Menú

Receta: tortillita de camarones

Si eres de esos que adora el sur y la playa, por supuesto amarás Cádiz y sus tortillitas de camarones. En LD te contamos como prepararlas en casa.

Si eres de esos que adora el sur y la playa, por supuesto amarás Cádiz y sus tortillitas de camarones. En LD te contamos como prepararlas en casa.
Tortillita de camarones | Flickr/CC/Iker Merodio

Las tortillitas de camarones son un plato gaditano que se toma como tapa durante todo el año, aunque su consumo aumenta en época de Carnaval. Se trata de una masa que no lleva huevo, elaborada con harina de garbanzos y que tiene su origen en la localidad de San Fernando.

Carnavales o verano en Andalucía, quien haya ido sabe lo que es una buena tortillita de camarones y, aunque uno no sea fan de los camarones o pescados y mariscos en general, disfrutará sin duda de este plato tan gaditano.

Las tortillitas de camarones suelen ser finas para que queden bien crujientes y además, así no atrapan mucha grasa de la fritura, quedando ligeras y sabrosas. Se hacen con camarones crudos, pero, si no los encontráis, podéis prepararlas con camarones cocidos, aunque quedarán con menos sabor.

En Libertad Digital nos ponemos manos a la obra para no perder detalle de cada plato de los rincones de España y preparamos estas deliciosas tortillitas de camarones para que sorprendas a tus familiares o amigos en la próxima reunión. No olvides coger papel y bolígrafo para anotar cada detalle.

Ingredientes (para cuatro personas):

  • 75gr de harina de garbanzo
  • 75gr de harina de trigo
  • 250ml de agua fría
  • Una ramita de perejil
  • Una cebolleta
  • 150gr de camarones
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es mezclar en un cuenco las dos harinas con una pizca de sal y el agua. Removemos hasta conseguir una masa homogénea.

A continuación picamos finamente la cebolleta y el perejil y los añadimos al cuenco a la vez que los camarones. Mezclamos todo bien y dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de 30 minutos.

Si vemos que tras este tiempo se nos ha espesado demasiado la masa podemos echarle un poco más de agua. ¿Por qué? Porque debemos conseguir una textura ligera para que las tortillas sean finas y crujientes.

Lo siguiente es poner un chorrito de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, se añaden porciones de masa con una cuchara y doramos a fuego medio por ambas caras hasta que las tortillitas estén crujientes. Luego las escurrimos bien antes de servir, como truco, podemos ponerlas sobre un papel de cocina para que dejen ahí el aceite y después servir en los platos de comer.

Temas

En Chic

    0
    comentarios