Menú

El cura catalán que pagó abortos casa a gays en la cárcel y tiene "amiga especial"

Manel Pousa, sacerdote de Barcelona que presumió de pagar abortos vuelve a poner en un aprieto al cardenal Sistach con nuevos escándalos.

0

Al cardenal Lluís Martínez Sistach últimamente no gana para disgustos. La semana pasada quedó excluido de la Ejecutiva de la Conferencia Episcopal, lo que suponía la escasa sintonía de sus compañeros y un claro ninguneo, al quedar un cardenal fuera de los puestos de mando del órgano de los obispos.

Ahora los viejos fantasmas se vuelven a aparecer a Sistach. El Arzobispo de Barcelona fue muy criticado en su momento ante la tibia actuación con un sacerdote de su Diócesis que afirmó en una entrevista en El Periódico que había pagado abortos. Desde entonces, este suceso persigue al prelado allá donde va.

Sin embargo, este fin de semana se ha presentado un libro sobre este sacerdote, Manel Pousa, condecorado con la cruz de San Jorge de la Generalidad y con la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona. El libro, titulado, Pare Manel. Més a prop de la terra que del cel, trata sobre el poder y la influencia que ha ido consiguiendo su fundación.

De hecho, este sacerdote afirma que ha recibido apoyo de numerosas personalidades. Entre ellos hay algunos consabidos nacionalistas y anticlericales. Entre ellos, cita a Joan Manuel Serrat, al fallecido Pepe Rubianes, Miguel Rios, Tortell Poltrona, Sergi López o el ex futbolista del FC Barcelona, José Marí Baquero.

Para nuevo disgusto del cardenal de Barcelona, en el libro aparecen nuevas actuaciones de este sacerdote que chocan de frente con la moral católica, y más viniendo de uno de sus sacerdotes.

En este sentido, Pousa indica que ha accedido a presidir en la cárcel ceremonias religiosas para el matrimonio entre homosexuales de los presos que se lo han pedido, incluido el de una funcionaria con una presidiaria.

Además, hace una confesión muy clarificadora, que debería ser muy tenida en cuenta por su obispo. "Al fin y al cabo, el contacto con la gente le ha hecho más seguidor de Cristo que católico", afirma el autor del libro sobre Pousa, según recoge Europa Press.

Del mismo modo, este religioso vuelve a admitir que pagó un aborto, a pesar de que dice ser antiabortista. Además, reconoce que esta acción le costó tan sólo una "advertencia" del cardenal Sistach.

Para más inri, este libro muestra su estilo de vida como sacerdote donde también hace una importante revelación: asegura tener una "amiga especial" desde hace diez años. Eso sí, agrega que no convive con esta mujer ni tiene relaciones sexuales con ella.

Para contradecir aún más las directrices de la Iglesia apoya el celibato voluntario, que él ya mismo ejerce tal y como confiesa, y defiende igualmente el sacerdocio femenino. Pousa añade que no pretende fomentar su estilo de vida sino que se limita a estar en la Iglesia a su manera. El autor, de hecho, indica también que el libro "hace evidente la realidad de muchos sacerdotes que sienten que la Iglesia les coarta la vida, y Pousa tiene una manera diferente de vivir la suya".

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los terroristas esperaban a que se secara "la madre de Satán" para atentar contra iglesias de Barcelona
    2. El sindicato de los Mossos califica de "miserable" el comunicado de SUP y AUGC
    3. El presidente de Automovilistas Europeos: "Al diésel le queda una década"
    4. Estado Islámico celebra la "conquista de Barcelona" y alaba a los terroristas
    5. Josep Lluís Trapero, el 'comisari Paella': de fiesta con Puigdemont hace un año
    0
    comentarios
    Acceda a los 36 comentarios guardados

    Servicios