Menú

José Legrá, hospitalizado en Madrid con coronavirus

El dos veces campeón mundial del peso pluma, de 77 años, lleva muchos meses viviendo en una residencia de ancianos.

0
El dos veces campeón mundial del peso pluma, de 77 años, lleva muchos meses viviendo en una residencia de ancianos.
José Legrá, en una imagen reciente. | Gtres

El mítico exboxeador cubano José Legrá se encuentra ingresado en el hospital Gómez Ulla de Madrid afectado con síntomas de coronavirus, aunque, según han confirmado fuentes de su entorno, permanece en planta.

Leyenda del boxeo, Legrá fue doble campeón mundial del peso pluma y siete veces de Europa. El Puma de Baracoa, de 77 años, fue todo un fenómeno social en España durante la década de los sesenta y setenta. Como informó Manuel Román en Chic el pasado mes de octubre, el púgil llevaba unos años viviendo en una residencia de ancianos de la capital de España tras haber dejado su piso del barrio de Las Ventas.

Pepe Legrá lleva casi 60 años viviendo en España: abandonó Cuba en 1963, al no poder practicar el boxeo en la isla debido a a prohibición del régimen comunista de Fidel Castro, y emigró a nuestro país —"con un traje y unos zapatos de verano", como él mismo confesó en más de una ocasión— para empezar a labrarse un futuro en el pugilismo profesional de la mano de Kid Tunero.

Uno de sus combates más recordados fue el que disputó en julio de 1968 ante el galés Howard Winstone en el Coney Beach Arena de Porthcawl —ya con la nacionalidad española—, venciéndole por KO técnico en el quinto asalto y proclamándose por primera vez campeón del mundo del peso pluma en versión de Consejo Mundial de Boxeo.

Legrá fue un boxeador de estilo fino, que en sus combates bailaba constantemente sobre el ring, lo que producía el desconcierto de sus adversarios y la admiración de los aficionados. Muy característica también fue su verborrea anterior a los combates, similar a la del mítico Cassius Clay (Muhammad Ali). De hecho, en el Reino Unido donde realizó varios combates y gozaba de la admiración del entendido público británico, lo conocían como el pequeño Cassius Clay.

Retirado en 1973 con 30 años y un balance de 133 victorias, 11 derrotas y cuatro nulos en 148 peleas, el hispano-cubano malgastó buena parte de su fortuna y también se embarcó en negocios un tanto dudosos que le acabaron llevando a una delicadísima situación económica. "Gané casi cuatrocientos millones de pesetas, pero puse negocios que fueron mal o regular", confesó el Puma de Baracoa.

Ahora, 47 años después de su adiós a los cuadriláteros, José Legrá Utría afronta un nuevo combate, contra el Covid-19, del que espera salir victorioso.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios