Menú

La mansión de 'Ciudadano Kane', un excéntrico oasis de lujo en California

Cuenta con 56 habitaciones, 61 baños, 19 salones, situado en un emplazamiento envidiable, con vistas a la costa oeste y al océano Pacífico.

0
La Mansión Hearst, un excéntrico oasis de lujo en California

Fastuoso palacio, construido por William Randolph Hearst, magnate de la prensa de principios del siglo pasado en Estados Unidos, cuya fortuna le permitió levantar de la nada más absoluta una suntuosa mansión, a caballo entre castillo y parque de atracciones, en la actualidad consierado un Edificio Histórico nacional, que puede ser visitado por turistas.

Hearst en persona fue el director de orquesta en la construcción de la mansión comenzando el proyecto en 1919, ayudado por Julia Morgan, destacada arquitecta de Berkeley y primera mujer titulada en la Escuela de Bellas Artes de París.
Está situado al pie de las montañas de Santa Lucia, cerca de la localidad de San Simeon, a mitad de camino entre Los Ángeles y San Francsco, en el estado norteamericano de California. La propiedad cuenta con una extensión de 250.000 acres, en cuyas edificaciones se pueden contar la friolera de 56 habitaciones, 61 baños y 19 salones adornados con un ilimitado derroche de lujo y riqueza, entre los que destacan una innumerable colección de obras de arte español, italiano, egipcio o griego, que en su mayor parte sirve como decoración de las habitaciones. Como curiosidad, es destacable el afán del magnate por el arte, llegando al extremo de acumular las obras en varios almacenes, hasta que se les encontraba un lugar apropiado en la casa. El gran Orson Wells retrató, con absoluta certeza, al personaje de Hearst en su aclamada obra maestra del cine Ciudadano Kane.
En la "pequeña" parcela también se pueden encontrar dos piscinas, una en el interior y otra exterior. La primera de ellas, nombrada como la Neptuno, está ubicada al aire libre y rodeada por varias estatuas y columnas de estilo romano que forman una estampa espectacular, no sólo por la belleza de su diseño, sino por el contraste entre una construcción de estas características junto con un emplazamiento natural maravilloso. La segunda piscina, en el interior, la llamada Romana, al más puro estilo de las termas romanas y decorada con mosaicos italianos de un azul celeste que añade mayor belleza visual a la sala.
Las torres del edificio principal, con una mezcolanza arquitectónica que unifica detalles de colonialismo español y ornamentos italianos, recuerda a la Catedral de Ciudad de México y son el punto de encuentro principal de toda la finca.
Cómo llegar
Desde Los Ángeles, en dirección norte, a través de la Autopista 1, que recorre la costa atravesando la costa oeste por el llamado Big Sur. Desde San Francisco, es la misma carretera pero en dirección sur. El pueblo más cercano al Castillo de Hearst es San Simeón.


Ver mapa más grande

No dejes de
Dedicar diez minutos a disfrutar de las vistas panorámicas desde una de las terrazas laterales cercanas a la piscina Neptuno. La inmensidad del océano Pacífico y la altura a la que está situada la propiedad Hearst son la combinación perfecta para obtener una buena fotografía para el recuerdo.
Datos útiles
La carretera que recorre el Big Sur, una de las zonas más impresionantes de la California, por momentos se torna difícil de conducir, sin "quita miedos" en algunas zonas, y curvas muy pronunciadas por otras. Es recomendable recorrerla con mucha precaución y cuidado. En la visita guiada por la mansión Hearst, escuchar con atención la explicación de los guías y obedecerles en sus indicaciones evitará un momento embarazoso.

Temas

En Motor

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El exprimer ministro belga Di Rupo deja en ridículo al eurodiputado independentista Tremosa
    2. La treta de Puigdemont para seguir cobrando de las arcas públicas
    3. Crispín Klander regresa poniendo a Pepe Navarro y Bertín Osborne en el aprieto de sus vidas
    4. Rivera provoca la ira de todos los grupos por su oposición al cupo: "Hipócrita, cínico, manipulador, fariseo…"
    5. Las provocativas transparencias de Adriana Ugarte
    0
    comentarios

    Servicios