Opinión
Noticias y opinión en la red
La sátira

Enxiemplo de la Babel hispana

Fray Josepho ha vuelto a experimentar uno de esos extraños trances durante los cuales se siente poseído por el espíritu de un fraile medieval que le dicta en cuaderna vía peculiares historias del remoto pasado. En este caso, el misterioso rapto tuvo lugar en Toledo, donde el fraile se dirigió a los participantes en un simposio de la Federación de Asociaciones de Profesores de Español. Reproducimos estas estrofas, por su interés filológico y paranormal.

Grado a Santo Tomás, venerable e beato,
que de universidades e de bachillerato
es el santo patrono, e faremos acato
maguer los mandamases le dan mucho maltrato.

Si el d’Aquino me adjuva, contar he la desdicha
que sucede en Hispania, do el poder se encapricha
en maltratar la lengua, tanto escripta cual dicha.
Empeçar he, si un lío non me fago en la picha.

El romançe de Hispania más común de la xente,
en que se comunican el de acá et el de enfrente,
el sabidor juicioso al egual que’l nesçiente,
este es el castellano, al menos, al presente.

Tant’es el castellano común en Çeltiberia
que maguer que del çentro, se fabla en periferia,
e lo emplea el que es rico commo el que ha laçeria,
e siempre ennos estudios s’assigna qual materia.

Otrora el castellano llamábase español,
e dentro en sus dominios non se ponía el sol,
mas arribó un buen día un tal Jordi Pujol
e dixo: al castellano hay que poner control.

Tened presente, amicos, que d’un tiempo a esta parte
ya el noble castellano non es un estandarte,
e muchos lo denigran e lo dexan aparte,
et en muchas regiones quasi ya ni se imparte.

Sabet que en Catalonia, condado de Aragón,
el romanz de Castiella soffre desatençión,
abandono, descrédito, vilipendio e baldón,
e a los que lo fablaren les façen inmersión.

Non pueden castellano estudiar los infantes,
ca diçen que era lengua que se aprendía enantes,
et agora es idioma de vagos e maleantes,
e de xarnegos tachan a todos sus fablantes.

Otrosí en essas ínsulas que diçen Baleares,
do fablan paresçidos romançes familiares,
impedir han agora de guisas similares
que en romanz castellano te eduques e prepares.

Et travesando el piélago, unas leguas acá,
el reino de Valençia, que quasi enfrent’está
el romanz castellano muy poquiello se da,
ca priman la su fabla, que llaman valençiá.

Et en el Finis Terrae, do s’encuentra Galiçia,
cuia lengua el rey Sabio escribió con periçia
agora el castellano allí non se propiçia,
e grand sabeduría ansí se desperdiçia.

Et çerca, ennas Asturias, foméntase ya el bable,
e maguer toda vía non es inexcusable,
quiçab en unos años pudiera ser probable
que el romanz de Castiella mucho menos se fable.

Et essas industriosas provinçias Vascongadas,
las quales nunqua fueron mui bien romaniçadas,
de castellán-fablantes están abarrotadas,
maguer diçen que tienen que ser “normaliçadas”.

Por ende en Vascongadas la classe se efectúa
en rara jerigonza que le llaman batúa,
et si non la quisieres, pues fuye et evacúa,
ca agredir al reaçio por allí se habitúa.

Et enna Extremadura chamullan el castúo,
maguer en las escuelas aún no lo sitúo,
mas dadles presupuesto –lo qual non insinúo–
et cambiar ha, sin dubda, aqueste statu quo.

El panocho es la jerga de Murçia, la huertana,
do las gentes s’expresan commo les da la gana,
mas hogaño dan classes en lengua castellana,
quiçab las stultiçias esperan a mañana.

Et allá en Aragón inventaron la fabla,
enna qual quasi nadie conversaçión entabla,
mas por obra del diablo –o quiçab de la diabla–
accabar han poniéndola en classe a raxa tabla.

Ennas islas atlánticas, dichas Afortunadas,
quieren fablar el guanche, e más xilipolladas,
et non fallarás forma que d’esso los disuadas
ca todas las sandeçes están subvençionadas.

Enna tierra del Sur de nomme Andaluçía
non hay lengua vernácula, al menos toda vía,
mas ya hay quienes pretenden distinta ortographía
et quiçab que fablemos en torpe algarabía.

En Castiella-La Mancha, que antes era la Nueva
al egual que en la Vieja tal veç alguien promueva
alguna jerigonza commo agora se lleva…
¡Espero, de momento, que non caiga la breva!

Et allá en Magerit, do se encuentra la Corte,
que está, dende Toledo, un poquiello hacia el Norte,
non semeja que hoy tal usanza s’importe:
maguer fablan el cheli, en classe les da corte.

Aquí s’alza un dialecto, s’inventa allá una jerga,
e la lengua común se excluye o se posterga,
ca los naçionalismos son tediosa monserga,
do el despotismo siempre se cobija e s’alberga.

Si en el pasado buscan ilusorio botín,
quiçab non fuere malo regresar al latín;
mas si opinas aquesto, te farán un mohín,
ca su ennseñança es “light”, “baxa en cultura” e “sin”.

E vos, todos germanos, carísimos cofrades,
que adentro de la Hispania, mohínos, proffesades
en pueblos et aldeias, e villas e çibdades
ensennando la Lengua e las humanidades,

sabet que aunque la LOGSE nos sumió en la tristura
e fizo menoscabo de saber e cultura
et inventó la ESO, que agora nos tortura,
aún puede ponerse la cosa más oscura.

Ca, tras la triste LOGSE, truxéronnos la LOE,
que es una cosa infame que conçebió el PSOE,
con la qual la ensennança más aún se corroe,
maguer cumplirla hemos, ca ya salió en el BOE.

Se multiplican taifas en que están de barandas
consexeriellos duchos en vino e cuchipandas,
e cuios presupuestos se van en propagandas
e dan a los infantes ensennanças nefandas.

Agora nos engannan de nuevo con porfía,
e si es nuestra ensennança mui grande porquería,
nos quieren distraer con nueva fullería
llamada Educaçión pora Çibdadanía.

Estando ansí las cosas, ¿commo actuaremos nos?
¿Debemos, tras los contras, también de ver los pros?
Yo non lo sé, germanos, ca ya me da la tos…
Dar he un trago de vino. E nada más. Adiós.

Lo más popular