Menú

Viv, el sucesor de Siri

Los principales creadores de Siri se fueron de Apple tras la muerte de Steve Jobs. Ahora trabajan en un asistente personal más avanzado.

Libertad Digital
4
Los principales creadores de Siri se fueron de Apple tras la muerte de Steve Jobs. Ahora trabajan en un asistente personal más avanzado.
S-Voice y Siri, los asistentes personales de Samsung y Apple. | Flickr/CC/Mike Lau

Dag Kittlaus, Adam Cheyer y Chris Brigham son tres de los cuatro fundadores de Siri, la empresa que a las tres semanas de lanzar su asistente personal en la tienda de aplicaciones de Apple recibió una oferta de Steve Jobs para entrar a formar parte de la compañía de la manzana. Sólo el cuarto, Tom Gruber, sigue allí. La mayoría del equipo que creó Siri se fue sintiendo progresivamente más incómodo con la dirección de la empresa y la abandonó. Hoy se quejan de que, debido a la ruptura de los acuerdos que firmaron con terceros, Siri puede hacer menos cosas en 2014 de las que hacía en 2010 cuando salieron al mercado. De modo que están creando un nuevo asistente, mucho más avanzado, con la intención de que esta vez nadie arruine su trabajo.

Viv Labs, la empresa que han creado, intenta crear un asistente que pueda contestar a preguntas y realizar labores que sus creadores no hayan previsto, una carencia que comparten Siri, Cortana y Google Now. Tal y como explica Wired, ninguno de esos asistentes es capaz de establecer conexiones entre las distintas tareas que es capaz de hacer. Por ejemplo, aunque puede hacer reservas en restaurantes y consultar nuestra agenda, no puede cogernos mesa la primera noche que tengamos libre si así se lo pedimos.

Al enfrentarse a una pregunta compleja, que requiera conectar varios elementos, Viv creará una especie de programa ad hoc que pueda obtener información de diversas fuentes y conectarla entre sí para dar la respuesta que el usuario necesita. Si, por ejemplo, le preguntamos qué vino podemos comprar de camino a casa de un familiar que combine bien con una lasaña, Viv localizará en nuestros contactos a esa persona, hará un recorrido para llegar a su casa y localizará todas las tiendas que vendan vino entre medias, consultará bases de datos sobre maridajes para ver cuáles son apropiados y nos ofrecerá un listado de tiendas con los vinos que podemos comprar en ellas. Todo esto, claro, suponiendo que las tiendas ofrezcan esa información.

Kittlaus, el único del equipo de diez personas que no es ingeniero, explica que su objetivo es que Viv termine siendo capaz de aprender de sus usuarios hasta el extremo de que, por ejemplo, si le decimos "Estoy borracho" a los dos de la mañana a la salida de un bar, el asistente sea capaz de entender la situación, llamar a un taxi u otro servicio tipo Uber y pedirle directamente que lleve a su dueño a casa. Y, naturalmente, llevarse una comisión. Será el modo en que puedan mantenerse independientes esta vez.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios