Menú

¿Afecta la falta de sexo al organismo?

El sexo es beneficioso para la salud. La abstinencia puede tener consecuencias negativas. ¿A qué puede afectar? ¿A hombres y mujeres?

El sexo es beneficioso para la salud. La abstinencia puede tener consecuencias negativas. ¿A qué puede afectar? ¿A hombres y mujeres?
pasión, lujuria, par | Pixabay/CC/Vika_Glitter

Hay un dicho que dice: "El sexo es salud" y es verdad ya que la actividad sexual beneficia tanto al cuerpo físico como al cerebro y al estado de ánimo. Y por eso el dejar de hacerlo trae consecuencias que afectan a las personas. ¿Se puede vivir sin sexo? Si, se puede vivir sin sexo, otra cosa es que practicarlo con una cierta frecuencia produzca una serie de beneficios tangibles y demostrados en la salud física y mental de las personas. Y en cuestiones muy concretas. Por tanto, hay que tener en cuenta que la sexualidad es una dimensión importante de la salud y el bienestar humanos. Si bien la actividad sexual regular puede ofrecer numerosos beneficios para la salud, como la mejora del estado de ánimo y la reducción del estrés, es natural preguntarse si la falta de sexo puede tener efectos negativos en el organismo. La respuesta, sugiere que los impactos están más relacionados con aspectos psicológicos y emocionales que con disfunciones físicas directas.

Entonces, lo que está claro es que mantener relaciones sexuales de manera habitual no solo es divertido y satisfactorio, también es positivo para la salud, incluida la salud mental. Tanto es así que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es un aspecto fundamental para la salud y el bienestar de las personas, las parejas y las familias, así como para el desarrollo económico y social de las comunidades y los países. Por tanto, la abstinencia sexual en una persona adulta, que bien puede deberse a cuestiones voluntarias o involuntarias como las relacionadas con una enfermedad o problemas sentimentales, puede provocar consecuencias negativas para la salud más graves de lo esperado. ¿Cómo responden los cuerpos a esta falta de sexo?

Consecuencias negativas de la falta de sexo

En los últimos años, son muchas las investigaciones centradas en el estudio de los beneficios que tiene el sexo sobre la salud, dentro de ellos destacan que mantener relaciones de manera habitual mejora la salud cardíaca, quema calorías, reduce la tensión arterial, alivia los dolores de cabeza, reduce el insomnio, rejuvenece y mejora el aspecto de la piel, entre otros beneficios. Así, una vida sexual saludable favorece el bienestar general de las personas. Y es que, además, el sexo es un gran aliado de la salud mental, que se ve duramente afectada en caso de abstinencia. Así lo señalan los expertos que aseguran que la falta de relaciones sexuales puede tener consecuencias negativas como estas:

  • Mayores niveles de ansiedad y estrés: según diversos estudios, tener sexo hace que el cerebro libere neuroquímicos como las endorfinas y la oxitocina, unas sustancias que además de generar un efecto analgésico proporcionan sensación de bienestar. Así, las personas que tienen relaciones sexuales de manera habitual se muestran menos estresadas que las que no.
  • Problemas de autoestima: esta es una consecuencia ligada a la anterior. Y es que la sexualidad es un aspecto fundamental para la autoestima de las personas, por lo que la falta de sexo puede provocar una autoestima baja llevándolos a sentirse menos deseados y tristes.
  • Sistema inmunitario más débil: según un estudio, las personas con una vida sexual más activa presentan unos niveles significativamente más altos de inmunoglobulina, un anticuerpo presente en secreciones del cuerpo como la saliva, las lágrimas o las producidas por el aparato respiratorio y gastrointestinal, convertido en un potente defensor contra gripes y resfriados. Por ello, concluyeron que las personas que practican poco sexo serían más propensas a estas afecciones.
  • Afecta la presión arterial: los investigadores han relacionado el sexo con la presión arterial baja. De hecho, un estudio encontró que específicamente las relaciones sexuales, no la masturbación, disminuyen la presión arterial sistólica.
  • Menor producción de hormonas: tener relaciones sexuales regularmente, ayuda a mantener los niveles de estrógeno y testosterona en equilibrio, lo que ayuda a prevenir una serie de problemas de salud.
  • Mayor posibilidad de tener sueños húmedos: el cuerpo intentará recordar que quiere sexo.
  • Mayores posibilidades de un ataque al corazón: una buena vida sexual es algo sano para el corazón. De hecho, un estudio encontró que los hombres que tienen relaciones sexuales al menos dos veces por semana, tienen la mitad de probabilidades de morir por problemas cardíacos.
  • Insomnio: tras alcanzar el orgasmo, el cuerpo libera una hormona llamada prolactina, que es la responsable de la relajación y la somnolencia.
  • Falta de brillo en la piel: con las relaciones sexuales los poros de la piel se abren y se eliminan toxinas. Cuando la frecuencia del coito disminuye la reducción de impurezas también lo hace, lo que da lugar a que el rostro pierda su brillo natural y aparezca más acné de lo habitual. Un mejor descanso y una mejor calidad de la piel contribuyen positivamente a disminuir la aparición de ojeras y arrugas, aunque sin olvidar el resto de factores implicados como la exposición solar excesiva.
  • Disminución del deseo sexual: cuando se pasa mucho tiempo sin mantener relaciones sexuales, es habitual que el deseo disminuya llegando incluso a desaparecer.
  • Posible deterioro de la memoria: según una investigación, las relaciones sexuales potencian la reproducción de neuronas, mejorando la función cognitiva. Por ello, la falta de sexo podría provocar un deterioro de la memoria. Hay que tener claro que el sexo ayuda a mejorar el rendimiento mental y ayuda a producir nuevas células en el hipocampo, el centro de memoria del cerebro.
  • Causa aumento de peso: el sexo ayuda a controlar las hormonas, lo cual ayuda a controlar el peso.
  • Vínculo entre la pareja más débil: la falta de sexo dentro de la pareja puede provocar un distanciamiento emocional que, inevitablemente, acaba afectando a la relación. Y es que, las relaciones sexuales propician momentos de intimidad difíciles de conseguir en otras circunstancias. Hay que tener en cuenta que la intimidad sexual con una pareja romántica mejora la comunicación y la salud del vínculo en general.
  • Mayor riesgo de sufrir disfunción eréctil: según han apuntado diferentes estudios científicos, una vida sexual activa puede ayudar a los hombres a preservar su potencial eréctil. Así, cuantas menos eyaculaciones, mayor es el riesgo de sufrir este tipo de disfunción sexual.
  • Mayor probabilidad de cáncer de próstata: los hombres que eyaculan con frecuencia, definido como al menos 21 veces al mes, tienden a tener menos probabilidades de contraer cáncer de próstata.
  • Pérdida de tono vaginal: en el caso de las mujeres, la falta de sexo también puede provocar una falta de tono muscular en la vagina que puede derivar en diferentes problemas como incontinencia urinaria, prolapso o disfunciones sexuales.
  • Disminución de lubricación vaginal: esto no es una consecuencia directa, pero si se pasa mucho tiempo sin tener sexo, esto puede producir ansiedad, lo cual asusta al cuerpo y hace que no produzca suficiente humedad.
  • Dolor: La falta de flujo vaginal, por desgracia, puede hacer que el sexo sea doloroso.
  • Cambios en el control de la vejiga: el sexo ayuda a las mujeres a fortalecer los músculos del suelo pélvico, lo que ayuda a evitar la incontinencia.

Beneficios de tener sexo

Además de los efectos negativos de no tener relaciones sexuales, una vida sexual saludable tiene algunas ventajas adicionales que pueden mejorar la salud y el bienestar.

  • Disminuye el dolor: Los orgasmos y la estimulación vaginal pueden bloquear el dolor crónico en la espalda y las piernas. También muchas mujeres han reportado una reducción en los dolores menstruales, el dolor artrítico e incluso los dolores de cabeza.
  • Mejora la menstruación: Tener relaciones sexuales durante el período de menstruación ayuda a aliviar los cólicos asociados.
  • Disminuye las posibilidades de infecciones urinarias: abstenerse de tener relaciones sexuales reduce la posibilidad de desarrollar infecciones del tracto urinario porque al tener sexo las bacterias son empujadas hacia el tracto.
  • ¿Cuenta como ejercicio?: Aunque no reemplazará a la cinta de correr, el sexo aumenta el ritmo cardíaco y usa varios músculos.

En Chic

    0
    comentarios