Menú

Cine feminista en Valladolid: historias de abandonadas, prostitutas y adúlteras

La película brasileña Como nuestros padres es lo mejor de una día en la SEMINCI donde la mujer ha sido la protagonista.

(Valladolid)
0
Como nuestros padres. | Priscila Prade

Por si había alguna duda, en la presente edición de la SEMINCI, y al menos hasta el día de hoy, el 90% de las películas proyectadas tienen como protagonista a mujeres. De esta forma, la jornada del martes ha sido invadida por estas historias de mujeres de menor a mayor interés.

La Jeume Femme es una floja película que hace difícil empatizar con su protagonista y su historia, es más, hay que aguantar los 10 primeros minutos para poder seguir mínimamente su historia. La trama se centra en una mujer abandonada cuyo amante la pone en la calle con su gato y sin apenas pertenencias. El espectador va asistir a su particular viaje interior en la búsqueda de su propio yo que le va a costar encontrar, y nada más. Para eso, la debutante Leonor Serraille va a necesitar más de 100 minutos para contarnos una historia, repito, sin ningún interés.

hqdefault.jpg

Tampoco despierta ninguna emoción la georgiana Soy un rayo de sol en la Tierra (Me mzis skivi var dedamicaze), que al menos tiene la delicadeza de contarnos su trama en una hora. Pero que si hubiera sido en media, también lo hubiéramos agradecido igualmente. La historia de una prostituta que mantendrá una relación con un inmigrante de origen africano explotado es la trama de este corto alargado de interés nulo y donde se intenta reflejar esos dos mundos paralelos y marginales que son la prostitución y la inmigración ilegal. Es verdad que no da tiempo a aburrirse, pero la historia hubiera dado más de sí si su directora hubiera tenido algún talento a la hora de narrar.

hqdefault.jpg

Por fin veíamos algo bueno, Como nuestros padres, una producción de origen brasileña, magnífica en todos sus aspectos y donde de nuevo la mujer adquiere todo el protagonismo. Es una historia, que siendo local, podría suceder en cualquier parte del mundo. Una mujer que se busca la vida como puede, que tiene dos hijas y un marido ecologista que no le ayuda en el día a día, y lo que es peor, tampoco aporta demasiado al sustento familiar.

Para colmo su madre en una reunión familiar le va a comunicar que el que ella ha creído hasta ese día su padre no lo es en realidad, sino que es fruto de una aventura. En este momento de caos personal ella tirará para adelante en busca de su futuro y afecto. Lo que podría haber sido un melodrama infumable se convierte en una comedia dramática donde la lágrima y la risa, como la vida misma, es lo natural. Magnífico guión e impresionante la interpretación de su protagonista que hasta el momento podría ser la ganadora de la Espiga de Plata a la Mejor Actriz. Es verdad que todavía falta mucho festival y esperemos que más de una sorpresa. A ser posible, con historias donde los protagonistas sean tanto hombres como mujeres.

hqdefault.jpg

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation