Menú

Cultura pide a la Audiencia Nacional intervenir temporalmente la SGAE

Guirao, por su parte, ha anunciado que si la SGAE "se pone al día" antes de que intervenga el juez, "todo estará solucionado".

0
Guirao, por su parte, ha anunciado que si la SGAE "se pone al día" antes de que intervenga el juez, "todo estará solucionado".
Interior del Palacio de Longoria, sede de la SGAE en Madrid. | C.Jordá

El presidente de la SGAE desde el 26 de octubre, el músico José Ángel Hevia, ha asegurado que le ha sorprendido la petición del Ministerio de Cultura a la Audiencia Nacional de intervención judicial de la entidad, pese a lo cual no se plantea dimitir: "Lo que procede es estar con valentía haciendo frente al quehacer diario", ha dicho a Efe. También ha asegurado que solo conocen la petición de intervención por los medios y que ha sido para él "una sorpresa", a pesar de que "de alguna manera" venía "anunciándose", en referencia a los 13 requerimientos, el apercibimiento y las declaraciones al respecto del ministro en los últimos días. "En el momento en que un juez determine que tenemos que irnos, no solo el presidente sino la junta directiva estaremos a lo que determine la legalidad. Ante una orden judicial no tendremos ningún problema en entregar las llaves de la casa", ha añadido.

Sus declaraciones contrastan ligeramente con el mensaje transmitido por el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, que ha subrayado este lunes que si la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) se "pone al día" antes de que el juez de la Audiencia Nacional decida sobre la petición de intervenir este organismo, todo se habrá solucionado.

Guirao, en declaraciones a los periodistas en Córdoba —donde ha asistido al acto de entrega de las medallas de oro al mérito en las bellas artes— ha justificado la presentación de esa solicitud a la Audiencia Nacional porque asegura que no ha habido posibilidad de arreglar el problema de la SGAE de otra manera.

No ha aventurado plazos para la decisión de la Audiencia porque ha subrayado que le compete al juez correspondiente, pero al comentarle que el presidente de la SGAE, Jose Ángel Hevia, ha asegurado que tienen intención de ponerse al día, le ha instado a que lo haga pese a que los antecedentes demuestren que no ha habido hasta ahora voluntad para ello.

Por su parte, el cantautor José Luis Perales ha considerado hoy "justa" y "urgente" la solicitud. En declaraciones a los periodistas en Córdoba, tras recibir la Medalla de Oro a las Bellas Artes, Perales ha calificado de "urgentísimo" la intervención de la SGAE ya que "no se puede permitir que la SGAE funcione de esa manera con un consejo de administración que sea la propia gente que produce el dinero y nada más", ha reiterado Perales.

La solicitud

Guirao solicitó el pasado viernes a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, a través de la Abogacía General del Estado, autorización para intervenir de forma temporal la SGAE. Además, ha solicitado la medida cautelar de remoción de sus órganos de gobierno.

La medida, según un comunicado de Cultura, se adopta conforme al artículo 192.9 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI), en el marco del procedimiento de revocación de la autorización de la entidad de gestión que el Ministerio inició con el apercibimiento emitido el pasado mes de septiembre.

Si el juez autoriza su petición, Guirao nombrará un gestor interino constituido bajo la forma de una comisión, según establece la ley.

Esa comisión, que asumiría las funciones legales y estatutarias de los órganos de gobierno de la entidad removidos, tendría como objetivo "regularizar" el funcionamiento institucional de la entidad, "clarificar" su gestión e "implantar" cuantas medidas fueren necesarias para cumplir "las obligaciones legales previstas en la normativa vigente en materia de propiedad intelectual".

La SGAE tendría que haber presentado ante Cultura y Deporte la solicitud de aprobación de modificación de sus estatutos, previamente aprobada por su asamblea general, según lo establecido por la ley.

Además, la entidad tendría que haber constituido una junta directiva a través de un procedimiento que garantizara el respeto de todos los derechos reconocidos a sus miembros, incluido el ejercicio del derecho al voto electrónico.

A ello se une que la SGAE debería haber adoptado las medidas que permitieran que el reparto -correspondiente al ejercicio 2018- de los derechos por la comunicación pública de obras de su repertorio en televisión cumpliendo con lo dispuesto en la ley y que ese reglamento de reparto se ratificara en su asamblea general.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios