Menú

Tres millones de hambrientos en Nueva York y Rajoy, la gran baza electoral de Zapatero

Mientras los nuevos incidentes en Marruecos y el inicio de la liga se reparten las portadas de este lunes, lo más llamativo se esconde en las páginas interiores y, sobre todo, en algunos artículos de opinión como el de Casimiro García–Abadillo que revela la gran baza electoral de Zapatero.

0

Y esa baza no es otra que el candidato del PP, Mariano Rajoy, en una reflexión que el periodista de El Mundo atribuye al propio presidente del Gobierno y que coloca al final de un largo artículo en el que describe pormenorizadamente el durísimo calendario que el nuevo curso político reserva a Zapatero, además aderezado por la incertidumbre económica: "Ni el mago Merlín podría prever con certeza lo que ocurrirá en los próximos meses".

Mientras tanto, el mismo periódico nos cuenta que el propio aludido, ajeno a su condición de gran baza de su contrincante, ya tiene hasta casi decidido quién formará parte de su Gobierno o, al menos, que ya tiene "algunas ideas" al respecto. La verdad es que en su caso nos cuidaríamos de decirlo, dada la posibilidad de convertirnos en la primera lechera barbuda de la historia.

El repaso a la prensa debe seguir por otro artículo de opinión, en este caso una descacharrante pieza de Juan Manuel de Prada en ABC que lleva por título "El guardián de Dios" y en la que muestra su indignación por los turistas que entran hechos unos menesterosos en los templos, algo que "conturba el ánimo" del escritor.

Pero más allá de la temática del artículo lo curioso es el estilo que adquiere la prosa del autor de Coños, barroca hasta el paroxismo en párrafos como este:

"(...) el espectáculo de los turistas indecentes que se pasean por las iglesias como por un mercadillo playero, en camiseta de tirantes y pantalón corto, pavoneándose de la pelambre de sus canillas, de los morrillos de carne excedente de sus cinturas, de su muslamen injuriado por la celulitis, mientras disparan fotografías por doquier e intercambian comentarios vocingleros en la capilla del Santísimo, como los intercambiarían en un retrete comunal".

¿Insuperable? No estén tan seguros:

"Y así las iglesias se van convirtiendo en zocos de zafiedad impronunciable, donde la luz roja del sagrario tiembla acongojada, como debió de temblar ante las invasiones de los bárbaros".

Más acongojada temblará la luz del sagrario como le dé por leer una noticia del propio ABC en la que el mismísimo Muamar Gadafi dice, y encima lo dice en Roma, que "el islam debería ser la religión de Europa". Esperemos que Alá no haya dotado al líder libio del don de la profecía.

Más artículos de opinión en un día en el que los columnistas han estado especialmente sembrados. En El País la consejera de Justicia de la Generalidad de Cataluña, Montserrat Tura, improvisa una incursión en el periodismo con casi tanto acierto como su trabajo habitual en la política.

El artículo, titulado Indignación democrática nos sirve para descubrir en la señora Tura una escritura casi tan barroca como el propio Prada, si bien en auténtico y genuino "politiqués". Vean una muestra:

"Queda el trabajo duro, nada fácil, de fortalecernos en el espíritu del pacto institucional y reclamar y proclamar que aquel Estado plurinacional, pluricultural y plurilingüístico solo puede existir si las fuerzas del progreso abrazan con más fuerza que nunca el objetivo del federalismo".

Y también, y casi más importante, que a un buen político catalán no le importa reclamar algo sobre lo que no tienen ni la más remota idea. O bien no le importa mentir a sabiendas, que también podría ser la razón de un párrafo tan grotesco como éste: 

"Por definición, los Estados realmente federales son asimétricos, ya que las instituciones de cada realidad política evolucionan a ritmos diferentes (naciones en España, Estados en el caso de Estados Unidos, landers en el caso de Alemania), tan asimétricos que en Estados Unidos por el mismo delito algunos Estados aplican la pena de muerte y otros no".

Confundir la capacidad idéntica de estados iguales de dictar leyes penales con el hecho de que esas leyes prevean diferentes castigos es una de las muestras de ignorancia política más importantes que se han visto en los últimos tiempos en papel de periódico, y eso no es escaso mérito, señora Tura.

Última columna que les proponemos, por supuesto en Público que no puede faltar en un resumen como este. Y es que una columnista del diario de Roures, Nazanín Amirian, a quién hemos de confesar que no conocíamos hasta hoy pero a la que seguiremos con interés ya que hay poca gente capaz de afirmar por escrito que en Nueva York pasan hambre "tres millones y medio de personas de una urbe de ocho millones". Toma ya.

Y lo mejor es que se desmiente a sí misma en la siguiente línea (¿un ataque de pudor?): "El Banco de Alimentos neoyorquino calcula en unos 1.500 los desposeídos que hurgan en las basuras de la Gran Manzana en busca de comida". ¿Y qué hacen los otros 3.498.500? Por supuesto, el artículo acaba con cita de Marx, otro que era muy respetuoso con las cifras.

Para terminar con algo más ligero, no dejen de leer la interesantísima doble página que Público dedica a una noticia de alcance internacional: "2.500.000 españoles usan la bici a diario". Para ilustrarla, una imagen de ciclonudismo de un grupo de incautos que no se imaginan la que les puede caer encima como Juan Manuel de Prada les pille pasando en bicicleta y pelota picada por delante de una iglesia...

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios