménez y Tomás Gómez, que tras semanas de jugosos titulares llega ya a su fin, da sus últimos coletazos en este "día de reflexión" de primarias. El País habla de "pelea de los sondeos", con Gómez aireando una encuesta que, vaya por Dios, no ha llegado a manos del diario de Prisa. Sí disponen de uno de Trini, que dice que va a arrasar mañana con el 60 por ciento de los votos. ABC, mientras, cuenta que finalmente Ferraz sí pondrá cabinas para garantizar el voto secreto porque Jiménez "no se fía" del sector de Gómez. La Gaceta, mientras, apuesta por la victoria de Tomás. Cuentan que "saca a Trini 1000 votos de ventaja" y la "preocupación es máxima entre los que pilotan el poszapaterismo".

En El Mundo, el 11-M vuelve a ser noticia al llevar a portada la petición de condena para Moutaz Almallah, que ya no es considerado como autor intelectual del crimen. En el editorial, el diario de Pedro J. sostiene que "la Policía se inventó una película" sobre los atentados, "echando mano de los islamistas que tenía fichados". "Al final se ha demostrado que ninguno de esos presuntos cerebros tenía nada que ver con el 11-M, lo que pone en evidencia la parcialidad de la investigación policial".

Temas muy distintos son los que trata el mismo diario en el suplemento La Otra Crónica. Uno de los protagonistas es Jaime de Marichalar, quien, por boca de la periodista María Eugenia Yagüe, indica que él "no ha fumado un porro" en su vida, en alusión a un reportaje de la revista Época a la que un juez ha impuesto una fianza de más de un millón de euros. Cuentan que inició el pleito por sí mismo "y por mis hijos". La Gaceta, mientras, se hace eco en sus páginas de Sociedad de cómo será el otoño del ex de la Infanta Elena. Cuentan que estaría intentando colocarse en el mundo económico y que se ha convertido en asiduo de actos que suelen tener en común tintes políticos y económicos.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios