Menú

Por qué es preferible no besar a los animales

Dar besos a las mascotas es de las cosas más normales del mundo y no pasa nada... hasta que pasa. En LD te contamos por qué deberías dejar de hacerlo.

Dar besos a las mascotas es de las cosas más normales del mundo y no pasa nada... hasta que pasa. En LD te contamos por qué deberías dejar de hacerlo.
Mujer paseando con su perro y dándole un beso. | Cordon Press

Seguramente, más de una vez hayas querido besar a tu perro para demostrarle el cariño que le tienes. De la misma manera, tu perro más de una vez te habrá devuelto un lametazo ‘en compensación’. Si es así, tenemos buenas noticias porque besar a tu perro no es tan malo como pueda parecer.

Diversas investigaciones científicas avalan sus beneficios además de que, por supuesto, ayudan a fortalecer los vínculos afectivos con tu mascota. Obviamente, el animal no debe tener ninguna enfermedad y debe estar bien cuidado, de lo contrario nos exponemos a múltiples enfermedades. Si por el contrario no te gusta que tu perro te demuestre su cariño con tanto entusiasmo y apartas la cara cuando se acerca hacia ti, simplemente eres escrupuloso y cuidas tu salud.

De hecho, que nuestras mascotas nos demuestren cariño por medio de besos no tiene nada de malo, ya que, si acude con frecuencia al veterinario, tiene sus vacunas completas y cuidas su limpieza hay muy poco riesgo de que te "contagie" de algo de gravedad, sin embargo, existen algunos factores que debes de prestar atención, además que las personas inmunodeprimidas o con un sistema inmune débil pueden tener más riesgo de contraer enfermedades. Por tanto, en Libertad Digital vamos a analizar bien los pros y contras de besar a las mascotas.

Simplemente el hecho de tener mascota ya es algo bueno para la salud de quien la tien ¿Sabías que la flora intestinal de las personas que conviven con perros es más rica y variada? Según los expertos, los microbios que se encuentran en el estómago de los perros tienen un efecto probiótico en el cuerpo de los seres humanos. Lo que es lo mismo: ayudan a fortalecer nuestra flora bacteriana mejorando nuestra salud.

Eso sí, hay que aprovechar este artículo para desmontar más de un mito. Pese a que no sea malo besar a un perro, no es cierto que el hocico de los perros esté más limpio que nuestra boca. De hecho, al estar en contacto con el exterior, es normal que albergue un montón de bacterias. Tampoco es del todo verídico que su saliva cure las heridas ya que, aunque tengan propiedades antisépticas reconocidas, no favorecen su curación total. Por lo tanto, si besas a tu perro puede que nada cambie en tu salud salvo tu felicidad.

¿Puedo contraer enfermedades por besar a un perro?

La realidad es que la convivencia y el contacto con los animales no solo nos hacen más felices, sino que, además, tienen efectos positivos para nuestro organismo, entre ellos, un fortalecimiento del sistema inmunitario al favorecer la creación de defensas contra las bacterias del perro y, de forma paralela, a bacterias de otra procedencia.

El único aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de vigilar los lametones de tu perro es el hecho de que esté correctamente desparasitado internamente. Para ello, la solución para disfrutar de todo el afecto que te muestra tu mascota y garantizar además su salud es desparasitar a tu perro periódicamente.

¿Y qué hay de los gatos?

Los gatos no comen heces y, por ende, es poco probable que los humanos se infecten con sus parásitos. También es cierto que es más extraño que un gato nos lama.

Sin embargo, las bocas de los gatos tienen Pasteurella, que puede ocasionar infecciones en la piel y los ganglios linfáticos, así como Bartonella henselae, una bacteria que puede provocar graves infecciones en la piel y en los ganglios linfáticos que se conoce como la fiebre por arañazos de gato, según el mismo sitio. Para la tranquilidad de todos, o no, la mayoría de esas infecciones provienen de mordeduras o arañazos.

¿Qué precauciones debo tomar?

  • Asegurarse de que tu mascota esté al día con sus vacunas
  • Hay que desparasitar a las mascotas recién adquiridas, también al resto
  • Mantener a las mascotas lejos de las heces de otros animales
  • Lavarse las manos con regularidad con agua y jabón
  • Asegurarse de que no tenga pulgas
  • Bañarlo y cepillarlo cuando sea necesario
  • Evitar que el lametón vaya directamente en la boca, si no se puede evitar lavarla rápidamente

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador