Menú

La hija de Mariló Montero se quita su apellido

La joven no quiere que se le conozca como "hija de" por eso prefiere usar el segundo apellido de su padre como nombre artístico.

La joven no quiere que se le conozca como "hija de" por eso prefiere usar el segundo apellido de su padre como nombre artístico.
Rocío Crusset en la presentación del libro de su madre | Archivo/Cordon Press

Rocío Herrera Montero, o Rocío Crusset que es como ella quiere que se la conozca, se está haciendo un hueco en el mundo del modelaje. La joven de 20 años no quiere ser reconocida como la "hija de" y busca labrarse un futuro sin que la vinculen con sus famosos padres. Por eso, ha decidido ponerse un nombre artístico, prescindir de Herrera y Montero y usar el segundo apellido de su padre: Crusset.

Sus padres están orgullosos y felices de todo lo que está consiguiendo su hija. Rocío ha destacado sobre la pasarela por su elegancia y profesionalidad por méritos propios. Debutó como modelo en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid de la mano del diseñador Ángel Schlesser y, aunque empezó con miedo, consiguió conquistar a todos.

La periodista, que no pudo ir al desfile por trabajo, siempre habla de lo orgullosa que está de su hija. "Yo la apoyo en todo y me imagino que seguirá trabajando como lo está haciendo hasta ahora, con mucha profesionalidad", explica Montero.

Aún se desconoce si continúa con Jaime, el hijo de José Conde. Se especula con que la relación haya podido romperse porque si hasta verano subían muchas fotografías juntos a su cuenta de Instagram, llevan varios meses sin hacerlo.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro