Menú

Alternativas al uso del coche

Desde Libertad Digital te traemos algunas de las alternativas de transporte para que cambies el coche por otro medio distinto.

0
Desde Libertad Digital te traemos algunas de las alternativas de transporte para que cambies el coche por otro medio distinto.
coche, tráfico, hombre | Pixabay/CC/Free-Photos

Un día al año o quizá al mes lo ideal sería que nadie sacara su coche del garaje y fuera a trabajar o al colegio en otro medio de transporte. Es una llamada de atención a todos los ciudadanos del mundo para cuidar el plantea.

De hecho, ya hay un día en el que debería suceder eso, aunque no todos lo cumplen. El origen de este día se remonta al año 1973, cuando varios países de Europa vieron limitadas sus reservas de petróleo y por ende, de combustible debido a que los países árabes aliados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) suspendieron la venta de petróleo a los países que apoyaron a Israel, durante la guerra de Yom Kipur. Decidieron emplear el 22 de septiembre como toque de atención.

Desde Libertad Digital también queremos señalar que además del gasto que supone el mantenimiento de un vehículo, no hay que olvidar que los gases contaminantes que generan dañan mucho el medio ambiente. Por ello, conviene prestar atención a diferentes alternativas al uso de vehículos que permitan minimizar el daño medioambiental lo máximo posible.

Coche eléctrico

Si uno no desea dejar de utilizar el coche, porque es un medio de transporte realmente cómodo y rápido, la mejor alternativa sin duda es un coche eléctrico. Al no necesitar ningún combustible para funcionar, no emiten gases contaminantes y respetan a la perfección las políticas medioambientales. Además, su mantenimiento es más sencillo porque no poseen una mecánica complicada y las pólizas suelen ser más baratas.

Por si fuera poco, cada vez hay más punto de recarga. Ahora mismo hay más de 5.000 distribuidos por toda España y se prevé que en los próximos años la cifra aumente considerablemente.

Bicicletas y patinetes

Ambas opciones son cada vez más valoradas por los ciudadanos. ¿El motivo? Que son transportes muy baratos y que dan plena autonomía para desplazarse por la ciudad de forma sostenible. Además, se ahorra en quebraderos de cabeza a la hora de aparcar, porque tanto la bici como el patinete pueden guardarse en casa o en el lugar de trabajo.

Ventajas

  • Ecológicos. vehículos cero emisiones o con emisiones mínimas en el caso de los patinetes o las bicis eléctricas.
  • Rápidos en trayectos cortos. En una ciudad con tráfico es el medio de transporte más rápido para trayectos entre 1 y 8 kilómetros.

Inconvenientes

  • Vulnerable al tráfico. Por la calle el ciclista o el que va en patinete está especialmente expuesto al tráfico motorizado, más rápido y agresivo.
  • Expuesta a las condiciones climáticas adversas.

Alquiler de vehículos

Es una gran opción para realizar acciones cotidianas donde el desplazamiento sea relativamente largo y además con un precio bajo sin necesidad de pagar seguro o costear los arreglos al coche si fuera necesario. Consiste en un alquiler por minutos de un coche o de una moto que conduce uno mismo. Interesante para un uso esporádico, de lo contrario termina saliendo más barato tener un utilitario en propiedad.

Ventajas

  • Cómodo. Permite disponer de un vehículo durante el tiempo que se quiera como si fuera propio, con todas sus ventajas asociadas, como transportar otras personas u objetos de manera confortable.

Inconvenientes

  • Precio. Su coste por minuto oscina entre 0,19 y 0,29 euros. Es decir, entre 4 y 6 euros para un trayecto urbano de seis kilómetros. Claro que a cambio no se paga parking, seguro ni mantenimiento.
  • Limitado solo a algunas ciudades o zonas. De momento este servicio solo se ofrece en Madrid, Barcelona y Bilbao.

Coche compartido

Se trata de una alternativa en favor de la movilidad sostenible. La dinámica es muy sencilla: se trata de viajar en un mismo vehículo varias personas que se desplacen al mismo punto. Funciona muy bien, por ejemplo, entre compañeros de trabajo, ya que se reduce el tráfico, se disminuyen los costes y se consigue una mayor facilidad a la hora de aparcar, lo que conlleva a un ahorro de tiempo.

Transporte público

En términos de consumo de energía, el transporte público suele ser bastante más eficaz que el transporte individual. Su popularidad varía mucho en función de la calidad y la cantidad de los medios de transporte que ofrece cada Ayuntamiento.

Ventajas

  • Barato. No solo por el menor coste del viaje; el usuario se está ahorrando además el coste de un seguro para su vehículo, de su mantenimiento y del aparcamiento.
  • Ecológico. La huella de carbono por pasajero en un tranvía o en el metro es seis veces inferior que si usa un coche. Y la flota de autobuses eléctricos, híbridos o de gas aumenta día a día.

Inconvenientes

  • Una red a veces limitada. Hay ciudades con zonas mal comunicadas, líneas saturadas y con excesivos retrasos en la frecuencia de paso.
  • Incómodo si se viaja con bultos. No es un transporte pensado para transportar las bolsas de la compra. Los espacios más amplios están reservados para discapacitados y carritos de bebés.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia