Menú

Causas de las ojeras y cómo eliminarlas

Las ojeras las sufren muchas personas y no saben por qué. Son complicadas de eliminar. ¿Qué las causa? ¿Cómo prevenirlas? ¿Cómo tratarlas?

Las ojeras las sufren muchas personas y no saben por qué. Son complicadas de eliminar. ¿Qué las causa? ¿Cómo prevenirlas? ¿Cómo tratarlas?
Ojeras | Flickr/CC/arboltsef

Las ojeras son algo que resta atractivo al rostro de cualquier persona, dicho por los expertos, esto es porque transmiten sensación de cansancio y tristeza, algo que influye directamente en los patrones de reconocimiento facial y en la percepción del atractivo. Seguramente este sea uno de los motivos que hacen que cada vez más personas se preocupen por la presencia de ojeras y la cara de cansancio que por las arrugas y las canas.

Además, aquellas personas que las padece saben que es un problema difícil de prevenir y tratar. No es fácil obtener resultados evidentes ni eliminarlas por completo con el simple uso de una crema, pero conocer las causas que las producen y el tipo de ojera que se tiene puede ayudar bastante a definir el modus operandi a la hora de tratarlas.

¿Qué son las ojeras?

Es importante saberlo ya que cada ojera se trata de una manera diferente. No obstante, las ojeras son un término difuso en el que confluyen bolsas de grasa, hundimientos de tejidos, color de piel, textura y posición del globo ocular respecto a la cara. Aunque esta definición puede parecer demasiado extensa, en general, y aunque todos esos factores influyen, las ojeras son en sí mismas, los surcos profundos que aparecen en la zona del valle lagrimal.

Más concretamente, las ojeras son coloraciones grisáceas o moradas con una apariencia muy antiestética y aparecen en el párpado inferior del ojo ya que la piel de ese lugar es tan fina que incluso las venas se transparentan. Se trata de una disposición morfológica especial que, sumada a una piel tan fina, oscurecen la zona: En ocasiones, pueden ser permanentes o estar causadas por motivos como el cansancio o la falta de sueño. No obstante, el origen de las ojeras puede variar, y para abordarlas adecuadamente, es fundamental comprender las causas subyacentes.

  • Genética: La predisposición genética juega un papel importante en la aparición de ojeras. Si se tienen antecedentes familiares de ojeras, es más probable que también se desarrollen.
  • Piel fina: La piel debajo de los ojos es más delgada y delicada que en otras áreas del cuerpo. Esta fina capa de piel puede hacer que los vasos sanguíneos sean más visibles, lo que contribuye al aspecto oscuro de las ojeras.
  • Envejecimiento: Con el tiempo, la piel tiende a perder elasticidad y grasa subcutánea, lo que puede hacer que los vasos sanguíneos se vuelvan más prominentes, aumentando la apariencia de las ojeras.
  • Fatiga y falta de sueño: La falta de sueño y la fatiga pueden dilatar los vasos sanguíneos debajo de los ojos, lo que resulta en un flujo sanguíneo inadecuado y ojeras más visibles.
  • Estrés y malos hábitos alimenticios: El estrés y una dieta pobre pueden contribuir a la inflamación y la retención de líquidos, lo que empeora la apariencia de las ojeras.
  • El estilo de vida: La inadecuada alimentación, el tabaquismo, el alcohol, la falta de sueño, el estrés y el cansancio son los factores mas frecuentes que empeoran la zona periocular.

Tipos de ojeras

  1. Ojeras azuladas: Ese color de ojera, muy habitual en personas de piel clara, suele deberse a problemas de microcirculación sanguínea en la zona.
  2. Ojeras oscuras y pigmentadas: Normalmente las ojeras de color oscuro y/o marrón se producen por una excesiva producción de melanina y suelen tener su origen en la herencia genética. Para este tipo de ojeras puede ser efectivo el uso de hidroquinona de uso domiciliario.
  3. Ojeras por flacidez o patas de gallo: En ese caso lo más aconsejable son sérums específicos para esta zona con retinol ya que este activo evita que las células envejezcan de forma prematura y estimula la producción de colágeno.

Soluciones contra las ojeras

  • Descanso adecuado: El sueño es esencial para reducir la aparición de ojeras. Hay que intentar dormir al menos 7-9 horas por noche.
  • Hidratación: Mantener la piel bien hidratada aplicando una crema hidratante adecuada para el contorno de ojos.
  • Dieta saludable: Consumir una dieta rica en antioxidantes, vitaminas y minerales puede mejorar la salud de la piel. Hay que asegurarse de beber suficiente agua y reducir la ingesta de sodio.
  • Protección solar: Usar protector solar y gafas de sol para proteger la piel del sol, que puede acelerar el envejecimiento y empeorar las ojeras.
  • Mesoterapia facial: Especialmente indicada para la prevención del envejecimiento cutáneo y para personas que presentan ojeras moderadas, se compone de vitaminas que estimulan la producción de colágeno, renovando la firmeza y elasticidad de la piel. El efecto que se obtiene es similar al que se lograría combinando una buena crema hidratante con otra crema nutritiva de las mismas características, teniendo en cuenta que aplicadas por vía tópica la penetración de los principios activos es mucho menor si se compara con las microinyecciones que penetran el cien por cien del producto.
  • Tratamientos tópicos: Existen cremas y geles específicos para ojeras que contienen ingredientes como la vitamina C o la cafeína, que pueden ayudar a reducir la hinchazón y aclarar la piel.
  • Procedimientos médicos: Si las ojeras son muy prominentes y persistentes, se pueden considerar tratamientos médicos como el relleno de ácido hialurónico o láser para estimular la producción de colágeno y mejorar la apariencia de la piel.
  • Ácido hialurónico: Bien aplicado en la zona de la ojera, permite recuperar el volumen perdido, rellenándola para igualar y proyectar la zona cuando se tiene una depresión muy marcada. Consiste en aplicar un relleno de ácido hialurónico en la zona. El hundimiento que suele tener cabida en el contorno del ojo desaparecerá al ser rellenado con esta sustancia natural. De igual forma, se induce a que el organismo segregue más colágeno para que la densidad de los tejidos mejore, cubriendo de manera efectiva los vasos sanguíneos que discurren por la zona para matizar su oscuridad en aquellos pacientes de piel fina.

Remedios caseros

La apariencia de círculos oscuros debajo de los ojos se puede reducir con remedios caseros simples. Aunque algunos de estos remedios no están científicamente probados, puede valer la pena probarlos, ya que muchos son económicos y no producen efectos secundarios.

  • Más sueño. Es importante asegurarse de dormir lo suficiente todas las noches ya que esto puede ayudar a reducir o prevenir las ojeras. Elevar la cabeza apoyándola sobre almohadas adicionales puede ayudar a reducir las ojeras y la hinchazón alrededor de los ojos.
  • Pepino. Aplicar rodajas de pepino en los ojos puede aliviar los ojos cansados y reducir la hinchazón. El alto contenido de agua y vitamina C del pepino puede ayudar a nutrir e hidratar la piel. El pepino también contiene sílice, que es esencial para tener tejido sano.
  • Compresas frías. Aplicar una compresa fría en los ojos puede contraer los vasos sanguíneos y reducir la apariencia de ojeras.
  • Bolsas de té. Las bolsas de té pueden ayudar a disminuir las ojeras y la hinchazón debajo de los ojos. La cafeína tiene propiedades antioxidantes y estimula la circulación sanguínea alrededor de los ojos. Se pueden hervir dos bolsitas de té en agua antes de dejarlas enfriar y luego ponerlas en cada ojo. También se pueden poner las bolsas de té hervidas en el refrigerador antes de aplicarlas en los ojos ya que agrega un efecto refrescante. Se pueden usar bolsas de té negro, verde o de hierbas.
  • Productos antioxidantes para el cuidado de la piel. Las cremas faciales y los productos debajo de los ojos que contienen antioxidantes pueden ayudar a reducir la aparición de ojeras. Las vitaminas E y C son antioxidantes que pueden ayudar a tratar las ojeras.
  • Maquillaje. Aunque el maquillaje no alterará las ojeras, se puede usar un corrector debajo de los ojos con fines cosméticos.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro