Menú

Un cineasta francés pone el 11-M patas arriba 13 años después de la masacre

Un cineasta francés de izquierdas, Cyrille Martin, reabre el caso con un documental en el que cuestiona la verdad oficial y que ya está disponible.

Libertad Digital
0
Una imagen del documental | Vimeo

Lo ha hecho a través de un documental titulado Un nuevo Dreyfus, Jamal Zougam ¿chivo expiatorio del 11-M? que ha publicado en la red a través del canal de vídeos VIMEO. En esta plataforma estará disponible hasta el próximo 11 de marzo, día en el que se cumplirán 13 años de la masacre.

Cyrille Martin confiesa que su intención es la de "reabrir el debate sobre el 11-M desde un punto de vista de izquierdas". Martin quiere así luchar contra "el racismo y la islamofobia" y parte de la sospecha de que el único condenado como autor material de la masacre, Jamal Zougam es, en realidad, inocente.

A lo largo del documental de hora y media, Martin desgrana el caso y las sospechas que condujeron hasta Jamal Zougam, una serie de sospechas que apuntan a que todas las pistas que dieron con los huesos del marroquí en la cárcel proceden de fuentes policiales sin identificar o de testimonios de dudosa veracidad, como el de las dos testigos rumanas que se desdijeron de sus declaraciones originales años después del atentado, para situar a Zougam al mismo tiempo en dos trenes distintos. Este testimonio, valió el ingreso en prisión y la condena a 42.000 años de cárcel para Jamal Zougam, pero para las testigos significó su reconocimiento como víctimas de la masacre –que no lo tenían– y el consiguiente acceso a una indemnización.

Declarado activista anti-OTAN, Cirille Martin dice que la sentencia del 11-M es fruto del "odio hacia la minoría musulmana" en occidente y por eso compara el caso Zougam con el de Alfred Dreyfus, el militar francés de origen judío que fue condenado injustamente por alta traición a finales del siglo XIX.

El argumentario que despliega Martin en su documental desgrana las contradicciones en las versiones de testigos y cuestiona el origen de las pruebas sobre las que se asienta la sentencia que dictó el juez Gómez Bermúdez. Pruebas como la mochila de Vallecas, los explosivos o la explosión en el piso de Leganés.

El cineasta francés divide el documental en ocho puntos fundamentales: la cobertura mediática, la instrucción, el juicio, la bolsa, los explosivos, Leganés, los testigos, la sentencia.

El documental, muy minucioso, destaca todos los puntos que en Libertad Digital y esRadio Luis del Pino ha ido desgranando a lo largo de estos años, y en el diario El Mundo el ya fallecido Fernando Múgica en sus Agujeros negros del 11-M. La prueba de la mochila de Vallecas –que él llama "extraña bolsa"– es la pieza clave sobre la que gira el caso, cuyo origen es difuso y sin confirmar, ya que apareció sin más.

Analiza otras pruebas como el Skoda Fabia, que fue encontrado con una orgía de pruebas islamistas. Según dice Martin en su documental, las huellas dactilares que se encontraron en su interior fueron atribuidas a personas completamente distintas según las diferentes versiones que circularon de los análisis.

Sobre la instrucción recuerda que las supuestas huellas dactilares de Jamal Zougam en la furgoneta que supuestamente transportó los explosivos, o las que se situaron en la casa de Morata de Tajuña donde se supone que se fabricaron las bombas, no existieron.

Finalmente, Martin, desmiente la tesis de que Al Qaeda reivindicara el 11-M, ya que el grupo que asumió la autoría suele hacerse responsable también de catástrofes naturales, por lo que carece de credibilidad.

No podía faltar el arma del crimen, el explosivo, que tampoco quedó claro en el juicio ni en la sentencia, ya que los peritajes hablaron de Tytadin, pese a que en la sentencia se dice que explotó goma2-ECO. También destaca Martin que durante tres años no se hicieron públicos los componentes de la dinamita que se analizó.

Las testigos rumanas o el episodio de la explosión en el piso de Leganés también se desgranan en este documental, exponiendo las lagunas en la vinculación de estas declaraciones y acontecimientos con la condena de Zougam.

Finalmente, Cyrille Martin analiza la sentencia, tras desgranar el rosario de pruebas de dudosa credibilidad que representan la columna vertebral del definitivo fallo judicial. El cineasta francés se confiesa estupefacto ante la rotunidad de una sentencia que da por buenas pruebas y testimonios que, según dice, no merecen credibilidad alguna.

Martin ha autoproducido su película, que en Francia ha sido difundida con el apoyo de la cooperativa Les Mutins de Pangée, una productora de documentales conocida por su militancia izquierdista.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Aparecen pasos de cebra pintados con la estelada
    2. Évole se ensaña con Puigdemont
    3. Así incumplen los Mossos las instrucciones de la Fiscalía
    4. Sale a la luz la causa de la muerte de Celia Fuentes
    5. Vídeo: Neymar intenta una filigrana y acaba de la peor manera posible
    0
    comentarios

    Servicios