Menú

¿Cuáles son las plantas más peligrosas para el ser humano?

Las plantas son una de las mejores maneras de decorar el hogar. No todas son buenas para la salud, ¿Cuáles son peligrosas para humanos y mascotas?

Las plantas son una de las mejores maneras de decorar el hogar. No todas son buenas para la salud, ¿Cuáles son peligrosas para humanos y mascotas?
Ageratina altissima, una de las plantas más letales del mundo. | Flickr/Dominio público/Sam Droege

Las plantas siempre han formado parte de la alimentación del ser humano y se han usado como remedios naturales y medicinales, siendo la base original de la medicina actual. De hecho, actualmente se siguen usando todas las partes, como las hojas, los tallos, las flores y las raíces. No obstante, la ingesta de ciertos vegetales puede suponer un riesgo para la salud, ya que hay algunas plantas que contienen sustancias tóxicas para los humanos y algunos animales. Algunas son venenosas para los humanos y solo un poco dañinas para otros animales, mientras que otras son muy tóxicas para muchos. Asimismo, algunos de estos vegetales son tóxicos solo durante ciertas etapas de su vida y otros lo son siempre.

No obstante, las plantas son un bello complemento para el hogar, tanto si están en el interior como en el exterior. Aunque queda bonito y lleno de vida adornar el espacio con vegetación, hay algunas plantas que son demasiado peligrosas para tenerlas cerca. Pero tampoco hay que renunciar a tener plantas cerca, aunque con cuidado. Algunas pueden tener un olor dulce y ser bonitas por fuera, pero pueden ser perjudiciales para los humanos y/o las mascotas.

Aunque tengan un aspecto cautivador y un olor absolutamente asombroso, estas plantas pueden incluso llegar a ser mortales. Algunas son tóxicas para las mascotas, otras para los humanos y algunas para todos. No obstante, todas estas plantas son maravillosas, y se puede contar con ellas, siempre y cuando se mantengan alejadas de los niños, gatos o perros. No hay que olvidar que las especies más peligrosas y mortales pueden esconderse detrás de una hermosa y delicada flor y algunas de sus partes pueden ser milagrosas. De hecho, pueden parecer inofensivas, pero algunas plantas pueden albergar algunos de los venenos más mortales que se conocen.

Las plantas más peligrosas del mundo

  • Cicuta de agua o Cicuta maculata. Estrechamente relacionada con la cicuta venenosa, que es la planta que mató a Sócrates, la cicuta de agua ha sido considerada la planta más violentamente tóxica de América del Norte. Con una gran flor silvestre de la familia de las zanahorias, normalmente se confunde con las chirivías comestibles o el apio, sin embargo, está infundida con cicutoxina mortal, especialmente en sus raíces, y si alguien la consume rápidamente generará síntomas potencialmente fatales. Quien sobrevive a esta planta a menudo padece amnesia y temblores duraderos.
  • Sombra nocturna mortal o Atropa belladona. Según la leyenda, los soldados de Macbeth envenenaron a los invasores daneses con vino elaborado con el dulce fruto de la belladona. De hecho, es la dulzura de las bayas lo que a menudo atrae a los niños y a los adultos a consumir esta planta letal. Nativa de áreas boscosas o baldías en el centro y sur de Eurasia, la solanácea mortal tiene hojas de color verde opaco y bayas negras brillantes del tamaño de cerezas. ¿Por qué es mortal? Porque la belladona contiene atropina y escopolamina en sus tallos, hojas, bayas y raíces, y causa parálisis en los músculos involuntarios del cuerpo, incluido el corazón. Tal es su peligrosidad que, incluso, el contacto físico con las hojas puede causar irritación en la piel.
  • Snakeroot blanco o Ageratina altissima. Esta hierba norteamericana tiene racimos planos de pequeñas flores blancas y contiene un alcohol tóxico, conocido como trematol. Es tan tóxico que si un animal ingiere esta planta y después el humano come carne o leche de ese animal, también el humano quedará intoxicado. Los síntomas de intoxicación incluyen pérdida de apetito, náuseas, debilidad, malestar abdominal, enrojecimiento de la lengua, acidez anormal de la sangre y muerte.
  • Ricino o Ricinus communis. Sus semillas contienen ricina, una toxina mortal. No obstante, el aceite de ricino forma parte de muchos remedios caseros, pero la planta en sí tiene más probabilidades de matar que de curar. Las semillas contienen una de las sustancias naturales más venenosas que se conocen tanto es así que una sola semilla puede matar a un niño, ya que la proteína tóxica ricina puede causar deshidratación grave por vómitos y diarrea.
  • Guisante rosario o abrus precatorius.También llamados frijoles jequirity, estas semillas con nombres piadosos contienen abrina, una proteína inhibidora de los ribosomas extremadamente mortal. Estas plantas tóxicas son nativas de las áreas tropicales y se usan a menudo en joyería y rosarios de oración. Si bien las semillas no son venenosas si están intactas, las semillas que se rayan, rompen o mastican pueden ser letales. Hay que tener cuidado ya que solo se necesitan tres microgramos de abrina para matar a un adulto. Al igual que la ricina, la abrina impide la síntesis de proteínas dentro de las células y puede causar insuficiencia orgánica en cuatro días.
  • Adelfa o nerium oleander. Planta aparentemente hermosa con sus flores vibrantes, que esconde toxinas cardíacas que pueden ser mortales si se consumen. Aunque comúnmente se cultiva como seto y ornamental, todas las partes de la planta de la adelfa son mortales y contienen glucósidos cardíacos letales conocidos como oleandrina y neriina. Afortunadamente, las muertes por envenenamiento con estas plantas tóxicas son raras, ya que son muy amargas y, por lo tanto, disuaden rápidamente a cualquiera que las pruebe.
  • Digital o Digitalis purpurea. Es utilizada en la medicina para tratar problemas cardíacos, pero puede ser peligrosa en dosis incorrectas, ya que contiene glicósidos cardíacos que afectan el ritmo cardíaco. Comer sólo una pequeña parte de esta planta puede ser mortal, de hecho, una sola hoja bastaría para dañar a un niño. Los síntomas de intoxicación incluyen somnolencia, disminución del ritmo cardíaco y temblores.
  • Tabaco. La nicotina y la anabasina que contiene esta popular planta son mortales cuando se ingieren. La nicotina se consume ampliamente en todo el mundo a pesar de ser psicoactiva y adictiva, de hecho, el tabaco es la planta comercial no alimentaria más cultivada en el mundo. Todas las partes, especialmente sus hojas, contienen los alcaloides tóxicos nicotina y anabasina, y pueden ser fatales si se ingieren. No hya que olvidar que el consumo de tabaco causa más de cinco millones de muertes al año, lo que la convierte quizás en la planta más mortal del mundo.
  • Árbol de la muerte o hippomane mancinella. La manzanilla de la muerte o árbol de la muerte es un árbol originario de Mesoamérica y las islas del Mar Caribe que puede alcanzar hasta 20 metros de altura. Es tremendamente tóxico, y su fruto tiene un olor muy agradable y un atractivo aspecto de manzana. Es letal para los humanos y posiblemente para todos los mamíferos, por lo que se le conoce como "el árbol más peligroso del mundo". Si se ingiere, unos vómitos severos y una diarrea interminable pueden provocar la muerte.
  • Estramonio o datura stramonium. También conocida como la "trompeta del diablo", contiene alcaloides como la escopolamina, que pueden causar alucinaciones y efectos peligrosos para la salud mental. Con hojas verdes, que a veces se tiñen de púrpura, la trompeta del diablo o datura es increíblemente insegura cuando se ingiere o se inhala. Aunque se utiliza para tratar el asma y otras afecciones, puede provocar náuseas, vómitos y alucinaciones.
  • Ortiga. Si alguien toca las hojas o los tallos, los pelos en forma de aguja de esta planta pueden inyectar ácido fórmico en la piel. Esto puede provocar ardor y una erupción cutánea con picor.
  • Hortensia. Estas populares flores contienen una toxina que no es ninguna broma, el cianuro. Pero hay que tener en cuenta que las mascotas y los humanos necesitan ingerir bastante cantidad de estas flores para que los efectos sean mortales, por lo que, si se tienen en casa, se pueden mantener.
  • Muérdago blanco. Se ha debatido si esta planta parásita puede causar la muerte, pero puede provocar problemas digestivos, ralentización del ritmo cardiaco y efectos alucinógenos en humanos en grandes dosis, y es especialmente dañina para las mascotas.
  • Chirivía de vaca. Lo peligroso no es tocar la flor en forma de paraguas, sino su savia. Sus sustancias químicas tóxicas sensibilizan la piel al sol, provocando quemaduras y ampollas.
  • Filodendro. Una planta de interior común, contiene oxalato de calcio, que puede causar irritación severa en la boca y la garganta si se ingiere. Además, su savia puede provocar reacciones cutáneas en algunas personas sensibles. No obstante, las reacciones graves son raras, pero conviene mantener los filodendros fuera del alcance de niños y mascotas.
  • Laurel de montaña. Estas preciosas flores guardan un secreto y es que son mortales. El laurel de montaña o Kalmia Latifolia tras su consumo, las personas pueden sufrir quemaduras en los labios, la boca y la garganta.
  • Linterna china. El alquequenje, linterna china o vejiga de perro es una planta poco recomendable. Aunque las hojas y los frutos inmaduros de esta planta pueden ser tóxicos, las vainas de colores se utilizan a veces en coronas y arreglos florales secos.
  • Mijo negro. A pesar de sus cualidades medicinales, la drosera amarilla no es segura si se deja cruda y sin cocinar. Puede causar dificultades respiratorias y problemas cardiacos. Tampoco es segura para los perros.
  • Amanita phalloides. Conocida como la "seta de la muerte", puede causar daño hepático irreversible e incluso la muerte. A pesar de su atractivo aspecto, su ingesta es sumamente peligrosa.

En Chic

    0
    comentarios