Menú

Un colegio religioso se lleva a sus alumnos a un acto político a favor de la 'inmersión'

El centro barcelonés avisó por email a los padres media hora antes del acto, lo que impidió que éstos pudieran evitar que sus hijos acudiesen.

34
Dibujo de niños con la señera en la mano publicada en la web del colegio

Una parte representativa de la Iglesia en Cataluña se ha convertido en firme defensora de la Generalidad y ha adoptado como suyas las tesis nacionalistas sobre la inmersión lingüística. El cardenal arzobispo de Barcelona, Martínez Sistach, y el obispo de Gerona, Francesc Pardo, ya se han manifestado públicamente a favor de la inmersión como un elemento indispensable en Cataluña.

También los colegios católicos comienzan a ejemplificar su apoyo a la inmersión, aunque no es la primera vez que se manifiestan a favor de la imposición lingüística del catalán.

Uno de los primeros ejemplos es el del Colegio Parroquial Sant Feliu de Cabrera del Mar, en Barcelona. Este colegio concertado y religioso ha llevado este lunes por la tarde a sus alumnos a un acto político a favor de la inmersión lingüística. El acto estaba programado a las cinco de la tarde, en horario lectivo, y avisaron a los padres apenas veinticinco minutos antes de que se llevara a cabo. Este escaso periodo de tiempo impedía por motivos obvios que muchos padres que no estuvieran de acuerdo con este acto que pudieran evitarlo.

Tal y como recoge Infocatólica, el correo electrónico enviado a los padres y que ha sido traducido del catalán decía lo siguiente:

"Queridas familias

Os queremos informar del acto que llevaremos a cabo este lunes por la tarde con toda la comunidad educativa: maestros, profesores y alumnos a favor de la Escuela en Catalán.

Será en la Pista Polideportiva Luisa Cortés a las 5 de la tarde. Estáis invitados a participar. Puede entrar por la puerta de la pista.

Por un país de todos, la escuela en catalán.

Atentamente,

Colegio Parroquial Sant Feliu"

Desde el colegio se justifican asegurando que los padres que no quisieran que sus hijos participaran en este acto de marcados tintes políticos debían haberlo dejado claro contestando el correo electrónico que ellos mismos habían enviado menos de media hora antes.

Cabe destacar que este centro educativo también incluye en su página web un faldón que dice de nuevo en catalán: "por un país de todos, la escuela en catalán". Del mismo modo, explican que esta escuela fue "fundada en septiembre de 1961 por el padre Raimon Canalias. Desde el primer momento se define como catalana, cristiana y activa y tiene por objetivo crear una escuela de calidad para todos, basada en los ideales de la Tierra".

El precedente de los obispos

El cardenal Sistach, dada su responsabilidad eclesial, es el religioso catalán que más claramente se ha posicionado. Cercano siempre a CiU y su entorno el prelado insistió en que el actual modelo lingüístico "evita la segregación escolar, favorece la cohesión social y consigue buen conocimiento del castellano y catalán".

De manera contundente se manifestó igualmente monseñor Francesc Pardo, obispo de Gerona, que afirmó que el proyecto Wert "es incomprensible por la importancia y el valor" de la lengua catalana y defendió que "más bien sería necesario poner al catalán una atención muy especial, promoverlo, y no sólo en la enseñanza". Además, añadió también que "quien ama la propia lengua tiene un respeto absoluto por las otras lenguas. Y las quiere. Por tanto, no entiendo este proyecto".

Las Escuelas Cristianas "catalanas"

Muy activa también se ha mostrado en este asunto la "Fundació Escola Cristiana de Catalunya", un lobby educativo que engloba en esta comunidad autónoma a más de 250.000 alumnos y está vinculada a la Iglesia de Cataluña. De hecho, el patrón de esta fundación es el propio arzobispo de Barcelona, el cardenal Lluís Martínez Sistach y está presidida por el jesuita Enric Puig.

Esta organización se ha manifestado abiertamente en contra del ministro Wert y en 2011 se manifestó igualmente a favor de la inmersión tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obligaba a suprimir la inmersión y llamaban al desacato.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    2. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    3. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Gobierno que le pague por la actuación policial del 1-O
    0
    comentarios

    Servicios