Menú

Los secretos de Isabel Preysler

La filipina se ha sincerado en una entrevista para el número de junio de la revista Vanity Fair en la que habla de sus tres maridos.

Chic/Agencias
22
La filipina se ha sincerado en una entrevista para el número de junio de la revista Vanity Fair en la que habla de sus tres maridos.
Portada 'Vanity Fair'

Hace 45 años que Isabel Preysler aterrizó en España. Nada más llegar se convirtió en uno de los personajes más queridos y carismáticos de la prensa rosa. Ahora, la filipina ha querido sorprender con una sincera e inesperada entrevista en el número de junio de Vanity Fair.

En esta inesperada entrevista, Isabel ha desvelado detalles inéditos de sus matrimonios con Julio Iglesias, Carlos Falcó y Miguel Boyer, todos los hombres que han marcado su vida. También ha hablado de sus hijos Enrique, Chabeli y Julio Iglesias, Tamara Falcó y Ana Boyer. Además, ha desvelado los mejores y peores momentos de su vida.

Entre los más duros, la dama de la alta sociedad ha revelado por primera vez lo duro que ha sido la pérdida de tres de sus cinco hermanos. "Éramos seis hermanos y tres de ellos ya han fallecido. En 2011 murió mi hermana Beatriz de un cáncer de pulmón. Carlos falleció víctima de otro cáncer en 2013. Y Enrique se fue a los 25 años, en 1971. Pensé que mi madre no se iba a recuperar nunca".

Naturalmente, la filipina también habla de sus matrimonios. En el caso de Julio Iglesias, quizá todavía hoy el más célebre de sus maridos, asegura que todo fue muy bien, hasta que "las cosas se pusieron tensas cuando le pedí el divorcio... Mami no podía entender que me separara de un señor que me amaba tanto, porque claro, Julio no era fiel, pero me adoraba". Posteriormente se casó con el marqués de Griñón, Carlos Falcó. "Un hombre muy cosmopolita, al que le gusta mucho viajar, moverse, el campo, asegura". "Era liberal de verdad, yo podía ir a fiestas, bailar y divertirme... Julio más bien era un chico de derechas, conservador, celoso y posesivo.

Otro de los peores momentos, que han hecho que se tome la vida más en serio, fue el ictus que sufrió su actual marido Miguel Boyer, del que dice que fue un amor a primera vista. "No fue culpa de Carlos, fue mía, qué quieres que te diga. Lo sentí muchísimo por él, pero me enamoré". Ha añadido que "es verdad que me fascinó Miguel. Era muy brillante, tenía mucho sentido del humor. Pero también es una persona seria y me dijo que para él esta relación era muy importante y no para que me divirtiese y lo pasase bien".

Esta entrevista también toca asuntos que afectan a sus hijos. Preysler comenta por primera vez que Julio y Enrique estuvieron enfrentados durante un tiempo por culpa de su carrera profesional. "A Julio lo que le molestó fue que Enrique empezara en su profesión y lo mantuviese en secreto. Su pique empezó entonces por ahí".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios