Menú

Receta: piruletas de queso con frutos secos

El queso siempre es buena opción como aperitivo en cualquier comida, si lo mezclas con frutos secos es perfecto. En LD tenemos una receta navideña.

Receta: piruletas de queso con frutos secos
Bolitas de queso y frutos secos. | Flickr/CC/Noema Pérez

Estas piruletas de queso con frutos secos pueden ser todo un éxito en cualquier fiesta infantil o ahora que llegan las Navidades como aperitivo en familia. Si estás buscando un aperitivo sencillo de preparar, vistoso y delicioso, has llegado al lugar adecuado. Estas piruletas de queso con frutos secos son ideales para cualquier picoteo, fiesta o cumpleaños.

Se puede hacer con cualquier queso, no tiene porqué ser parmesano. Con emmental por ejemplo, también quedarían genial estas piruletas de queso. Sin embargo, quizá sí es recomendable que sea un queso de sabor fuerte. Es una receta para aperitivo realmente fácil que puede hacer cualquiera, además se prepara en un periquete. Por ello, desde Libertad Digital te invitamos a que cojas papel y bolígrafo y anotes estas simple receta para poner de aperitivo en tu comida navideña.

Ingredientes:

  • 120gr de frutos secos crudos mix
  • 240gr de queso rallado semicurado
  • 240gr de queso curado

Preparación:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que nosotros hacemos la receta con queso semicurado y curado, pero puede escogerse cualquier otro tipo de queso en función de si gusta más o menos fuerte. Lo siguiente es coger el queso curado y rallarlo y trocear los frutos secos en pedacitos pequeños.

Después sacamos la bandeja del horno y le ponemos papel vegetal por encima, ponemos un aro para emplatar y echamos el queso dentro. Presionamos para que quede lo más unido posible. Decoramos con los frutos secos por encima y quitamos el aro con cuidado. Hacemos esto el número de veces que queramos en función de cuantas piruletas vayamos a hacer.

A continuación ponemos los palitos en el medio de cada círculo para formar nuestras piruletas y horneamos unos minutos, siempre vigilando, a 200ºC. Una vez tengamos el queso tostadito es el momento de sacarlo del horno y dejar enfriar. Ya estaría listo nuestro aperitivo navideño.

Temas

En Chic

    0
    comentarios