Menú

Leopoldo López padre: "Si EEUU no varía su actitud será difícil ver un cambio en Venezuela"

El padre del preso político más famoso de Venezuela cree que el cambio en su país debe pasar por la presión internacional y, sobre todo, de EEUU.

0
Leopoldo López y el abogado venezolano William Cárdenas | C.Jordá

Leopoldo López padre ha estado este jueves en Madrid hablando para un grupo de periodistas en un desayuno organizado por The Experience Club y Madrid Foro Empresarial, analizando la situación dramática que vive su país y las expectativas que es razonable tener en mitad de un proceso de protestas callejeras que ha despertado definitivamente el lado más violento de la dictadura: "Ya son casi 40 los asesinados, 3.000 los detenidos y 180 los presos políticos y creciendo, porque se está deteniendo a destacados líderes de los partidos y, además, se les juzga en tribunales militares, lo que es anticonstitucional".

López ha asegurado que el gobierno venezolano"está jugando al cansancio" para agotar a la oposición, pero también se ha mostrado convencido de la "resistencia y valentía" de los jóvenes venezolanos. También ha destacado que se trata de "manifestaciones absolutamente espontáneas, son verdaderamente populares" más allá de que haya algunos intentos de coordinar algunas actividades.

Según el opositor al menos dos tercios de los venezolanos están radicalmente en contra del gobierno, que sólo encontraría el apoyo de aproximadamente "un 20%" de la sociedad venezolana.

Pero, por supuesto, el chavismo tiene las armas y, por ahora, el apoyo del ejército: "Aspiro a que haya militares honestos que lleven con honor su uniforme y se puedan rebelar", ha dicho López, aunque no se ha mostrado muy convencido de que esto llegue a ocurrir: "Lo malo es que parte del alto mando del ejército está involucrado en esta estafa a la nación y, aún peor, en cosas como el narcotráfico con el que algunos generales se han convertido en multimillonarios de la noche a la mañana".

La escasa reacción internacional

El padre de Leopoldo López siempre tiene buenas palabras para la actitud del gobierno español respecto de Venezuela –"bastante más valiente que los gobiernos latinoamericanos"– pero sí tiene una opinión más dura para otros: "A veces aparecen personajes como Zapatero que crean confusión, pero él no representa a España".

Según López, Zapatero ha buscado una mediación extraña: "¿Quién puede mediar cuando están matando a la gente en la calle?", se ha preguntado. "Quisiera ver a Zapatero pidiendo que dejen de matar a la gente", ha pedido al expresidente.

También el gobierno de Juan Manuel Santos en Colombia ha sido muy débil y condescendiente con Maduro, según López, que lo explica por sus intereses alrededor del proceso de negociación con las FARC.

En cambio, otros personajes relevantes que sí están siendo claros con la dictadura, como Luis Almagro, secretario general de Organización de Estados Americanos que "está luchando" pero "parece que lo hace en solitario, sin verdadero apoyo de los países de la OEA".

Mucha importancia da López a la posición de EEUU, que enmarca dentro de los planes americanos para Cuba, que "pasaban porque Venezuela mantuviese su ayuda a la isla", a la que actualmente "regalan 100.000 barriles de petróleo al día" a pesar de la grave crisis del país, que paradójicamente tienen que importar gasolina.

Leopoldo López se ha mostrado convencido de que Trump va a cambiar la política americana con Venezuela, pero también cree que aún falta tiempo para ello, ya que el presidente americano está teniendo problemas para cubrir las plazas de personal cualificado en el Departamento de Estado.

Mientras tanto, López también recuerda que "América ha financiado y financia al chavismo: el único chorro de dinero de verdad que entra en Venezuela es el del petróleo que se vende a EEUU", así que "si EEUU no varía su actitud será difícil ver un cambio en Venezuela".

Salir del régimen

Por último, Leopoldo López padre se ha mostrado convencido de que es muy difícil que 2017 sea el año en el que por fin cambie el régimen en Venezuela y si lo hace será "por la valentía de los venezolanos".

En cualquier caso, cuando Maduro y los suyos den su brazo a torcer quedará mucho trabajo: lo primero será celebrar "unas elecciones que pueden tener un efecto medicinal en la sociedad" y que ahora no se celebran "porque saben que las van a perder y los gobiernos autoritarios sólo celebran elecciones cuando las van a ganar o creen que pueden controlarlas".

Después de las urnas, la oposición aunque reúne a partidos con muchas ideas diferentes tiene claro que están unidos por "cosas esenciales como recuperar la Justicia, el sistema electoral y las fuerzas armadas".

Ciertamente, el reto que tiene Venezuela por delante es un empeño más que difícil, pero cuando uno ve la serenidad, la entereza e incluso la grandeza de familias como la que forman el propio Leopoldo López, su hijo a pesar de estar en la cárcel desde hace años y la mujer de éste, Lilian Tintori, se convence de que el país caribeño cuenta con lo más importante para poder lograrlo: políticos ejemplares y, sobre todo, personas excepcionales.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Junqueras intenta reunirse con grandes empresas... pero le dan plantón
    2. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    3. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    4. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    5. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    0
    comentarios

    Servicios