Menú

Receta: flan casero al estilo de la abuela

El flan casero de la abuela no tiene comparación con ninguno otro pero ¿y si lo intentas tú mismo en casa? en LD te damos la receta para ello.

0
El flan casero de la abuela no tiene comparación con ninguno otro pero ¿y si lo intentas tú mismo en casa? en LD te damos la receta para ello.
Flan de huevo emplatado. | Pexels/CC0/SpotwizardLee

Una buena comilona siempre debe terminar con un postre bien rico y un café, es ley universal. Por ello un flan es una opción ideal ya que no es una comida demasiado saciante, y siempre cabe después de comer. También como merienda o, incluso, como desayuno, eso es a gusto del consumidor.

¿Quién sino las abuelas son las mejores cocineras? Sin embargo, no hace falta una visita a casa de los abuelos para poder disfrutar de un buen flan casero. Desde Libertad Digital te proponemos esta receta para que pases un rato en la cocina disfrutando de preparar un rico postre. Toma nota y ponte manos a la obra.

Ingredientes (para 12 raciones):

  • un litro de leche
  • ocho huevos de gallina
  • 250gr de azúcar
  • una cucharada de esencia de vainilla
  • 200gr de azúcar (para el caramelo)

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es fundir el azúcar para preparar el caramelo, en este caso lo puedes hacer en el propio molde donde vas a cocinar el flan o en un bol separado y después echarlo por encima. Es decisión de cada uno. Lo que sí está claro es que hay que poner un poco del azúcar sobre el fuego en el recipiente elegido y cuando empiece a parecer caramelo añadir el resto. Una vez tenemos esto listo, con el color marrón tan característico del caramelo, lo dejamos a parte para que enfríe.

Lo siguiente es ya el flan en sí mismo y, para ello, lo primero es poner en una olla el litro de leche junto a la otra parte del azúcar y mezclar bien, sin que llegue a hervir la leche. Mientras tenemos esto ponemos en un bol los huevos y la esencia de vainilla y batimos bien.

En cuanto la leche está lista la juntamos con los huevos. Simplemente nos queda verterlo en el molde final y hornerarla durante unos 60 minutos en el horno a una temperatura de 160ºC.

El último paso es dejarlo enfriar y, justo antes de servir, le ponemos el caramelo líquido por encima y a disfrutar con la familia.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia