Menú

Amador Mohedano: "Fidel Albiac llamaba a los hermanos de Rocío Carrasco 'los inmigrantes'"

El hermano de Rocío Jurado se la jugó en Sábado Deluxe hablando de Rocío Carrasco y Fidel Albiac, propensos a poner demandas.

0
El hermano de Rocío Jurado se la jugó en Sábado Deluxe hablando de Rocío Carrasco y Fidel Albiac, propensos a poner demandas.
Una estampa difícil de repetir | Gtres

Amador Mohedano reapareció en Sábado Deluxe después de un largo silencio para cargar contra Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Sin miedo a demandas y dispuesto a hablar alto y claro, el hermano de la desaparecida Rocío Jurado culpa a su sobrina de la ruptura familiar, aunque también apuntó que siempre fue "una niña simpatiquísima y buenísima", que compartía todo lo que tenía "hasta que dejó de serlo": "Alguien con mucha ambición la ha abducido", dijo refiriéndose a Albiac.

El marido de Rocío Carrasco siempre se ha mantenido lejos del foco mediático, pero algunos miembros de la familia de su mujer se empeñan en sacar a la luz cómo es en la intimidad. Según la versión de Amador, Fidel tenía mucho interés en saber qué iba a pasar con la herencia de Rocío Jurado cuando ésta falleciera, unas declaraciones que sorprendieron a los colaboradores de Sálvame. Pero la revelación que más llamó la atención fue cómo se refería Albiac a los hermanos adoptados de Rocío Carrasco, Gloria Camila y José Fernando Ortega, a los que llamaba "los inmigrantes" por su origen colombiano, cuando apenas eran unos niños.

Siempre según Mohedano, David Flores, el hijo pequeño de Antonio David Flores y Rocío, encontró una revista en la que había fotos del enlace de su madre y Fidel y le dijo a Amador: "Tito, este hombre es muy poco agradable, ¿verdad?". Además era habitual que tanto David como Rocío Flores recibieran castigos severos por parte de Fidel, que los encerraba en la habitación.

Antonio David, presente en el plató, quiso dar un paso más allá y preguntó al invitado si le consta que los niños "les sobraban" a Rocío y a Fidel, pero Amador no quiso mojarse en este aspecto, aunque sacó sus conclusiones: los niños no querían estar con su madre. Para rematar, aseguró que "a Rocío Jurado nunca le gustó Fidel".

A pesar del historial de demandas que arrastra la familia, Amador no tiene miedo a ninguna represalia judicial. "Se me hizo corta la entrevista, me tenían que haber dejado a mí toda la noche. Se me hizo muy corta", aseguró a los reporteros al día siguiente. "Lo que tiene que hacer es hablar con sus hijos y después, si quieren estar peleados con todos nosotros, pues que siga".

Situación delicada

Sorprendió ver el sábado a Amador Mohedano sentado en un plató de televisión aun a riesgo de entrar en peleas judiciales, ya que hace apenas un año declaró que tiene grandes necesidades. El exmarido de Rosa Benito no tiene un trabajo fijo y en su día a día se dedica a atender la finca Los Naranjos, que fue propiedad de la más grande. "Vivo con lo que le llega a Jacqueline (su novia) y con lo que yo pueda aportar. Ella tiene su hipoteca y sus hijos. Vivimos con potajes, que es lo que engorda (ríe) y quitándonos de muchas cosas", aseguró a la revista Semana en 2019.

Según explicó, "yo tengo una deuda que se va a pagar por una persona que se va a quedar con mi parte de la finca. Pero los otros 16.000 metros son de mi hermana, y ella no me va a dejar en la calle. No me voy a quedar sin casa". Sin trabajo y sin dinero, Amador reconoció abiertamente que, de ser posible, viviría de su hija Chayo. "Alguna vez he hablado con ella de prepararle una gira por Sudamérica. Si lo consigo, me iría con ella. Ella tiene una casa enorme y podría estar viviendo con ella preparando esa gira".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios