Menú

'Finito de Córdoba': "Nunca me ha costado descolgar el teléfono y aclarar las cosas con ciertos periodistas"

El torero cumple 30 años de alternativa en 2021 y habló en esRadio de cómo afronta esta temporada y los problemas del sector.

0
Es Toros: Finito de Córdoba, 30 años de alternativa en 2021 Es Toros

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El torero cumple 30 años de alternativa en 2021 y habló en esRadio de cómo afronta esta temporada y los problemas del sector.
Finito de Córdoba | Cordon Press

Juan Serrano Finito de Córdoba cumple en 2021 treinta años de alternativa. El 23 de mayo de 1991 se doctoró en el coso de Los Califas cordobés de la mano de Paco Ojeda y con Fernando Cepeda de testigo. El toro, un pupilo burraco de Torrestrella de nombre Infundioso. Finito llega a las tres décadas como matador de toros con ganas de celebrar la efeméride, si la pandemia del coronavirus lo permite, y siendo artífice de una de las faenas más cantadas de la extraña temporada de 2020 en la que indultó a Doctor de Zalduendo en Antequera.

El torero habló en el programa Es Toros de esRadio de la situación del sector taurino, de su último triunfo en Antequera, y de otros asuntos como su polémica ausencia en la corrida de la hispanidad de Córdoba. "Es una situación muy compleja la que estamos viendo", comentó Finito sobre cómo afecta la pandemia al mundo del toro. Cree que "como ocio nos vemos mucho más afectados". Al matador de toros le "entristece" por los "ganaderos, la gente de campo" que tienen que mandar al matadero a "tantas cabezas de ganado". Contó que el año pasado ha toreado muchos toros en el campo "que tenían que haber ido a plazas como Madrid, Bilbao, Sevilla o Pamplona".

Finito aseguró que tiene "esperanza" pero cree que "siendo realista" ve "muy difícil" la situación por "como está el sector". Ha visto que "se ha vuelto a demostrar que no existe la unión" y que "mientras no haya esa unión masiva no se va a solucionar nada" porque el del toro "es un mundo creado por intereses propios y cada uno vamos por nuestro camino y según te vengan las cosas haces más o haces menos". Piensa que "el problema de todo esto es que el mundo de la tauromaquia vive en una nube" y en este sentido cree que "tenemos que ser realistas, tener los pies en la tierra y a partir de ahí sentar unas bases y si hay que cambiar o exponer cosas y aportar ideas para llegar a un punto intermedio en el que todos salgamos favorecidos".

Una de las cosas que más critica el torero es que siempre salen "favorecidos cuatro o cinco o un 10%". A Juan Serrano no le "basta" porque "detrás hay mucha gente que lo está pasando muy mal y que necesita que no decaiga este mundo de la tauromaquia". "Es muy triste que haya tenido que llegar esta maldita pandemia para que estemos hablando de esto cuando el problema es que, aunque no hubiese llegado esta pandemia, esto ya sucedía", apuntó.

El torero pide "soluciones y verdades" y quiere que se "mire a uno a los ojos delante de muchos compañeros, empresarios, apoderados, ganaderos, toreros… una asamblea masiva donde nos hablemos a la cara". "En los 34 años que llevo como torero afortunadamente he vivido cosas maravillosas y tengo mucho que agradecer a mucha gente de este sector, pero conozco a todo el mundo, he pasado por muchas manos y he tratado con mucha gente. Me he visto más abajo, en la parte media y en lo más alto. Como conozco todo y sé como actúan y cómo se hacen las cosas", dijo. En este sentido añadió que quiere "tener la satisfacción de que te lo digan a la cara y que cuenten las verdades".

Sobre esta cuestión el diestro se explayó. Dijo que "el tema de oficinas y negociaciones es otro mundo que desconoce el propio aficionado" y que "eso también sería importante esclarecerlo en muchas ocasiones y que la persona que se sienta en un tendido sepa la manera en la que nos vamos a jugar la vida unos toreros y otros". Finito aseguró que "sería también importante" porque "al final la exigencia para uno puede ser la misma que para cualquier otro de los que pueden estar arriba y, en cambio, hay muchas cosas que no son equitativas, ni en cuanto a cuadrillas, ni sueldos, ni cotizaciones".

Finito de Córdoba también habló de la crítica taurina y cómo le han influido. Dijo que "siempre es una satisfacción tremenda que pasen los años, que pueda seguir estando en activo y que afortunadamente un porcentaje elevado en la prensa esté a nuestro favor o, mejor, que se hayan dado cuenta de la clase de persona y torero que uno es". "Al final, para bien o para mal, nadie me va a descubrir a estas alturas", añadió.

El matador de toros comentó: "Siempre he llevado mi carrera con una fidelidad tremenda a un concepto y a unas formas que elegí siendo un niño y de eso es de lo que más orgulloso me siento. No soy un hombre numérico ni de estadísticas, procuro pensar en el día a día, tarde a tarde, toro a toro porque, al final, es de lo que uno se alimenta". Finito apuntó que "la satisfacción obviamente existe porque está claro que a lo largo de mi carrera siempre he tenido a la crítica muy dividida y, ahora, sí que es verdad que me muestran mucho más afecto y más afinidad".

"A nosotros no nos molesta cuando se nos critica para bien, sabiendo que podemos dar más de sí y no lo hemos hecho", explicó Juan Serrano. "Siempre me ha preocupado y molestado mucho la crítica con falta de respeto. Soy una persona con carácter y cuando leo lo que dicen unos y otros, cuando he visto algo que me ha incomodado… Ahora, si aprovechas esa tarde menos buena para faltarme el respeto por ahí no paso. Nunca me ha costado descolgar el teléfono y aclarar las cosas con ciertos periodistas", remarcó.

Polémica ausencia en Córdoba

La tierra de los Califas del toreo hace años que ha perdido su influencia en el mundo del toro, aunque desde la llegada de un nuevo empresario José María Garzón al coso cordobés parece que empieza a salir del letargo. En la pasada temporada el empresario sevillano fue uno de los más activos dando una corrida en El Puerto de Santa María en agosto, por la que fue criticado dentro y fuera del sector, y la única que se dio en plaza de primera el día de la Hispanidad en Córdoba.

Este festejo, que finalmente quedó en un mano a mano entre José Antonio Morante de la Puebla y Juan Ortega con toros de Jandilla, levantó gran expectación y fue uno de los hitos de 2020. Finito de Córdoba apuntó que para rescatar la afición en la ciudad andaluza hay que "trabajar intensamente" y que el festejo de la Hispanidad "fue un éxito. Sin embargo muchos aficionados cordobeses echaron de menos su presencia en el cartel.

finito-cordoba-indulto-antequera.jpg
Finito de Córdoba en un momento de la faena al toro 'Doctor' de Zalduendo en Antequera.

El torero, que está a cuatro meses de celebrar su treinta aniversario de alternativa en Córdoba y que espera "llegar a un acuerdo con la empresa", argumentó que la del año pasado "fue una corrida magnífica, una tarde preciosa, pero el 100%, e incluso el cartel, lo figuraban toreros y personas de Sevilla". Cree que "tiene que haber otra tarde donde figuren los toreros de Córdoba". Dijo que él se excluye porque "afortunadamente he toreado mucho en mi tierra y lo que he sido capaz de realizar aquí ya queda ahí históricamente escrito pero sí a todos los compañeros, todos los toreros cordobeses pues darle sus sitio".

Finito de Córdoba también aseguró que lo que el empresario hizo con él fue "una falta de respeto". Contó que "cuando yo hablo con mi apoderado, Garzón queda con él en el mes de agosto en el Puerto de Santa María para hablar de la negociación de esta tarde y se llevó seis semanas donde no se sentó nunca con él". "Eso sí me parece una falta de respeto y ese es el dolor que uno tiene", dijo el torero.

"Yo me podría haber sentado con el señor Garzón y no llegar a un acuerdo en cuanto a ganadería o un tema económico; se puede dar una explicación y está en su derecho él como empresario y yo como torero. No nos ponemos de acuerdo como ha sucedido cientos de veces y no pasa nada. Pero, el hecho de que te tengan mareando tanto tiempo, no te den una respuesta y luego salga el cartel que salió... No pudo suceder y estas son las cosas que me hacen daño, la falta de palabra que existe. Eso es tremendo porque es una profesión muy de hombres, de verdad, muy pura delante del toro pero, una vez que nos quitamos el traje de luces, somos lo peor. Y eso no va conmigo", añadió.

El indulto de Antequera

De los pocos festejos celebrados en la pasada temporada por culpa de la pandemia del coronavirus uno de los que más se ha hablado entre los aficionados es la corrida de Zalduendo en Antequera del pasado 9 de octubre enmarcada dentro de la Gira de la Reconstrucción promovida por la Fundación Toro de Lidia. Finito de Córdoba, que sustituyó a Sebastián Castella tras el anuncio de su retirada, indultó al toro Doctor de la divisa de la Z.

"Siempre hay cosas para recordar en los momentos más difíciles y entre ellas la tarde de Antequera", dijo el matador de toros. Recordó que "fue un día muy bonito" y que estaba preparado porque estaba lidiando mucho en el campo y llegó como si hubiese estado "en una temporada normal". El apoyo que ha recibido tras esa tarde le ha hecho "mucho más fuerte" y le ha ayudado a "no perder la esperanza y la fe en que esto algún día pueda estabilizarse y llegar a la normalidad".

También habló del vestido que estrenó esa tarde y que ha sido muy reconocido. Contó que se lo eligió su mujer, la presentadora y actriz Arancha del Sol, y que eso le ha dado suerte porque las dos veces que le ha elegido el terno ha indultado un toro.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD