Menú

Cameron Diaz y su relación con las mujeres

La última comedia de Cameron Diaz está ya en formato doméstico. La actriz nos habla de cómo afronta el salto a los 40.

0
La última comedia de Cameron Diaz está ya en formato doméstico. La actriz nos habla de cómo afronta el salto a los 40.
Cameron Diaz en No hay dos sin tres

Todo el mundo conoce las dotes de Cameron Diaz para la comedia. La actriz de Algo pasa con Mary ha cimentado gran parte de su fama en provocar la risa, aunque sus ocasionales incursiones en otros géneros también haya demostrado su valía. En No hay dos sin tres, uno de los inesperados éxitos de la pasada cartelera primaveral que ahora aterriza en Blu-Ray y DVD, Diaz retoma la senda de la comedia gamberra junto a otras rubias muy especiales, Leslie Mann y Kate Upton.

El argumento de No hay dos sin tres es fácil de resumir: tres mujeres que en vez de competir entre sí, se alían para dar su merecido al hombre que las engañó. Para Diaz, interpretar comedia y transmitir esa imagen relajada es fácil. Y de hecho, liga perfectamente con el argumento del filme: "Tienes que apreciar lo que tienes y no envidiar a los demás". Algo que extiende al trasfondo de la película, encuadrable dentro de esa "comedia femenina" recuperada por La boda de mi mejor amiga, pero cuya tradición va mucho más lejos, quizá desde melodramas tan valorados como Carta a tres esposas, de Mankiewicz: "Las relaciones de las mujeres entre sí son sus posesiones más valiosas", dice Cameron. "Son sus posesiones más preciadas y lo que nos encantó de esta película".

Por eso las tres actrices basaron su labor en "encontrar la química" entre ellas. Nada me hacía más feliz que ir al trabajo y jugar con la locura de Leslie. Ni ver a Kate crecer como intérprete". Una actitud expansiva que revierte en el grupo. Pero no se confundan: "A mi edad, no puedes decirme que me contenga. Me siento feliz y capacitada. Nos preocupa tanto cómo lucimos en el exterior cuando envejecemos que no nos preocupamos bastante de lo que ocurre en el interior".

¿Pero de qué va No hay dos sin tres? "El engaño y la venganza es sólo un catalizador para juntar a estas tres mujeres. De ninguna manera hubieran acabado conociéndose, pero tienen virtudes y debilidades de las que pueden aprender, enriquecerse y crecer como personas. Es el verdadero significado de la amistad entre mujeres, no sólo la malicia de atacarse todo el tiempo". El paradigma parece haber cambiado en el cine, y quizá ese es el valor de la reciente ola de comedias protagonizadas por mujeres: necesitan estar basadas en algo verdadero.

En No hay dos sin tres encontramos tres personajes distintos pero perfectamente explicados en pantalla, y que encuentran la manera de convivir. "Ese equilibrio viene de todos nosotros conocer y comprender algo diferente", dice Diaz, que reconoce apoyarse en la diferencia para crear esa dinámica cómica con sus compañeras. ¿Y quiénes son ellas? Leslie Mann es una actriz probada en la comedia, pero la modelo Kate Upton debutaba aquí a lo grande. "Son tan buena gente, nos reímos mucho", resume Diaz sobre el rodaje. La clave es simple: "No entrar en competición con ellas, sino celebrarlas, y así celebrar lo tuyo propio, lo que puedes ofrecer. Los amigos no están para que digas "eso es lo que querría tener", sino para que te preguntes cómo puedes ser mejor, ser feliz".

Bien es cierto que el vestuario de Patricia Field, responsable de la misma labor en Sexo en Nueva York, definía cada personaje y ayudaba a entrar en calor. Evidentemente el vestuario ayuda, pero si Cameron Diaz ha envejecido bien en pantalla es por razones bien distintas. "No es que no me preocupe hacerme vieja", reconoce. Pero..."no intento ser algo que no soy. No tengo miedo al día en el que llevar una falda corta sea inapropiado. Pero es algo que siento que es mi elección, no la de otro. El propósito de hacerse mayor es crecer y aprender y alejarse de lo que no importa, de lo incidental". Pero sin pastillas o botones mágicos: "Los cuerpos cambian y la gente toma atajos", pero se olvidan de cuidar realmente su cuerpo, "el lugar donde vives y lo único que no se pueden llevar". "No puedes parar el envejecer, no vas a poder volver atrás. Por lo tanto, se trata de cómo ser la persona más fuerte, más capaz, más vital que puedas".

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD