Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El misterio del cielo de Munch ha sido resuelto

Los tonos que utilizó en su famoso cuadro El grito podrían deberse a un fenómeno atmosférico bastante común

Libertad Digital
0
El famoso cuadro de Edvard Munch, 'El grito' | Wikimedia Commons

La ciencia ha acabado con las interpretaciones. Al menos eso parece después del último estudio publicado en el "Bulletin of the American Meteorological Society", que ha determinado que lo que vio Edvard Munch aquella lejana tarde de 1891 no era el grito desgarrado de la naturaleza, sino un fenómeno bastante común denominado "nubes nacaradas".

El cielo que pintó, entonces, en su famoso cuadro El grito encontraría su inspiración en ese fenómeno. «Las nubes nacaradas generan cielos bastante dramáticos y son más notables a medida que se pone el sol, cuando el color se torna más rojo. (...) se ha documentado en al menos cinco ocasiones en 1892, y son habituales en la zona donde residió el pintor», han comentado varios expertos, que han desestimado de un plumazo otras recurrentes interpretaciones que hacían referencia a la atormentada vida del autor o al efecto que causó en el cielo la erupción de un volcán en 1883.

Pese a todo, no son pocos los que continúan prefiriendo esas versiones: El alarido desesperado del hombre moderno, inmortalizado por un artista loco, atormentado e hipersensible, que pudo inspirarse en las imposibles puestas de sol que generó una erupción volcánica, metáfora perfecta, a través de sus ojos, de la existencia humana.

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios