Menú

El Estado Islámico reivindica la matanza de Orlando

El autor material Omar Mateen declaró su lealtad al Estado Islámico. La organización islamista ha reivindicado el atentado.

LD/Agencias
101
Exteriores de la sala donde se produjo el tiroteo | EFE

El autor de la matanza de esta madrugada en el club Pulse de Orlando (Florida), ha sido identificado como Omar Mir Sediq Mateen, de 29 años de edad, de la localidad de Port St. Lucie (también Florida), según han confirmado fuentes policiales a la cadena CBS.

Omar Mateen llamó poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencia 911 y declaró su lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI). Las autoridades tienen registrada una llamada de Mateen en la que declaró su lealtad al grupo islamista. Este grupo reivindicaba poco después, a través de sus canales habituales, la autoría del atentado.

Además, el agente del FBI Ron Hopper confirmó en rueda de prensa que el presunto autor de los disparos responde al nombre de Omar Mir Seddique Mateen y que llamó la atención de las autoridades en 2013 por primera vez.

Según Hopper, en aquel entonces Mateen hizo "comentarios incendiarios a sus compañeros de trabajo que dejaron entrever su posible lazo con terroristas", lo que llevó a las autoridades a hacer un registros de sus antecedentes, revisar cámaras de videovigilancia y entrevistarlo hasta en dos ocasiones. El oficial confirmó que las investigaciones se cerraron por falta de pruebas y la imposibilidad de confirmar la veracidad de esos comentarios.

Posteriormente, en 2014, apareció en el radar de las autoridades federales por su presunta relación con Moner Mohammad Abusalha, un terrorista con nacionalidad estadounidense que murió en un ataque suicida en Siria.

El FBI realizó una investigación y nuevamente entrevistó a Mateen, tras lo cual se determinó que "el contacto fue mínimo y no constituyó una amenaza en ese momento", de acuerdo con Hopper.

Conmoción en las autoridades de Florida

El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, ha reconocido que el ataque contra el club Pulse era "inimaginable" y ha señalado que ahora los esfuerzos se centran en la identificación de los cadáveres de las víctimas.

"Hoy nos enfrentamos a algo que nunca hubiéramos imaginado, algo que es inimaginable", ha afirmado en declaraciones a la prensa tras conocerse el nuevo balance de víctimas, que eleva a al menos 50 muertos y 53 hospitalizados, la mayoría en estado crítico.

Hasta ahora no se había determinado las motivaciones del tiroteo o si se trataba de un acto terrorista o de un ataque a la comunidad homosexual. No obstante, en unas declaraciones a los medios el gobernador de Florida, Rick Scott, afirmó que la matanza fue claramente un "acto de terrorismo" y declaró el estado de emergencia en el condado de Orange, donde se asienta la ciudad de Orlando.

"Ahora los esfuerzos se centran en identificar a las víctimas", ha asegurado el alcalde, que ha advertido sin embargo que "el proceso de identificación puede durar un tiempo, por lo que os pedimos paciencia porque queremos ser minuciosos". Además, ha informado de la puesta en marcha de una línea de información telefónica para las familias de las víctimas.

"Sigo estando muy orgulloso de nuestra comunidad que ha apoyado la respuesta" dada al ataque, ha declarado,al tiempo que ha destacado el respaldo del gobernador, del condado de Orange y de la Casa Blanca.

El senador por Florida, Bill Nelson, ha revelado que los servicios de Inteligencia estadounidenses sospechan de la posible implicación del Estado Islámico en el ataque. "La Comisión de Inteligencia (del Senado) cree que podría haber una conexión con el Estado Islámico", ha afirmado Nelson en declaraciones recogidas por la cadena de televisión WESH, filial para Florida de la NBC. Nelson ha subrayado que esta información no está confirmada aún, pero fuentes de los servicios secretos sospechan sobre una posible implicación del grupo islamista.

El incidente comenzó en torno a las 2:00 de la madrugada -las 8:00 hora peninsular española-, cuando el individuo se enfrento con la Policía antes de atrincherarse en el local, un conocido club de ambiente gay donde se encontraban al menos un centenar de asistentes que tomó como rehenes.

En la discoteca Pulse, situada en el centro de Orlando, hay todavía numerosos vehículos de la policía, de bomberos y ambulancias, según pudo constatar Efe desde el perímetro de seguridad de dos manzanas establecido alrededor.

La policía no ha divulgado todavía información sobre las víctimas de la matanza, pero se da por seguro que había muchos hispanos entre el público atraídos por una "Latin Nigth. Reggaeton, Bachata, Merengue, Salsa", según rezaba el cartel de la discoteca.

Mir Seddique, padre de Omar Mateen, descartó los motivos religiosos en el suceso y apuntó a la homofobia. "Esto no tiene nada que ver con la religión", dijo el padre en declaraciones a NBC News, en las que indicó que su hijo se enfadó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Estupor por la última actuación desafinada de Rosa López
    2. Guerra de navajazos tuiteros entre Daudén Ibáñez y Juan Carlos Rivero
    3. Todos contra Rivera: "Mentiroso, miserable, bodrio, populista..."
    4. Melissa Gilbert denuncia el acoso de Oliver Stone: "Me puso de rodillas en una audición"
    5. Ana Guerra ('OT') indigna a los canarios: "Me encantaría poder hablar castellano"
    0
    comentarios

    Servicios