Menú

La tercera autopsia confirma que Mario Biondo se suicidó

Después de años de lucha en los que la familia del cámara negaba que se tratara de un suicidio, la Fiscalía de Palermo lo confirma.

Chic
0
Después de años de lucha en los que la familia del cámara negaba que se tratara de un suicidio, la Fiscalía de Palermo lo confirma.
Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva | Archivo

La familia de Mario Biondo lleva años luchando para esclarecer "la verdadera" causa de la muerte del cámara y marido de Raquel Sánchez Silva, fallecido en 2013. Ahora, 11 meses después de que se le practicara la tercera autopsia, los peritos de la Fiscalía de Palermo confirman que Biondo se quitó la vida voluntariamente. Según avanza el diario italiano La Repubblica, el resultado de la prueba realizada en noviembre de 2018, confirma la tesis del médico forense español y del profesor Paolo Procaccianti, médico forense del Policlínico de Palermo. Este informe certificaba que no había "signos de violencia en el cuerpo" de Biondo.

Carmelita Morreale, una de las abogadas de la familia Biondo, confirmó en el citado diario que la oficina del fiscal de Palermo ha concluido que la causa de la muerte fue el suicidio. Sin embargo, aunque la familia está "destrozada", insiste en seguir luchando para "hacer justicia". "Nuestros consultores ya están trabajando porque creemos que hay muchas inconsistencias y aspectos para explorar más a fondo. Nos sorprendió este resultado", aseguró, "pero no nos rendimos".

Aunque en España se dio el caso por cerrado, la causa de la muerte seguía coleando por los juzgados italianos. Los Biondo encargaron a dos doctores italianos sendos informes periciales que señalaban la mala instrucción del caso en nuestro país. La crimonóloga Roberta Bruzzone añadió más leña al fuego señalando que un examen del material gráfico y las pruebas hacían inverosímil la hipótesis del suicidio.

Mientras tanto, la familia del cámara italiano fue condenada en febrero de 2016 por insultos y vejaciones a Raquel Sánchez Silva. "Viuda alegre", "devoradora de hombres", "mierda", "a gusto con el sexo"... fueron solo algunos de los adjetivos dedicados a la presentadora. La condena por esas palabras data de febrero de 2016 y del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid: ocho días de arresto domiciliario para cada uno de ellos y la multa de 3.000 euros. Al ser residentes italianos la ejecución de la pena se solicitó en Italia, donde un tribunal de Palermo consideró suspender cautelarmente la sentencia.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation