Menú

Andalucía

Las Cruces, el ambicioso proyecto para extraer metales críticos en Andalucía que espera un permiso de Ribera

Cobre Las Cruces quiere extraer cobre, plomo, zinc y plata en Sevilla y construir una planta de refinado. Están a la espera de los últimos permisos.

Cobre Las Cruces quiere extraer cobre, plomo, zinc y plata en Sevilla y construir una planta de refinado. Están a la espera de los últimos permisos.
Recreación del nuevo proyecto de minería subterránea en Cobre Las Cruces | Cobre Las Cruces

En Sevilla, entre los pueblos de Gerena, Guillena y Salteras, se está fraguando un innovador proyecto minero para producir cuatro metales. La mina Las Cruces, un complejo de extracción de cobre a cielo abierto que empezó su producción en 2009 quiere convertirse, tras agotar las reservas de mineral, en un complejo minero metalúrgico que explotará mediante minería subterránea un yacimiento situado bajo el actual y construir una refinería polimetalúrgica que permitirá producir, además de cobre, zinc, plomo y plata.

La mina, propiedad de la canadiense First Quantum Minerals, lleva en marcha doce años y tras el agotamiento del yacimiento actual continuó la producción de cobre reaprovechando restos de mineral almacenado en los primeros años de los trabajos. Ahora, la compañía está inmersa en la tramitación de los permisos necesarios para poner en marcha el nuevo proyecto que, según la compañía, supondrá una inversión de 677 millones de euros y 2.400 empleos entre directos, indirectos e inducidos.

Desde la compañía, indican a LD que los permisos "importantes, troncales", ya están casi todos concedidos. El único "todavía pendiente" es el de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera, aunque aseguran que "se está avanzando en ello". Señalan que el proceso, que no es rápido, es el habitual en un proyecto de esta envergadura; confían en que "próximamente" dispongan de él y puedan continuar adelante.

La compañía resalta su buena relación con el entorno y las inversiones realizadas en los pueblos próximos a la explotación: Gerena, Guillena, Salteras y La Algaba. Destacan el impacto que han tenido "en una comarca de marcado carácter rural" los 1.100 millones de inversión" hasta ahora y los empleos directos, indirectos e inducidos. A través de su fundación, además, han invertido más de diez millones de euros en iniciativas económicas, sociales y ambientales en la zona.

jorge-paradela-cruces281122.jpg
El consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, visitando el complejo Las Cruces el pasado mes de noviembre | Europa Press

Desde la Junta de Andalucía, mientras, el respaldo es total: la región se ha marcado como objetivo para los próximos cuatro años que la minería metálica andaluza "crezca un 20%". Andalucía, líder en el sector de la minería española con "el 40 % del total nacional; una cifra que se eleva hasta el 90 % en minería metálica" tiene "un rico pasado y un futuro prometedor", señaló hace unos días el presidente, Juanma Moreno. Su Gobierno, apuntó, "no será obstáculo para que esa nueva minería sostenible, inteligente y equilibrada se abra paso".

Metales estratégicos

Sobre el nuevo proyecto, Las Cruces destaca que se va a emplear una "tecnología única en el sector minero, desarrollada y patentada internacionalmente" por la empresa denominada PMR o polimetallurgical refinery que permitirá completar todo el proceso: el mineral polimetálico se extraerá bajo tierra y se transportará mediante un sistema eléctrico a la superficie para ser tratado en una planta industrial, que lo convertirá en metal puro de cobre, zinc, plomo y plata.

Según la empresa, la planta de refinado podría ser utilizada en el futuro para procesar mineral procedente de otras explotaciones andaluzas. El objetivo de la UE, destacan, es el impulso de nuevos proyectos que además de extraer recursos críticos para reducir la dependencia del exterior, lo conviertan en metal refinado dentro del territorio europeo, "generando valor añadido y garantizando el suministro al mercado interior".

proyecto-nuevo-cruces2.jpg
Recreación de la futura mina subterránea | Cobre Las Cruces

Los cuatro metales, cobre, zinc, plomo y plata, destacan desde Las Cruces, son esenciales para la denominada "transición energética": el cobre es fundamental para nuevas tecnologías relacionadas con las energías renovables y en general dispositivos de todo tipo que funcionen con electricidad. El plomo cada vez tiene "más aplicaciones" en baterías de nueva generación y almacenaje de energía. El zinc es fundamental en aleaciones y la plata, además de un metal precioso, tiene aplicaciones tecnológicas en circuitos electrónicos.

Sobre el proyecto, insisten en que "no existe en el mundo" ninguna instalación como esta, capaz de procesar el mineral, separarlo, y convertirlo en metal de forma rentable, lo que hacía que muchos yacimientos polimetálicos como los existentes en la franja pirítica andaluza estuvieran desaprovechados. La nueva mina, además de permitir explotar este yacimiento, "abre la puerta a una colaboración" con otras empresas "para aprovechar una riqueza que siempre hemos sabido que estaba ahí" pero no había recursos tecnológicos para aprovecharla. Se abre, destacan "un horizonte nuevo para la minería andaluza en su conjunto".

Desde la empresa, enfatizan que la nueva mina, además de tener un menor impacto al ser subterránea, incorporará técnicas que permitirán una mejor gestión ambiental: uso sostenible del agua, residuos mineros encapsulados en seco (no habrá balsas de lodos), un 90% de reducción de la huella de carbono (gracias al procesamiento del mineral in situ, sin necesidad de transportarlo a una fundición), suministro eléctrico y térmico mediante energías renovables, así como la rehabilitación ambiental progresiva de todos los espacios afectados por la operación minera.

Unos planes que no han impedido que los ecologistas estén batallando contra el proyecto: bajo el lema "todas las minas contaminan" Ecologistas en Acción ha mostrado su rechazo a estos planes alegando que podrían verterse en el Guadalquivir metales pesados.

En España

    0
    comentarios