Menú

Receta: dorayakis saludables

Los famosos bizcochitos de una serie japonesa han llegado a LD, seguramente os traigan muchos recuerdos de infancia. Son sencillos de preparar.

Los famosos bizcochitos de una serie japonesa han llegado a LD, seguramente os traigan muchos recuerdos de infancia. Son sencillos de preparar.
Dorayaki relleno de anko. | Flickr/CC/Kanko*

Dorayaki, uno de los dulces más apreciado y populares en Japón. Se suele describir al dorayaki como dos pancakes rellenos. Sin embargo, si hacéis dos tortitas y las rellenáis pronto veréis que su sabor y textura no es la misma.

¿Por qué son distintos de las tortitas? Porque los dorayakis tiene sus orígenes en un bizcocho portugués conocido como «Castella» (kasutera). Este llego a Japón en el siglo XVI para quedarse – hoy en día podéis encontrarlo fácilmente. Este origen es el que brinda al dorayaki de su característica consistencia, esponjosidad y suavidad que lo diferencia de la tortita Americana.

A medio camino entre pastel y bizcocho, la masa del dorayaki es muy parecida a las tortitas. Tiene una textura muy líquida que se cocina a la plancha formando círculos, y después se forman sándwiches con un relleno tradicional de anko, el dulce de judías azuki. Son esponjosos y ligeros, y si no os apetece probar el anko siempre se pueden rellenar de chocolate o crema pastelera.

No hay nada mejor que un dorayaki recién hecho pero si no vais a tomarlos inmediatamente, tan pronto estén hechos, envolverlos en plástico y ponerlos en un tapper o ziplocker y guardarlo en la nevera (os aguantaran unas 48h). En Libertad Digital nos ponemos manos a la obra con esta sencilla receta y, como siempre, os recomendamos coger papel y bolígrafo para no perderos nada de ella.

Ingredientes:

  • dos huevos de gallina
  • 100gr de crema de cacao
  • 90gr de harina integral de espelta
  • ocho dátiles
  • 10ml de bebida de vegetal de arroz y almendras
  • una cucharadita de levadura química en polvo
  • una vaina den vainilla

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es poner a remojo los dátiles, una vez ablandados los trituramos y reservamos para más tarde.

A continuación batimos los huevos. A estos les añadimos el agua, las semillas de vainilla y la pasta de dátil y seguimos removiendo. Incorporamos la harina y la levadura y mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.

Lo siguiente es dejar reposar la masa en el frigorífico durante 15 minutos.

El siguiente paso es calentar una sartén con un chorritín de aceite y vamos haciendo bizcochitos, del mismo tamaño todos si es posible. Para ello es recomendable utilizar una sartén pequeña, para que la masa ocupe la sartén completa y nos salgan todos los dorayakis del mismo tamaño.

¿Cómo hacemos estos bizcochitos? Sencillo, igual que si se tratase de tortitas. Echamos la masa en la sartén y, cuando empiecen a salir burbujas, le damos la vuelta. Una vez tengamos esto listo, echamos crema de cacao por encima al gusto y más masa por encima. Tenemos que tener cuidado de que el cacao quede solo en el centro y aplastar bien los bordes para que no se salga. Repetimos la operación hasta gastar toda la masa y.... a disfrutar.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador