España
Noticias y opinión en la red

Ibarra renuncia a su reelección y se convierte en el cuarto barón del PSOE en abandonar

El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha anunciado que no se presentará a las elecciones autonómicas de 2007. Aduce motivos de salud ya que sufrió un infarto hace un año. El dirigente socialista, que ocupa el cargo desde 1982, dice que "es el momento de echarse a un lado. Tengo ganas y fuerza, pero me falta salud". Ibarra pretende volver a la docencia en la universidad. Aunque no ha querido revelar el sustituto, se barajan los nombres del consejero de Sanidad, Guillermo Fernández Vara, que procede del PP, o el de María Antonia Trujillo. A primeros de septiembre Ibarra lanzó una dura crítica contra el diario El Mundo apuntando que si fueran verdad sus revelaciones sobre el 11-M, el PSOE "debería disolverse y desaparecer para siempre". Junto a Bono, Vázquez y Maragall, Ibarra eleva a cuatro el número de barones socialistas que abandonan en la legislatura de Zapatero.

L D (Agencias) El presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, comunicó su decisión en una rueda de prensa convocada esta misma mañana de forma urgente en la sede regional del PSOE en Mérida. Allí, explicó que para presentarse nuevamente como candidato "son necesarias ganas, fuerzas y salud", y que si bien él tiene "buena salud", también sabe "cuáles son las circunstancias que pueden quebrar esa salud". El presidente de la Junta sufrió el 7 de noviembre del año pasado un infarto agudo de miocardio en Madrid, del que se recuperó satisfactoriamente.
 
"Creo que ha llegado el momento en que uno tiene que dar un paso al lado para que alguien con suficiente impulso te sustituya", apostilló Ibarra. A lo largo de su intervención, precisó que el accidente cardiovascular no fue a causa del tabaco, ni de la tensión arterial, sino que "fue el estrés". "Yo no puedo rechazar un problema, porque ese problema me genera adrenalina", apuntó el secretario general del PSOE extremeño, quien dijo que se siente como un jugador de fútbol que no es capaz de "meter la pierna". "Si meto la pierna puede ser que me la rompa", puntualizó.
 
Ibarra señaló que José Luis Rodríguez Zapatero le dijo en una comida celebrada este lunes en La Moncloa que "después de los servicios" que el presidente extremeño "ha prestado a España, a Extremadura y al partido", tiene "derecho a hacer" lo que decida.
 
Juan Carlos Rodríguez Ibarra manifestó su deseo de volver a la vida académica tras anunciar esta decisión. Ibarra, diplomado en Magisterio y licenciado en Filosofía y Letras, trabajó como profesor en la UNED y la Universidad de Extremadura antes de dedicarse plenamente a la política. El líder socialista accedió a la Presidencia de la Junta de Extremadura en 1982 y fue reelegido en 1983, 1987, 1991, 1995 y 1999.
 
Los rumores sobre la continuidad o no en la vida política de Rodríguez Ibarra se recrudecieron esta semana. El propio Ibarra había dicho que hablaría con el presidente Zapatero antes de tomar una decisión. En la conferencia política del PSOE de este mismo fin de semana, José Blanco sostuvo que Ibarra "debe y puede" aspirar a la reelección en Extremadura. "Ése es el deseo del partido", dijo. Un deseo que tras el anuncio del dirigente socialista no se verá cumplido.
Juan Carlos Rodríguez Ibarra. EFE.

En España