Menú

El gran plan de Pedro Sánchez para vacunar a todos: 18 hojas que no responden a lo esencial

Illa promete 80 millones de dosis. Empezarán por las residencias de ancianos. Falta concretar todo lo demás.

0
Illa promete 80 millones de dosis. Empezarán por las residencias de ancianos. Falta concretar todo lo demás.
Pedro Sánchez anunciando el viernes su plan de vacunación | EFE

El pasado viernes, Pedro Sánchez anunció la inminente aprobación de un Plan de Vacunación con el que preparar la llegada de la vacuna del coronavirus. Entre las promesas que lanzó el presidente estuvo la de que en seis meses estaría inmunizada una parte "sustancial" de la población. El domingo, continuaron las promesas: Sánchez apuntó a 13.000 puntos de vacunación. Mientras, se filtraron algunos elementos del plan, como la distribución de los grupos de población prioritarios.

Este martes, en el Consejo de Ministros, se han concretado las promesas del presidente del Gobierno. Y la promesa ha quedado en casi nada: el anunciado Plan de Vacunación del Gobierno, que, según Sánchez, sólo había anunciado hasta ahora Alemania (aunque ya disponen de él países europeos como Bélgica o Reino Unido), se ha quedado en 18 folios con las "líneas maestras" de la estrategia de vacunación y muy pocos datos concretos.

Quiénes se vacunarán

Como avanzaron varios medios el viernes, Sanidad y sus expertos han establecido 18 grupos de población que se vacunarán en tres fases. La primera fase, que irá de enero a "principios de marzo", dará prioridad a los ancianos en residencias, a sus cuidadores, a los grandes dependientes y al personal sociosanitario.

La segunda fase llegará hasta junio y en la tercera se terminará de vacunar al resto de población. Pero en la documentación aportada por Moncloa no se concreta cuáles son los grupos de población restantes y su orden de prioridad. Preguntado sobre ello en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Salvador Illa se ha limitado a decir que "los daremos a conocer oportunamente". Según Illa, es un documento "vivo" que se irá modificando según las características de las vacunas que vayan llegando.

De qué vacuna se dispondrá

El Gobierno se ha apresurado a anunciar vacunas según llegaban los anuncios con los avances de las farmacéuticas, incluso en algún caso con los contratos aún sin firmar. En la rueda de prensa, Illa ha afirmado que habrá dosis suficientes de vacuna para administrársela al "cien por cien de la población" en 2021 "si las cosas se desarrollan conforme tenemos previsto". Según el ministro, a España le corresponderían unas 140 millones de dosis de las siete vacunas con las que se ha firmado algún tipo de acuerdo que podrían inmunizar a 80 millones de personas.

En el documento con la estrategia de vacunación, se recuerdan los "esfuerzos sin precedentes" que se están haciendo en el mundo para lograr una vacuna "segura y eficaz en un plazo breve" y los acuerdos europeos para asegurarse 800 millones de inmunizaciones: "Todos los Estados miembros tendrán acceso al mismo tiempo de manera proporcional a su población", apuntan, citando cuatro contratos con Astra-Zeneca/Oxford, Sanofi/GSK, J&J/Janssen y Pfizer/BioNTech; otro con CureVac y contratos en "negociación" con Moderna/Lonza y Novavax.

Dónde se vacunará

Lo complicado de completar la vacunación contra el coronavirus, cuando se comercialice una vacuna eficaz, ha hecho que organismos como la Comisión Europea contemplen en sus directrices ampliar los puntos de vacunación. En concreto, citan como posibles lugares colegios, hospitales, clínicas "móviles" o farmacias, para ampliar la red de suministro ante unas circunstancias excepcionales. La estrategia gubernamental, sin embargo, no lo contempla por el momento. Los 13.000 puntos de vacunación de los que habló Sánchez aludían a los 13.000 centros de atención primaria del sistema sanitario. En la rueda de prensa, Illa ha afirmado que España cuenta con un "sistema robusto" de vacunación y ha tomado como ejemplo la campaña de la gripe.

En el documento, no se concreta nada sobre puntos de suministro. Sólo se dice que Sanidad "está trabajando con las comunidades autónomas en distintas alternativas de centros de vacunación, teniendo en cuenta la experiencia de Atención Primaria" y se apunta que la administración de la vacuna se realizará "con cita confirmada para evitar el desperdicio de dosis". Contemplan también una tarjeta de vacunación y el registro de cada vacunado. Nada más, de momento.

La logística

Quizá el reto más importante de la vacunación contra la covid-19, cuando llegue el momento, sea el de la distribución: habrá que almacenar y distribuir por toda España en el menor tiempo posible millones de dosis, y en función de la vacuna que llegue, las necesidades serán distintas: cabe recordar que la de Pfizer necesita ser transportada a -80 grados. Illa se ha limitado a decir que "estos temas ya están resueltos o en vía de resolución".

El documento, mientras, recoge que "la distribución de las vacunas requerirá de una plena coordinación entre instituciones públicas, distribuidores autorizados y compañías farmacéuticas" para una logística "eficaz" y afirma que Sanidad desarrollará "protocolos" para controlar la "trazabilidad en la distribución", nombrará responsables de los procesos y se definirán "flujos de comunicación claros". De momento, no se concreta nada más.

Las primeras quejas autonómicas

A lo largo del documento se repite en varias ocasiones que cada decisión en torno a esas "líneas maestras" de la estrategia de vacunación "será coordinada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS)", es decir, con las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias de Sanidad. Y de hecho antes de que se diera a conocer el documento ya han surgido las primeras quejas.

El presidente del País Vasco, Iñigo Urkullu, criticó ayer a Pedro Sánchez por anunciar un plan de vacunación sin contar con las autonomías y pidió "prudencia". Avanzó que en su región ya han comprado los materiales y se está preparando la logística para poder poner las vacunas una vez que lleguen. También anunció un plan vasco de vacunación. Y lanzó más críticas a Sánchez: "No me acabo de acostumbrar a esta manera de proceder del presidente, que anuncia un plan de vacunación sin contar con las comunidades autónomas".

Mientras, la Generalidad de Cataluña anunció también este lunes la compra de diez millones de jeringas con la intención de empezar a vacunar a finales de enero, según anunció la consejera de Salud, Alba Vergés. Según dijo, prevén tener 350.000 dosis de la vacuna de Pfizer en breve. Sobre el orden de vacunación, apuntó que están estudiando "diferentes estrategias".

Desde Madrid, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha lamentado que desde el Gobierno se esté hablando con "demasiada alegría" de las vacunas: "Si algo nos ha enseñado el coronavirus es que, cuando uno lanza previsiones a largo plazo, se equivoca". Según Escudero, hasta ahora Madrid no ha recibido ninguna comunicación sobre la estrategia y ha señalado que harán falta lugares específicos y una red "muy bien entrenada".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios