Menú

Rajoy calla hasta cinco veces sobre el fallo de Estrasburgo

El Gobierno, de nuevo, sobrepasado. También el PP, que no sabe qué hacer ante la concentración de las víctimas. Rajoy guardó silencio.

319

El Gobierno se vio sobrepasado y el presidente, simplemente, optó por el silencio. De nuevo, la política antiterrorista queda más en entredicho que nunca y aparecen los fantasmas. En privado, hablan de "asco" y "comprensión" hacia las víctimas, pero en público se muestra el acatamiento a la sentencia de Estrasburgo y el respeto a la rapidez mostrada por la Audiencia Nacional.

La indignación crece y el Ejecutivo, de momento, parece haber quedado superado por la situación. "Todo está dicho", en opinión de un portavoz oficial. "Ya hablaron los ministros del ramo", se escudaban a continuación. Era el intento de proteger a un Mariano Rajoy que, en el Congreso y cada vez que utilizaba los pasillos para entrar o para salir, era abordado por los periodistas sobre el asunto.

Del "buenos días" al "llueve mucho". Y así una y otra vez. Esto es, no tenía intención de pronunciarse sobre la espinosa cuestión y no se ha saltado su estrategia. Algunos, incluso dentro del propio PP, ya le achacan poca "altura de miras". "Podría haber hecho una breve declaración, salir en defensa de las víctimas, y listo", en opinión de un cargo destacado.

El PP no sabe qué hacer con la concentración

En Génova reconocen que la situación se antoja "muy difícil". Más aún, después de que las víctimas del terrorismo -de forma unánime- hayan anunciado una concentración para el próximo domingo en Madrid. En privado, miembros al alto nivel aseguraron que estudian la posibilidad de asistir, pero no hay nada confirmado. Oficialmente, el PP declinó hacer de momento una declaración oficial sobre si se adhiere, si permite que "a título personal" acudan sus dirigentes o, simplemente, hace como si nada.

A puerta cerrada, ante el Grupo Popular en el Senado, María Dolores de Cospedal puso el acento en la "repulsa" que provoca en el PP "que los delincuentes estén en la calle". Pero, a renglón seguido, dijo claramente que el Gobierno "tiene que acatar las sentencias". Entonces, la posibilidad de que las víctimas salieran a la calle era una posibilidad todavía no confirmada.

"No podemos manifestarnos contra el Gobierno, si finalmente es contra el Gobierno y, por otro lado, también parece difícil que podamos protestar contra la Audiencia Nacional o contra lo que dicen los tribunales. Nos podrían acusar de ir contra la Justicia, y eso no lo podemos hacer. Hay que reflexionar fríamente, porque no es fácil", era el análisis generalizado en el cuartel general de los populares.

Mientras, el Gobierno usa como defensa que ha reformado el Código Penal y promete que no existe negociación alguna con la banda terrorista. Ante la plana mayor del PP y en la última sesión de control, el propio Rajoy se pronunció a favor de la doctrina Parot. Si bien, todo parece ya muy lejano, y el presidente evitó repetidas cinco veces dar la cara: se le preguntó por la sentencia, pero también por las víctimas. Y no hubo respuesta.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jordi Cuixart: "El objetivo era protestar, no impedir los registros"
    2. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    3. Federico Jiménez Losantos: 'Del Camino de Santiago a la cuesta de Rajoy'
    4. Pedro de Tena: 'Rajoy, Sánchez, Rivera y el Error Puigdemont'
    5. Luis Herrero: 'Ruleta rusa'
    0
    comentarios

    Servicios