Menú

Federico Jiménez Losantos sobre el acoso a Belén Esteban: "Jorge Javier quiere ser Ferreras pero el puesto está ocupado"

Sigue coleando la ya célebre bronca de Jorge Javier a Belén por criticar al Gobierno.

Crónica Rosa: Bronca política entre Jorge Javier y Belén Esteban Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Sigue coleando la ya célebre bronca de Jorge Javier a Belén por criticar al Gobierno.
Jorge Javier, furioso con B. Esteban | Telecinco

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Isabel González, Daniel Carande y Beatriz Cortázar para comentar todos los temas de la actualidad social. Con especial énfasis en el brutal enfado de Jorge Javier Vázquez con Belén Esteban en el Deluxe por las críticas de la colaboradora a la gestión de Pedro Sánchez con el coronavirus, que derivaron incluso en una precipitada salida del presentador del plató y sonoras críticas a un bando y otro en redes sociales.

"El problema lo llevo diciendo tiempo —consideró en esRadio Federico Jimenez Losantos—. Jorge Javier tiene talento pero también sufre el complejo de charnego de tantos catalanes que son ciudadanos de segunda allí y quieren hacerse perdonar siendo muy de izquierdas".

Tras citar ocasiones como la entrevista a Ada Colau y otra bronca anterior, la que tuvo Jorge Javier con Antonio Montero a colación de lo que él consideró "colar" el discurso de Vox en su programa, Jiménez Losantos explicó que Jorge Javier "lleva ya una temporada que quiere ser García Ferreras". "Olvídate, siempre serás un charnego para ellos; son gente que no respeta la crónica rosa, que haces bien".

El director de Es la mañana de Federico aseguró, por tanto, que le "apena que alguien con talento sea tan inconsciente de sus límites", y aconsejó a Jorge Javier reconocer que "no sabe nada de política". Pensar que "el negocio está ahí" puede traerle malas consecuencias, porque esos mismos que ahora defiende "lo usarán el tiempo que le puedan usar y luego le escupirán".

No obstante, la culpa es extensible a los directores del programa que no solo se lo permiten sino que "piensan lo mismo que él" e incluso a colaboradores que callan y, por tanto, otorgan. "Que los otros compañeros no le afeen esas conductas no le hacen un favor", dijo Jiménez Losantos sobre un incómodo momento en el que se echó de menos, por cierto, a Mila Ximénez, ausente por estar a punto de iniciar un duro tratamiento médico pero a la vez es la única capaz de frenar una situación similar.

El resultado, un momento como el que tuvo lugar el sábado, con Jorge Javier, de pie y con actitud "de matón", acorralando a una Belén Esteban que no hizo más que dar su opinión, como el propio presentador catalán lleva haciendo desde el inicio de la crisis vírica.

La periodista Beatriz Cortázar resumió en Es la mañana de Federico el sentir de muchos: "A mí como showman me encanta, como persona tensada con la situación política no me gusta. Mucha gente estamos evitando espacios políticos porque crean rechazo y tensión. Jorge Javier ha introducido un elemento en Sálvame que es prescindible, con intervenciones políticas en un programa de entretenimiento".

Belén, al fin y al cabo, solo hizo lo que dijo que iba a hacer. Ella dijo: "Llevas varias semanas dando tu opinión, es igual de respetable que llegue Belén Esteban y te diga lo que piense. Que él diga blanco no significa que todos tengan que decir blanco".

En Chic

    Servicios