España
Noticias y opinión en la red
las víctimas piden que cumpla su palabra

El PP retiene la pregunta prometida sobre el 11-M en el Congreso

Cospedal se comprometió a preguntar a Rubalcaba en las Cortes por el ultimátum de la juez sobre Manzano. Las víctimas le exigen que cumpla su palabra.

Cospedal, en la sede nacional del PP | PP

El Partido Popular tiene retenida la pregunta dirigida a Alfredo Pérez Rubalcaba sobre "sus mentiras" -así definieron la versión del ministro tanto María Dolores de Cospedal como Esteban González Pons- sobre los atentados terroristas del 11-M.

Según pudo saber Libertad Digital, el Grupo que dirige Soraya Sáenz de Santamaría redactó una interpelación sobre por qué el vicepresidente no dijo la verdad sobre el ultimátum de la Justicia, de diez días, para que remitiera la lista de los tedax que trasladaron los restos recogidos en la matanza de Madrid. En el punto de mira, la gestión de Juan Jesús Sánchez del Manzano, mano derecha de Rubalcaba.

La pregunta se redactó incluso antes del séptimo aniversario de la masacre, según informaron fuentes populares a las víctimas. Sin embargo, la dirección del Grupo Popular, en sintonía con Génova, decidió no incluir la cuestión en el orden del día de las venideras sesiones de control al Gobierno.

Fuentes parlamentarias explican que "no hay interés" por devolver a la arena pública la investigación judicial sobre el 11-M y que, en caso de que "por cuestiones de presión" finalmente se pregunte en las Cortes, los encargados no serán ni Sáenz de Santamaría ni tampoco González Pons, los habituales rivales de Rubalcaba.

La denuncia de las víctimas

Ante esta situación, la Asociación de Víctimas del 11-M ya ha reclamado a la portavoz del Grupo, tanto por carta como a través de este diario, que hagan suya su causa: "El PP está en el deber de preguntar" porque a Rubalcaba "se le pilló mintiendo con documentación", argumenta Ángeles Domínguez.

Las víctimas también recuerdan que, hace ya más de un mes, la secretaria general del partido, en nombre de Mariano Rajoy, se comprometió públicamente a ello."Cuando -Rubalcaba- esté en condiciones de salud se le preguntará a cerca de cuál va a ser su comportamiento" a tenor de los "requerimientos que le hacen los tribunales", afirmó Cospedal en rueda de prensa, cuando el titular de Interior estaba todavía hospitalizado.

Además, la número dos de los populares suscribía "al cien por cien" lo dicho vicesecretario González Pons en la víspera: "La mentira es la peste de la política" lo que supone que "el mentiroso" es un "verdadero apestado". "Las mentiras son claras y probadas", se insistió desde el cuartel general de los populares.

Sin embargo, trece días de baja después, el vicepresidente primero volvía al trabajo, y se enfrentaba de nuevo a las preguntas de la oposición en el Congreso de los Diputados. Un extremo que no incluyó, en el caso del PP, ninguna pregunta relativa a la investigación judicial del 11-M, en general, o al requerimiento de la juez, en particular.

La estrategia del PP

El cerrojazo viene en sintonía con la  marca de la casa en la presente legislatura; la de no toser políticamente a pesar de las dudas que se existen sobre el 11-M. "El PP tiene fijada una posición sobre este asunto y no la estamos fijando todos los días ", corroboró, recientemente, el propio Rajoy.

Concretamente, el pasado tres de marzo, el diario El Mundo informaba de que la juez daba un plazo de diez días al Ministerio del Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba para que remitiera la lista de los tedax que trasladaron los restos recogidos en los atentados del 11-M a la Unidad Central dirigida entonces por Juan Jesús Sánchez Manzano.

Horas después, el titular de Interior negaba tal ultimátum: "Es rotundamente falso", zanjó en un comunicado remitido a los medios de comunicación. Al día siguiente, el rotativo desvelaba la providencia de la magistrada encargada del caso, corroborando el requerimiento, bajo el titular "Así miente Rubalcaba". Con las pruebas en la mano, el Partido Popular no tuvo otra que pedir explicaciones públicamente y prometer una pregunta que, a día de hoy, todavía no ha llegado a pesar de llevar semanas redactada.

Acceda a los 17 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular