Menú

Tyson Pérez, la 'bestia' que viene en el baloncesto español

Tras su descollante rendimiento en EBA, LEB Plata y ahora en LEB Oro, el ala pívot está en todos los radares del panorama nacional.

0
Tyson Pérez muestra su juego

A todos aquellos que sigan las competiciones organizadas por la Federación Española de Baloncesto, no les hará falta presentación con el protagonista de esta historia. Pero para aquellos que fuera de la NBA, la Euroliga o la Liga Endesa no tengan puesto su foco, apunten un nombre: Tyson Pérez es el nuevo fenómeno del baloncesto español. Su proyección parece inacabable, y ha pasado de jugar en la amateur Liga EBA hace dos temporadas a ser internacional sub 22 con España y uno de los dominadores de la LEB Oro, segunda categoría nacional, después de no atender a alguna oferta de la ACB este mismo verano. A José Miguel Pérez Balbuena (Santo Domingo, República Dominicana, 29 de enero de 1996), su padre le apodó con el apellido del mítico boxeador Mike Tyson, erróneamente llamado en España el terror del Garden, quizá porque estaba predestinado a atemorizar rivales, por más que el baloncesto le llegara tarde. Esta es la historia del jugador que no para de derribar barreras en el baloncesto nacional, y cuyos 18’3 puntos y 9`9 rebotes por partido en la actual campaña en las filas del Real Canoe hacen que todos los radares de los grandes del baloncesto nacional estén puestos sobre él. "Creo que me adapto bastante rápido a cualquier situación y no noto mucho el salto de categoría", reconoce. Enseguida, el lector podrá remitirse a los hechos.

Como en el caso de tantos otros dominicanos, su familia decidió buscar mejores oportunidades en España, siendo en 2005 cuando Ramona Balbuena llegaba con sus hijos Carolina y José Miguel a Sada, localidad coruñesa famosa por el señorial Pazo de Meirás que mandara construir la escritora Emilia Pardo Bazán y que fuera durante años residencia veraniega de Francisco Franco, a cuya familia sigue perteneciendo el inmueble. Una vez en tierras gallegas, Tyson jugó al fútbol y al tenis, y tuvo un primer acercamiento fallido al baloncesto, donde no pareció gustarle demasiado la gran exigencia de su primer entrenador, con el que apenas duró unos días. "No sabía nada de baloncesto, así que me asusté un poco y lo dejé", señala a Libertad Digital. No sería hasta los 15 años cuando volvería a flirtear con la pelota naranja, empezando ahí una de las mejores progresiones que ha dado la canasta nacional recientemente. Lo hizo en un club, el Santo Domingo de Betanzos, que aún hoy sigue tutelando su progresión. Su entonces entrenador, Javier Codesido, no puede olvidar que aquel chaval que renegara en su día del baloncesto parecía reconvertido, con hambre voraz. No en vano, en su último entrenamiento juntos Pérez le dejó un involuntario recado en forma de codazo que aún hoy queda retratado por la cicatriz que los 9 puntos de sutura dejaron en el rostro de Codesido.

Poco a poco pasaron las temporadas, ante la evidencia de que ahí había un jugador al que La Coruña se le empezaba a quedar pequeña. Siendo aún junior, la inesperada salida en 2014 del pívot Alberto Sáiz del equipo EBA de Betanzos obligaba a apostar por el joven Tyson, que empezó a entrenar como alero pero hubo de estrenarse como interior en su debut con los mayores, cumpliendo a un nivel más que aceptable, con 8’2 puntos y 6’7 rebotes de promedio. Sin embargo, esos registros quedarían en nada en su siguiente temporada, cuando comenzó a dominar en EBA firmando, con apenas 19 años, 15 puntos y 11 rebotes por juego. Tal fue su impacto que, pese a ser una categoría amateur, llamó la atención de uno de los grandes maestros del baloncesto nacional. Así, una mañana de domingo se presentó en Betanzos Pepe Laso con el claro objetivo de empezar a trabajar con lo que consideraba un diamante en bruto. El entrenador vasco, alejado ya entonces del trabajo colectivo, aunque vinculado al Real Canoe, veía en la progresión del dominicano un reto que aún le emocionaba, y así se lo hizo saber a su entorno gallego: tenía un plan con Tyson, pero este pasaba por el traslado a la capital de España. Su equipo aceptó, pero fue visionario, pues los derechos del jugador siendo perteneciendo todavía hoy al club coruñés, que lo ha ido cediendo las últimas temporadas, y que será el que cobre los derechos de formación cuando más pronto que tarde su joven perla firme su primer gran contrato profesional, seguramente el próximo verano.

TysonPerez-matedebutenEBA.jpg
Pérez machaca el aro el día de su debut en Liga EBA con el Betanzos. | Archivo

Así, durante el verano de 2016, Pérez deja atrás Galicia para unirse al Eurocolegio Casvi de la Liga EBA a ojos de la opinión pública y la licencia federativa, aunque la verdadera razón del salto es empezar un plan específico de trabajo con Pepe Laso, empecinado en conseguir sacar lo máximo del potencial que observaba aquel atlético jugador del Santo Domingo de Betanzos. Bajo la tutela del entrenador alavés, con múltiples sesiones de técnica individual, la estrategia se marca a tres años vista, en los que Tyson, si todo sale como está establecido, irá quemando etapas para convertirse en un profesional del baloncesto, y quién sabe a qué nivel. Y a la postre, la progresión resulta meteórica. En su debut en la capital, lleva al Casvi a las puertas del ascenso a LEB Plata, con unos estratosféricos promedios de 19’1 puntos y 10’9 rebotes, que se disparan hasta 25 tantos y 13 rechaces en la fase de ascenso, donde los madrileños se quedan a solo un triunfo del salto de categoría. Su dominio de la zona es devastador, aunque su capacidad para abrir el campo, como buen ala-pívot moderno, queda más entredicho por su 27% en tiros de 3 durante el curso. Había ahí pues, una vía de escape en la que trabajar. Pero una vez en la capital, más de un radar de equipos de nivel empezó a mirar a Tyson, al que empezaron a lloverle ofertas de categoría superior, ante la evidencia de su rendimiento.

Y sin embargo, el siguiente paso era de cajón: seguir en Madrid, seguir con Pepe Laso. "Tenía claro que debía ser así. Trabajamos de todo, pero sobre todo técnica individual, con mucho bote y tiro, aunque este año estamos metiendo bastante táctica también", aclara Pérez, para quien la mejor opción se convirtió en el Real Canoe, cuyo ascenso a la LEB Plata resultó providencial para que los planes del sabio vitoriano siguieran cuadrando. "Laso quiere para él algo parecido a una NCAA, como tres años de formación, con ese primero en Casvi y ahora dos en Canoe trabajando mucho. Laso ve su crecimiento y cree en él, y yo creo que la apuesta que han hecho es buena, porque Tyson sabe que para ganar dinero siempre va a tener tiempo", afirma Miguel Ángel Aranzábal, entrenador de Pérez en el club de la calle del Pez Volador.

tyson-perez-ld-07112018-14-12.jpg
Pérez machaca el aro en el pabellón de Pez Volador. | David Alonso Rincón

En todo caso, la LEB Plata era una gran prueba de fuego, ante el estreno en una nueva categoría de nivel indudablemente superior… Y a la que el dominicano puso a sus pies, pues si sus 16 puntos y 9 rebotes en la liga regular resultaron impactantes, su playoff fue sencillamente de película. Canoe logró ascender superando tres eliminatorias con factor cancha en contra de forma sucesiva ante La Roda, Albacete y HLA Lucentum Alicante, las dos últimas resueltas en el quinto partido, y con Tyson dominando a su antojo con 18'5 tantos y 12'9 rebotes para firmar un ascenso tan inesperado como memorable. Allí le sufrió Jorge Lafuente alero de los alicantinos, que recuerda para LD su exhibición como algo "espectacular, liderando buena parte del peso del equipo sobre sus hombros y sin amilanarse nunca ni echarse para atrás. No paró de crecer en todo el año. Tiene un don especial y además juega intenso, por lo que anota fácil y rebotea muchísimo".

tysonperez-alicante-playoff.jpg
Pérez (derecha), durante el playoff de la temporada pasada ante Alicante. | FEB

Este mismo verano ya ha tenido propuestas para jugar en la Liga Endesa, pero, una vez más, el plan establecido no se ha alterado ni un ápice: renovación en Canoe para seguir creciendo y demostrar que en un tercer escalón respecto al que estaba hace las mismas temporadas, también puede dominar. "Lo tenía muy claro. Hablé con Pepe, al que hago mucho caso, y según él me faltaba un año trabajando más y por mi parte estaba claro que iba a seguir". La elite nacional, por tanto, esperará hasta el próximo curso, cuando ya será imposible aparcar lo evidente. De momento esta temporada suma partidos descollantes, como los 25 puntos y 17 rebotes ante el filial del Barça, o los 21 y 14 ante el TAU Castellón, y sus medias vuelven a estar cerca de ser el 'Mr. 20-10' del baloncesto nacional, como en su día lo fue Elton Brand en la NBA. En la última jornada, 19 tantos y 14 rechaces frente al Levitec Huesca para propulsar a los amarillos a su quinto triunfo de la temporada.

Ahora, mientras llama a las puertas de los mejores, y con su rendimiento impresionando en la segunda categoría nacional, falta terminar de pulir detalles. Uno, la defensa, para algunos su punto más débil. Otro, quizá definirse como un ‘3’ o un ‘4’, donde la mejora en el tiro será crucial para tomar la decisión, con su porcentaje de triples mejorando hasta el 33%, pero aún con margen de mejora. "Uno de los factores por los que trabajo con Pepe es para abrirme al ‘3’. Estoy entrenando para ello y ya juego algún minuto y la idea es poco a poco hacerme un alero", confiesa Tyson, aunque para Aranzábal, su actual técnico, el debate no está claro: "Yo creo que es más ‘4’ que ‘3’, que genera más ventaja ahí. Me acuerdo que tuvimos en Canoe a Jan, el hijo de Fernando Martín, que era un gran ala pívot que se salió en EBA. Y lo fichó el Estudiantes e intentó ponerlo de 3 y se perdió. A Felipe Reyes el primer año de EBA el Estu también lo puso de 3, y claro, se chocaba. A veces nos obsesionamos mucho con posiciones. Sé un buen jugador, que domine las mayores facetas del juego y jugarás de lo que quieras. Y él no tiene límites, mejora día a día", sentencia.

tyson-perez-ld-07112018-14.jpg
Pérez, pensativo ante un futuro que se promete esplendoroso. | David Alonso Rincón

A todo esto, el interés por él no es ya sólo de futuros pretendientes a modo de club. España y República Dominicana le cortejan como futuro internacional de ambos países. De momento, el pasado verano estuvo en la concentración de la sub 22 que organizó Sergio Scariolo en Guadalajara, destacando junto a otros talentos como Francis Alonso o Jonathan Barreiro, pese al interés dominicano en contar ya con él. "Era la mejor opción, porque la posibilidad de Dominicana era también con la B", afirma, por más que la elección no sea definitiva, al no haber debutado aún oficialmente con ningún país, admitiendo que, llegada la encrucijada, "no sé aún cómo la gestionaría, pero es algo que me queda lejos de momento". Y es que la cabeza de Tyson parece muy bien amueblada, pese al ruido creciente en torno a su figura. Asevera Miguel Ángel Aranzábal que "está muy aislado y tiene muy claras sus ideas. Este verano ha tenido ofertas de ACB, de fuera de España, de todo… Y él tenía muy claro que se quedaba, casi sin saber si salíamos en Oro ya nos dio su palabra de quedarse incluso en Plata. Es un tipo de palabra. Y tenía muy claro que quería seguir apostando un año más por su formación, por entrenar mañana y tarde. Es un tipo tranquilo que quiere este entorno para progresar".

Apunten su nombre. Tyson Pérez está a punto de tirar abajo la puerta de la elite del baloncesto nacional. Y cuando lo haga, amenaza con que será para quedarse.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios