print
EN NOVIEMBRE, SEGÚN EL INE

El turismo pierde peso en el PIB, tras hundirse las pernoctaciones hoteleras

La economía española carece de herramientas para recuperar la actividad. Al desplome inmobiliario, a la crisis industrial y a la caída de los servicios se suma la pérdida de vigor del sector turístico. Las pernoctaciones caen un 10,6% y el peso de esta actividad al PIB se reduce hasta el 10,7%.

Noticia publicada el 23-12-2008

(Libertad Digital) A pesar de que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, confiaba en que el turismo recogiera el testigo del sector del ladrillo para evitar la caída del PIB, a falta de unos días para que concluya el ejercicio este enfoque se ha quedado simplemente en una declaración de intenciones, tal como revelan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las pernoctaciones hoteleras se derrumbaron un 10,6% en noviembre respecto al mismo mes de 2007, un hecho que se constató con la independencia del país de origen de los turistas. En el caso de los nacionales, el descenso fue del 12,5%, mientras que la caída de las visitas extranjeras fueron del 8,7%.

Los dos principales mercados emisores del turismo español (Alemania y Reino Unido) están, como España, en recesión, lo que perjudica a las empresas que se dedican a esta actividad, por la pérdida de clientes. Ambos mercados experimentaron una caída del número de noches pasadas en hotel del 8,8% en el caso germano y del 12,1% en el británico.

Pérdida de peso en el PIB

Por ello, la actividad turística redujo una décima su peso sobre la economía española, al concentrar el 10,7% del PIB, dato que refleja en términos interanuales una "ralentización" en su crecimiento desde el año 2004, según pone de manifiesto el INE en los datos de la Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE) 2004-2007 publicados este martes.

En este sentido, el instituto señala que la demanda final turística alcanzó en 2007 los 111.984,2 millones de euros, lo que equivale al 10,7% del PIB de la economía española, con una variación estimada del 1,5% en términos reales y del 5,3% a precios corrientes.

El INE indica que en turismo internacional España se mantiene como el segundo país del mundo por la magnitud de los ingresos por turismo y la cifra de visitantes, con un consumo asociado al turismo internacional en 2007 de unos 49.415 millones de euros, lo que supone un 2,8% del PIB.

Asimismo, el estudio destaca que España alcanzó los 59,2 millones de viajeros internacionales, lo que representa cerca del 6,6% de todo el turismo mundial y el 12,2% del turismo hacia Europa.

A pesar de estos datos, el crecimiento del turismo receptor fue del 4,8%, tasa inferior a los registros medios de los años precedentes. En lo referente a los gastos de viajes de los residentes, el INE destaca el aumento del gasto de los viajes de los españoles en el exterior, que se situó en el 10,4% en 2007, frente al 8,6% del año precedente.

Por su parte, el gasto asociado a los viajes con destinos interiores se situó en el 4,5% en 2007, frente al 9% del año 2006, tras experimentar "una desaceleración". El gasto medio del conjunto de turistas se cifró en 94 euros al día, un euro más que en 2006.

El Instituto consideró que el saldo de ambos flujos -turismo receptor y emisor-, aunque continúa siendo claramente favorable para la economía española, se ve reducido en dos décimas frente al año precedente ante el descenso del número de visitantes, situándose en los 29.427,4 millones de euros en 2007, lo que representa el 2,8% del PIB.

No obstante, precisó que atendiendo al comportamiento de las distintas ramas del sector turístico, el valor añadido del transporte aéreo, del transporte terrestre y de las actividades recreativas, culturales y deportivas creció "por encima de la media" de la actividad vinculada al turismo y del total de la economía.

Por el contrario, los servicios de la restauración y los servicios de alojamiento experimentaron un crecimiento menor que el de la medida de la economía española.

Los viajes de negocios, el sector más dinámico

Por segmentos, el de los viajes de negocios fue el que tuvo un comportamiento más dinámico en 2007, aumentando de esta manera su contribución a la demanda turística global. Igualmente, el promedio del gasto medio diario en esta categoría fue superior al del conjunto de los turistas y alcanzó los 215 euros diarios el año pasado, tras experimentar un descenso de diez euros frente a 2006.

El segmento vacacional, que representa aproximadamente el 80% de los viajes con destino a España, siguió manteniéndose en tasas de crecimiento positivas, si bien se constató "cierta desaceleración" en 2007.




Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE