Menú

Calamaro: el último retorno del rockero más bohemio

El argentino ha sembrado la geografía nacional de espectáculos sobrios y potentes, gastando buen rock y recuperando la efervescencia de su público.

0
El argentino ha sembrado la geografía nacional de espectáculos sobrios y potentes, gastando buen rock y recuperando la efervescencia de su público.
Andrés Calamaro, en un concierto reciente | Efe

Andrés Calamaro colgó este jueves el cartel de "No hay entradas" en Barcelona. La etapa española de su última gira, Bohemio Tour 2014, que arrancó el 16 de mayo en San Sebastián, finaliza este sábado en Mallorca, en el Parc de N'Hereveta de Porreres.

Durante estos dos últimos meses, el argentino ha sembrado la geografía nacional de espectáculos sobrios y potentes, gastando su rock característico y recuperando la efervescencia de un público que, quizás, no acabó de comprender trabajos como La lengua popular y, sobre todo, On the rock. Su último disco, Bohemio, recibió el aplauso de la crítica y, sobre todo, el calor del respetable, ese conjunto de feligreses que ha llenado las salas y que ha convertido, a base de coros y palmas, en clásicos canciones como "Rehenes", "Cuando no estás" o "Bohemio". Por otro lado, la comunión de Calamaro con su -ya no tan- nueva banda es total. En definitiva, el artista cotiza musicalmente al alza en un tiempo en el que la música rock y, en especial, la que se hace en el idioma de Cervantes y José Hernández, está infestada de números rojos, escenarios vacíos y discos apilados en almacenes.

Si bien el Bohemio Tour constaba -aún consta- de un guión más o menos fijo, Calamaro ha jugado con el orden de los temas, empleando en ocasiones diferentes maquillajes y evitando que el repertorio sea una mole petrificada.

Este jueves, en la sala Barts barcelonesa, el show arrancó con "Los aviones" y "Bohemio", siendo protagonista un sonido de corte acústico que reventó en rock puro con "A los ojos" y "Todavía una canción de amor", de cuando Los Rodríguez. "Rehenes", "Nacimos para correr" y "Cuando no estás" fueron el resto de representantes de su último disco. La mascletà de grandes éxitos la reservó para el final: con "Estadio azteca", "El salmón", "Sin documentos" o "Flaca", el artista recordó que es el autor de algunas de las canciones más importantes del rock en español de los últimos tiempos.

Así, Calamaro se despide de los escenarios españoles este sábado. Su próximo proyecto pasa por México, donde actuará junto a Enrique Bunbury en octubre. El público mexicano disfrutará del que será, sin ningún tipo de dudas, uno de los espectáculos rockeros más destacados de año.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD