Menú

Gema López pone en su sitio al 'dictador' Jorge Javier: "Estás siendo fascista"

El presentador y Belén Esteban se reencontraron en Sálvame tras su desencuentro del sábado. Algunos colaboradores le reprocharon su actitud.

0
El presentador y Belén Esteban se reencontraron en Sálvame tras su desencuentro del sábado. Algunos colaboradores le reprocharon su actitud.
Jorge Javier, el pequeño dictador | Mediaset

Sálvame organizó este martes una Cumbre por la Paz para que Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban se arreglaran tras el fuerte desencuentro del Sábado Deluxe en el que el presentador terminó abandonando el plató. "No he visto nada. Cuando me fui el sábado sabía que se iba a liar. Sabía que tenía que estar al margen y desconectado porque tengo experiencia en crisis. Estaba realmente muy tranquilo. Yo sabía que había mucha preocupación en la productora porque Belén había dicho que no volvía y había mandado mensajes a productores. Imaginaos si la conozco que les dije: 'No os preocupéis que el martes está aquí'", confesó Jorge Javier en su llegada al programa.

El presentador desveló el contenido del mensaje que le envió a Belén y que nunca recibió una respuesta por su tono sarcástico. "Yo sé que ella es muy amiga de Pablo Alborán, entonces le dije el viernes que me llevara a cenar con él. Sabía que el domingo iba a estar llorando y el lunes le puse algo que decía: 'Entonces Belén, ¿lo de la cena de Pablo Alborán nada de nada, no? No te preocupes que yo soy buena persona y ya te he perdonado'".

Jorge Javier, que en ningún momento pidió perdón ni se arrepiente de lo que sucedió, restó importancia a la discusión dejando ver que los enfados de Belén son habituales. "No me arrepiento de haberme ido porque hubiera sido peor haberme quedado. Me pongo igual que mi padre cuando se ponía así, que yo detestaba eso. Belén está por encima de todo, la quiero, la hemos comprado así, yo estoy aquí para lo que quiera".

belen-esteban-reencuentro-jorge-javier.jpg

"Mi cabreo fue porque intentó colocarme a mí en una torre de marfil, ese discurso de: 'Yo he sufrido, yo lo he pasado muy mal'. Este yoismo y esta capitalización de dolor ni me la creo ni me la trago, cada uno en su medida lo habrá sufrido. Ella ha estado en su casa sin contacto con nadie, el sufrimiento de Belén se lo han contado, ha estado en casa durante tres meses cobrando su sueldo íntegro, haciendo dos recetas y probando una cena el viernes por la noche", explicó.

Sin embargo, también reconoció que nunca acompañará a su amiga en su "viaje ideológico". "Yo en este viaje no la puedo acompañar, he estado muchos años a su lado y volvería a estar porque es mi amiga y la quiero, pero en este viaje ideológico no me siento capacitado. Yo permanecí en silencio por no discutir. No la interrumpí pero no voy a entrar en un discurso manchado de mentiras, falsedades, manipulaciones y de opiniones poco científicas. No podemos opinar de todo, o al menos no debemos. Esos discursos tan vacíos son muy peligrosos". Gema López le recordó que no se puede sentar a Belén en un plató y obligarla a opinar de una manera, a lo que él contesto que "a lo mejor la dejamos hablar mucho".

Fue en ese momento cuando volvió a salir a la luz la animadversión del presentador por Vox. Gema López añadió que el partido está representado en el Congreso y que "hay gente que los puede votar libremente". "Lo que a mí me llega es que no hay disparidad de discurso, es que tú la ninguneabas", dijo la periodista. "Estáis confundiendo la libertad con darle alas al fascismo". "Tú estas siendo fascista de esa manera", rebatió Gema. Jorge Javier, en su empeño por tener siempre razón, no dio su brazo a torcer. "¿No veis que es un discurso antidemocrático? En este programa, cuando esté yo delante y aunque parezca muy dictatorial, no lo voy a consentir. Me parece terrible que se le dé alas a este tipo de tertulianos, periodistas y colaboradores que son fascistas. Es un partido que a mí me insulta", se justificó.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios